69 fotos de Mascate (Omán), la ciudad más antigua del Golfo Pérsico

Los viajes, como la vida misma, están llenos de esas sorpresas que salen de la nada, aterrizan en tus narices y simplemente te dejan con la boca abierta. Y eso fue exactamente lo que me pasó el año pasado cuando, sin esperar mucho y sin siquiera haberlo planeado mucho, Omán se convirtió para mí en uno de esos lugares que te deslumbran y te devuelven la esperanza en que las cosas se pueden hacer bien.

Todo comenzó en un viaje cuyo destino principal era la India.  Y digo principal porque allá estaba viviendo mi hermano y había que visitarlo.  Mi tía y yo decidimos armar maletas y recorrer literalmente medio planeta para ver al niño de la casa.  Aquí tengo que confesar que a mí India no me producía absolutamente nada…  no me llamaba la atención e incluso era uno de esos lugares que nunca quise conocer.  Tal vez porque nunca he sido muy fanático de Asia, tal vez porque me habían dicho que era un gran caos… no sé, simplemente no me llamaba la atención.

Pero no estamos aquí para hablar de India – y a ese país le dedicaré una entrada después – sino para hablar de Omán.  El trato con mi tía era el siguiente:  yo la acompañaba a India y ella me acompañaba a Omán. ¿Pero por qué Omán?  Buena pregunta.  Ni yo tengo una respuesta.  Varias cosas influyeron para que termináramos en ese extremo poco conocido del mundo árabe. Primero, precisamente ese desconocimiento de Omán lo hacía atractivo para mí.  No sabía qué esperar, no sabía qué iba a encontrar y la información turística era bastante limitada.  Punto a favor de Omán porque eso significaba que no íbamos a encontrarnos hordas de turistas invadiendo todos y cada uno de mis espacios. Segundo, era el único país de la zona que, como colombianos, nos daba la visa a la llegada al aeropuerto internacional de Mascate…  un trámite menos.  Y tercero, y tal vez lo más importante, como me gustan los países extraños, Omán era un candidato perfecto.  Conclusión, el 1 de enero del año pasado estábamos montados mi tía, mi hermano y yo en un vuelo de Mumbai a Mascate y yo era un niño feliz.

Llegamos a Mascate y la ciudad, literalmente, me invadió.  Claro, debió ayudar el hecho de que veníamos de India, un lugar con el que no tuve conexión de ningún tipo.  Mascate era limpia, civilizada, hermosa, llena de flores y árboles – a pesar de estar en medio del desierto -, acogedora, organizada y sobre todo, amable.  Era una ciudad cuya estética te impactaba y además, era una ciudad con alma… con un alma que tú sientes desde que llegas.  Luego me daría cuenta de lo importante que es el alma en una ciudad cuando llegué a Dubai y me di cuenta que alma era lo único que no había…  básicamente porque el alma no se compra con dinero.  Mascate era una ciudad moderna pero que al tiempo conservaba toda la tradición histórica e islámica.  Siendo la primera ciudad fundada en la península arábiga, se sentía el peso de los años en sus calles.  Durante el día era una ciudad cosmopolita con mercados llenos de vida, autopistas y cafés.  Al caer la noche, la ciudad se transformaba con el inicio del llamado al rezo que se oía por todas partes.  El tono particular de la luz del sol en el “invierno” omaní hacía que uno se transportara a algún cuento de las mil y una noches.  Se respiraba la tranquilidad y la paz del Islam.

Mis días en Omán transcurrieron entre mezquitas, mercados, caminatas al lado del mar, parques, palacios y museos.  Y claro, algunas cosas me impresionaron más que otras.  Primero, el palacio del Sultán.  Y claro, uno oye la palabra “Sultán” y se imagina un palacio gigantesco con cúpulas de oro y 192873 habitaciones.  Pues no, este Sultán podría tener toda la plata del planeta pero su palacio era bastante modesto.  Hermoso, pero modesto.  Ubicado a un par de colinas de Muttrah – la parte más antigua de Mascate -, el palacio está al lado del mar y es una edificación de no más de 3 pisos con unos jardines que te dejan con la boca abierta alrededor.  Y esto nos lleva al segundo punto que me impactó: la seguridad. ¿Cuántos guardias había en el palacio del Sultán? La respuesta es fácil: ninguno.  Incluso, si bien la entrada principal tiene un par de rejas, éstas no son lo suficientemente altas ni seguras como para impedir que un psicópata entre a matar al sultán.  Más allá, las entradas laterales del palacio están abiertas de par en par…  aunque ni siquiera debería usar la palabra “abiertas” porque eso implicaría que hay puertas que en el lugar son inexistentes.  Un turista desprevenido como yo puede simplemente seguir caminando y entrar a los dominios del Sultán sin siquiera saberlo.  Lo anterior, en sí mismo, es una prueba inequívoca de la satisfacción que existe en el país con su monarca.  Y esa satisfacción se ve por todas partes.  En la ciudad no hay indigentes, no hay pobreza y a pesar de que no existe la abundancia extrema que sí hay en Emiratos Árabes, el país, en términos generales, tiene una calidad de vida bastante alta.

Una de las conversaciones que más me impactó fue con un inmigrante indio en el mercado de Muttrah.  Al preguntarle cuál era su opinión del Sultán, su respuesta fue algo así: “en India no tenía salud, aquí tengo todo lo que necesito y sólo debo pagar el equivalente a 1000 pesos colombianos (aproximadamente 50 centavos de dólar de Estados Unidos) al año por salud. Mis hijos van a la escuela gratis y tengo acceso a todos los servicios que provee el Estado para sus ciudadanos.  En India era pobre, aquí tengo la misma calidad de vida de los omaníes”.  Y sí, calidad de vida es lo que hay.  Las calles no tienen huecos, los carros se detienen para que tú pases, nadie pita, nadie te grita, nadie te quiere estafar, nadie te roba.  Incluso, mi hermano dejó sin querer su equipo fotográfico que vale varios miles de dólares en pleno centro de Mascate mientras caminábamos frente al mar y luego de 20 minutos, cuando se acordó que lo había dejado, volvió al lugar y ahí estaba, intacto, como si nada hubiera pasado.  Los reto a que hagan eso en Bogotá, Buenos Aires o Ciudad de México.

En fin, Mascate es una ciudad hermosa y Omán un país mágico.  Si me preguntan, el lugar está en mi Top 3 con Sudáfrica y Nueva Zelanda.  Así que si algún día tienen la oportunidad de visitar Mascate,  no lo duden ni un segundo.  Además, el pasaje no vale más de 40 dólares en avión desde Dubai.  Los dejo entonces con 69 fotos de Mascate, la capital de Omán.  Espero que al menos a través de imágenes, la ciudad los cautive como a mí.

Avión de Oman Air en algún del Índico entre Mumbai y Mascate
Avión de Oman Air en algún del Índico entre Mumbai y Mascate
La costa desértica omaní minutos antes de aterrizar en Mascate
La costa desértica omaní minutos antes de aterrizar en Mascate
Aviones de Oman Air en el Aeropuerto Internacional de Mascate al atardecer
Aviones de Oman Air en el Aeropuerto Internacional de Mascate al atardecer
Vista nocturna de la Bahía de Muttrah en el centro de Mascate. A la izquierda se ve el minarete de la Mezquita de Muttrah.
Vista nocturna de la Bahía de Muttrah en el centro de Mascate. A la izquierda se ve el minarete de la Mezquita de Muttrah.
Señal de tránsito con las flores que adornan todo Mascate
Señal de tránsito con las flores que adornan todo Mascate
Vista nocturna de la Bahía de Muttrah. Al fondo el yate privado del Sultán.
Vista nocturna de la Bahía de Muttrah. Al fondo el yate privado del Sultán.
Zona de negocios en Muttrah en el centro de Mascate
Zona de negocios en Muttrah en el centro de Mascate
Torre del Reloj en el centro de negocios de Muttrah
Torre del Reloj en el centro de negocios de Muttrah
Construcciones en el centro de Mascate
Construcciones en el centro de Mascate
Omán (10)
Autopista perimetral de Mascate con destino al Palacio del Sultán
Omán (11)
Escultura de un barco tradicional omaní en una de las autopistas de Mascate
Omán (12)
Autopista perimetral de Mascate
Vía hacia la zona gubernamental de Mascate. A la izquierda el edificio central de la Real Policía Omaní
Vía hacia la zona gubernamental de Mascate. A la izquierda el edificio central de la Real Policía Omaní
Viviendas típicas en Mascate. La mayoría de ellas exhiben la bandera omaní en sus terrazas.
Viviendas típicas en Mascate. La mayoría de ellas exhiben la bandera omaní en sus terrazas.
Palacio Real del Sultán en Mascate
Palacio Real del Sultán en Mascate
Edificios laterales del Palacio Real del Sultán
Edificios laterales del Palacio Real del Sultán
Panorámica del Palacio del Sultán
Panorámica del Palacio del Sultán
Típico edificio de apartamentos en Mascate
Típico edificio de apartamentos en Mascate
Zona gubernamental de Mascate
Zona gubernamental de Mascate
Puerta de Mascate en la entrada a Muttrah
Puerta de Mascate en la entrada a Muttrah
Ministerio de Finanzas
Ministerio de Finanzas
Palacio del Sultán
Palacio del Sultán
Palacio del Sultán
Palacio del Sultán
Edificios gubernamentales en Mascate
Edificios gubernamentales en Mascate
Fuertes de defensa de la ciudad construidos durante la ocupación portuguesa
Fuertes de defensa de la ciudad construidos durante la ocupación portuguesa
Palacio del Sultán
Palacio del Sultán
Edificios gubernamentales en Mascate
Edificios gubernamentales en Mascate
Sello real en la entrada al palacio del Sultán
Sello real en la entrada al palacio del Sultán
Edificios gubernamentales en Mascate
Edificios gubernamentales en Mascate
Edificios gubernamentales en Mascate
Edificios gubernamentales en Mascate
Bandera del Sultán en el palacio real
Bandera del Sultán en el palacio real
Jardines del Palacio Real
Jardines del Palacio Real
Imágenes del Sultán
Imágenes del Sultán
Placa en el exterior del Ministerio de Finanzas
Placa en el exterior del Ministerio de Finanzas
Puerta de entrada lateral al Palacio Real
Puerta de entrada lateral al Palacio Real
Edificios gubernamentales
Edificios gubernamentales
Entrada al complejo gubernamental de Mascate
Entrada al complejo gubernamental de Mascate
Mezquita en Mascate
Mezquita en Mascate
Autopista entre Mascate, la zona de Qu'rum y el Aeropuerto
Autopista entre Mascate, la zona de Qu’rum y el Aeropuerto
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Panorámica de la Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Panorámica de la Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Panorámica de la Mezquita del Sultán Qaboos
Panorámica de la Mezquita del Sultán Qaboos
Autopista en Mascate
Autopista en Mascate
Taxistas en el atuendo tradicional omaní
Taxistas en el atuendo tradicional omaní
Mezquita de Muttrah
Mezquita de Muttrah
Panorámica de la Bahía de Muttrah
Panorámica de la Bahía de Muttrah
Bahía de Muttrah
Bahía de Muttrah
Fuerte de Muttrah
Fuerte de Muttrah
Autopista en Muttrah
Autopista en Muttrah
Autopista hacia Mascate
Autopista hacia Mascate
Puerta de Mascate
Puerta de Mascate
Barrio residencial en la parte antigua de Mascate
Barrio residencial en la parte antigua de Mascate
Café en Qu'rum con la Embajada de Bangladesh al fondo
Café en Qu’rum con la Embajada de Bangladesh al fondo
Playa de Qu'rum
Playa de Qu’rum
Mezquita en Qu'rum
Mezquita en Qu’rum
Zona residencial en Qu'rum
Zona residencial en Qu’rum
Fuerte de Muttrah
Fuerte de Muttrah
Bahía de Muttrah y el yate privado del Sultán
Bahía de Muttrah y el yate privado del Sultán
Zona residencial en Muttrah
Zona residencial en Muttrah
Panorámica de Muttrah
Panorámica de Muttrah
Fuerte de Muttrah
Fuerte de Muttrah
Zona Residencial en Muttrah
Zona Residencial en Muttrah
Panorámica de Muttrah al atardecer
Panorámica de Muttrah al atardecer

 

 

 

Y con esto terminamos nuestra visita a Mascate, el lugar donde las mil y una noches se juntan armoniosamente con la modernidad. Nos vemos en una próxima oportunidad.  ¡Adiós pues!

Anuncios

26 comentarios

    • Sí había leído el post sobre los enclaves en Omán. Traté de ir cuando estuve allá pero la vida se me complicó por tiempo y porque no le alquilan carros a personas con licencias de conducción que no estén en inglés o en árabe. Así no se puede.

      Me gusta

    • Diego, Dubai sí lo recomiendo. Es una ciudad hermosa, sólo que creo que vendieron su alma por una supuesta modernidad. Dubai es como un Miami en la mitad del desierto… Sin mucho sabor islámico que era lo que yo estaba buscando. Si me ponen a escoger, me quedaría mil veces con Mascate.

      Me gusta

        • Hola Diego, la verdad es que no creo que tu esposa tenga algún problema. Yo fui con mi tía y en el único lugar donde tuvo que hacer algo “raro” fue en la gran mezquita del sultán cuando le tocó cubrirse la cabeza con un velo. Nada más. No lo pienses mucho que Omán vale la pena.

          Y si, tengo que darte las gracias, ayer tuve más visitantes que en toda la historia de la humanidad. Muchas gracias por la publicidad 🙂 un abrazote desde Medellín.

          Me gusta

  1. Me ha gustado mucho este blog. Te felicito!. A mi también me gustan los países que apenas se nombran mucho. YO soy latina como tu. Gracias por haber pasado unas horas viendo Omán y su historia.

    Me gusta

  2. […] Mascate, Omán: A diferencia de sus vecinos del norte, Dubai y Abu Dhabi, Mascate se ha modernizado (¡y de qué forma!) pero sin perder su alma islámica y su esencia como la ciudad más antigua del Golfo Pérsico. Mascate está llena de pequeños callejones con almacenes y cafés, casas blancas por todas partes, unas fortalezas en las colinas a su alrededor que son hermosas y unos atardeceres de locos. Mascate, para mí, es la joya de Medio Oriente. Aquí pueden ver 69 fotos de Mascate, Omán. […]

    Me gusta

  3. Hola, ¡gracias por este post! Quisiera saber si las mujeres pueden conducir en Oman o si hay restricciones. Tambien quisiera saber si es fácil conseguir comunicarse en inglés con la gente común. Y, la ultima pregunta: ¿Es fácil conseguir comida internacional? ¡Gracias!

    Me gusta

    • Nunca he visto más mujeres conducir que en Mascate. Se come maravillosamente bien comida de cualquier tipo. En ingles no hay ningún problema para comunicarse. Ciudad maravillosa.

      Me gusta

  4. Hola… gracias por esta información me encanto… a penas me entere de la ciudad de Oman y por lo que veo esta hermoso como para ir de vacaciones, lo tomare en cuenta, Gracias

    Me gusta

  5. Querido amigo no puedo estar más de acuerdo contigo. Mi historia en Omán fue por trabajo y tuve que recorrer buena parte del país durante 4 meses. Hace tres años de aquello u sr que parte de mi alma siempre quedará con ese país y con su gente. Cuando regreses no dejes de visitar su nuevo Museo Nacional y el mágico lugar llamado Wadi Bani Khalid.
    Un abrazo desde España

    Me gusta

  6. Es un oasis de paz y tranquilidad. He estado en dos ocasiones y sin duda habrá una tercera . Blogdebanderas lo describe perfectamente. Es admirable su arquitectura y la educación de los omanís.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s