La conclusión de este sello es: lo dejamos aterrizar en Jamaica pero no se le ocurra hacer nada más. Respire, métase a las playas, recorra las calles de Kingston y visite la casa de Bob Marley. NADA MÁS. Ah, y váyase en menos de un mes.

Inmigración: Aeropuerto Internacional Norman Manley de Kingston, Jamaica
Inmigración: Aeropuerto Internacional Norman Manley de Kingston, Jamaica
Inmigración Jamaica (Cortesía: Pierre Thirion)
Inmigración Jamaica (Cortesía: Pierre Thirion)