Cruzando la frontera entre Uganda y la Rep. Dem. del Congo (sin visa)

17

12 de julio de 2012 por Blog de Banderas

La fijación por visitar la República Democrática del Congo comenzó cuando nos dirigíamos hacia el Parque Nacional Reina Isabel en el oriente de Uganda. Mientras andábamos pendientes de buscar animalitos – o en su defecto, elefantes 18 veces más grandes que yo -, apareció de repente una señal de tránsito que despertaría toda mi curiosidad. Mírenla:

Frontera del Congo 38 kms Parque Nacional Reina Isabel, Uganda

Frontera del Congo 38 kms
Parque Nacional Reina Isabel, Uganda

Ahora, ¿alguno de ustedes me puede decir cómo hace un aficionado a las fronteras como yo para estar a 38 kilómetros de un país como la República Democrática del Congo y no hacer lo posible por ir a ver cómo funciona eso al otro lado de la frontera? Yo me hice la misma pregunta y mi respuesta fue: es imposible. Entonces, como no hubo otra opción, decidimos analizar el terreno, los posibles escenarios y sobre todo, teníamos que solucionar el problema más importante de todos: no teníamos visa.

Lo primero que había que hacer era convencer a nuestros guías, básicamente porque ellos eran los que tenían los vehículos y es así de fácil: no vehículos, no Congo. Lo que pensé que iba a ser una tarea complicadísima resultó bastante simple: “Robert, can you take us to Congo?” A lo que él contestó: “Sure, we just have to be back by 3 before the safari“. Problema solucionado. Ahora, lo que Robert no sabía era que ninguno de nosotros – todos con pasaporte colombiano (y ese simple librito puede agravar cualquier situación) y sólo una entrada en la visa ugandesa – tenía visa. Y aquí habría que decir que en la gran mayoría de países si te encuentran intentando entrar – o salir – ilegalmente a su territorio, te detienen, te multan y en muchos casos te encarcelan y te deportan. Sin embargo, para Robert esta no era una gran preocupación. Cuando se enteró que no teníamos visa simplemente sonrió y me dijo: “That’s not a problem!“. Claro, eso no era un problema… al menos no en Uganda. La única condición era que tendríamos que pagarle la gasolina que usaríamos para nuestro acto ilegal. No había problema, éramos 17 y la gasolina costaba 120.000 chelines ugandeses (alrededor de USD 50)… nada grave.

Nos montamos en los buses emocionadísimos y empezamos a recorrer los 40 minutos que nos llevaría llegar hasta la RDC. El paisaje era como el resto de Uganda. Algunas montañas, cultivos de té, pequeñas poblaciones de casas de madera a lado y lado de una carretera perfectamente pavimentada y señalizada… Nada inusual hasta el momento. Sin embargo, a medida que nos acercábamos a la frontera, más y más personas aparecían caminando en la vía llevando productos sobre sus cabezas o en sus hombros. Caña de azúcar, recipientes amarillos – que después me enteraría que es donde transportan el aceite para cocinar -, plátanos, etc. Es como si fueran o vinieran de un mercado. Primero unos pocos, luego fueron aumentando y luego, cerca de la frontera, parecían simplemente hormigas por todas partes. Les dejo algunas fotos del trayecto:

Un niño ugandés en las localidades al lado de la carretera

Un niño ugandés en las localidades al lado de la carretera

Mujeres llevando sus productos hacia la frontera.

Mujeres llevando sus productos hacia la frontera.

Al fondo se ven las montañas del Congo

Cultivos de maíz cerca de la fontera.

Llegando a Mpondwe, Uganda

Niñas saliendo de la escuela en Mpondwe

Cerca de la fontera con la RDC

Poblaciones al lado de la carretera.

Y así, llegamos a la población fronteriza de Mpondwe en Uganda. Ahora venía la parte más complicada de la travesía: lograr que los ugandeses nos dejaran salir del país sin sellarnos el pasaporte y luego pasar a la RDC sin que las autoridades migratorias se enteraran que no teníamos visa. Es decir, la cosa era así de simple: en un lugar donde todos son negros, 17 blancos tenían que pasar desapercibidos. Fácil, ¿no? Pues sí, resultó bastante fácil. Robert, que como les dije visitaba el lugar con frecuencia, nos llevó a la oficina de migración ugandesa, habló con el jefe de los jefes y luego de unos 3 minutos de conversación en Swahili, el gran jefe pluma blanca salió atacado de la risa, se montó en nuestro bus y nos dijo: “let’s go!”. Yo no entendía  nada, nadie entendía nada. Finalmente nos enteramos que a él le habían parecido divertidísimas nuestras intenciones y le dijo a Robert que él mismo nos llevaría a la frontera, nos dejaría salir sin sellarnos el pasaporte y hablaría con las autoridades del Congo para que no nos pusieran problema. Podríamos caminar por la localidad de Kasindi – justo al otro lado del río y vecina de Mpondwe – durante unos 20 minutos y luego volveríamos. ¡Nos habíamos ganado la lotería! Eso sí, el boleto ganador nos costó USD 20… Y no, no fueron USD 20 por persona, fueron USD 20 en total. Bastante mejor que 5 años en una cárcel del Congo, ¿no creen?

Y así fue, primero recorrimos Mpondwe, luego fuimos hacia el puente internacional – que suena como algo gigantesco pero que en realidad es un pequeño, muy pequeño puente que une a los 2 países – y después pasamos a Kasindi. Era la felicidad absoluta. Ahora, que uno se emocione porque estuvo de ilegal en uno de los países más peligrosos del mundo es una cosa, pero otra muy distinta es lo que estábamos viendo. El orden que habíamos visto en Uganda, las carreteras pavimentadas y la limpieza habían desaparecido para dar lugar a miles y miles de personas que iban y venían, olores penetrantes, papeles y mugre en las calles, desorden por todas partes y, en términos generales, una sensación de caos generalizado. Los dejo con algunas fotos del lugar:

Entrada a la población de Mpondwe, Uganda

Panorámica de Mpondwe, Uganda

Camiones en la frontera.

Actividades comerciales en la frontera.

Primer puesto de control migratorio del lado ugandés.

Y en la foto anterior tengo que contarles una historia… En esa pequeña caseta había por lo menos unos 5 hombres controlando el tráfico. Cuando pasamos, uno de ellos le dice al gran jefe pluma blanca que quiénes eran las mujeres que iban en nuestro grupo. En el primer bus iban conmigo 2 mujeres de aproximadamente 23 años bastante lindas… Acto seguido, uno de ellos ofreció 3 vacas por ellas 2 y nos pidió que se las dejáramos. Adivinen quiénes casi se infartan. En todo caso, la cosa estaba complicada, sobre todo porque en África en términos generales se pagan 17 vacas por una mujer virgen. Imagínense el insulto que les hicieron al ofrecer 1.5 vacas por cada una de ellas. Eso fue suficiente para burlarnos de ellas el resto del viaje  :P.  Pero bueno, seguimos con las fotos:

Estación de Policía de Mpondwe

Oficina de migración de Mpondwe

De camino al puente internacional. Al fondo el Congo.

Segundo puesto de control ugandés. Pueden ver la campaña política del Presidente Museveni arriba en el muro azul.

Y ahora sí, el puente internacional. Ven como la carretera en Uganda es pavimentada y al otro lado, en el Congo, es simplemente tierra.

Puente internacional entre Uganda y la RDC

Puente internacional entre Uganda y la RDC

Puente internacional entre Uganda y la RDC

Puente internacional entre Uganda y la RDC

Mujeres lavando ropa en el riachuelo que separa a Uganda de la RDC.

Personas transportando contrabando entre los 2 países (lado congolés).

Puente internacional

Puente internacional

Licencia de la RDC en la frontera

Bienvenidos a Uganda

Localidad de Kasindi en el lado congolés de la frontera

Kasindi, RDC

Kasindi, RDC

Kasindi, RDC

Kasindi, RDC

Kasindi, RDC

Kasindi, RDC

Kasindi, RDC

Amé esta foto. Niños en el riachuelo que separa a Uganda de la RDC

Para terminar, tres comentarios adicionales:

Primero: Una de las particularidades que tiene la frontera entre Uganda y la República Democrática del Congo es que en el primero se maneja a la izquierda y en el segundo a la derecha. Es decir, el puente internacional es uno de esos pocos, escasos lugares del mundo donde los conductores deben cambiar de lado de la calle cuando ingresan al otro país. Entre China y Hong-Kong, por ejemplo, construyeron un gran puente que se alterna en el aire y lleva a los conductores automáticamente al lado de la calle donde deben conducir. Aquí, entre Uganda y la RDC la cosa es bastante más rudimentaria, miren:

Del lado ugandés únicamente existe un letrero escrito a mano sobre el segundo puesto de control migratorio – donde ofrecieron vaca y media por cada una de mis amigas – que le informa a los conductores que deben ubicarse al lado izquierdo de la vía: KEEP LEFT.

Del lado congolés sólo hay una señal de tránsito con una flecha azul al lado izquierdo de la vía que señala el lado derecho. Eso significa simplemente: ¡cambie de carril!

Segundo: Es la primera frontera del mundo que yo he visto donde no hay banderas, ¿se dieron cuenta? Ni Uganda ni la RDC tienen banderas ondeando en sus puestos fronterizos. No sólo fue extraño sino frustrante porque me quedé sin las fotos que quería para esta entrada.

Tercero: 3 días después de haber visitado ilegalmente la República Democrática del Congo estaba yo en la habitación de mi hotel en Kigali, Rwanda, viendo las noticias en Al-Jazeera. De repente, la presentadora empieza a dar una noticia sobre el Congo y dice algo así como: rebeldes de la RDC lanzan una ofensiva contra poblados estratégicos en la frontera con Uganda. Y sí señores, entre ellos estaba la localidad de Kasindi donde habíamos estado nosotros.  Afortunadamente no les dio por atacar el día que estuvimos allá y pudimos volver a Uganda sanos y salvos y sin ningún problema.

Hasta acá llega la historia de nuestra visita fugaz pero intensa a la frontera entre la RDC y Uganda. Espero que les haya gustado y nos vemos en una próxima oportunidad. ¡Adiós pues!

Anuncios

17 pensamientos en “Cruzando la frontera entre Uganda y la Rep. Dem. del Congo (sin visa)

  1. interesante como cada uno de sus articulo gracias por ello
    estoy terminando el colegio y todo esto
    realmente me ha servido mucho.

    Me gusta

  2. Fabian dice:

    Como siempre, un artículo interesante y bien escrito. Da ganas de viajar. Un dato curioso: busqué a Kasindi y Mpondwe en Google Maps, y cerce de Mpondwe hay algo escrito en ruso: si lo he descifrado bien, parece ser el parque nacional Reina Elizabeth.
    Saludos,
    Fabian

    Me gusta

  3. Qué grande. Yo habría hecho lo mismo. Por Dios, qué son 38 kilómetros y 50 dólares a cambio de cruzar una frontera remota y polvorienta.

    Me gusta

  4. Excelente entrada, me ha emocionado ir conociendo África a partir de sus fotos y escritos… tenía cierto morbo por saber cómo había entrado su merced al ex- Congo Belga sin que le partieran la mula!
    Además que le costó 8 dólares por persona el viaje. Nice!
    Interesante ver que Uganda es MUY BONITO

    Me gusta

  5. […] Cruzando la frontera entre la República Democrática del Congo y Uganda (sin visa) […]

    Me gusta

  6. […] Si es miedosa por apariencia, sin duda la frontera entre Uganda y la República Democrática del Congo. Es fea, desordenada, caótica y con poca presencia de autoridad. Además tenía el pequeño agravante que está ubicada en plena zona de influencia de las guerrillas del Congo… eso no lo hace muy prometedor. (Y puede leer más al respecto en la entrada: Cruzando la frontera entre Uganda y la República Democrática del Congo (sin visa)). […]

    Me gusta

  7. […] Yo mismo he hecho alguna cosa así, en realidad. Pero todos nosotros, gente como Ishosholoza, que convenció al guía de su autobús para cruzar ilegalmente la frontera del Congo, gente como Sherlock, que se juega una estancia en […]

    Me gusta

  8. […] Cruzando la frontera entre Uganda y la Rep. Dem. del Congo (sin visa) […]

    Me gusta

  9. […] dejo con las imágenes y si quieren leer sobre la frontera entre Uganda y la R. D. Congo, les dejo esta entrada que hice hace algunos […]

    Me gusta

  10. Acuarela dice:

    Muy buena entrada. Tengo una inquietud (bueno son varias) ¿el viaje fue Colombia – Uganda o lo hicieron desde otro país? Planeo ir a Uganda a un congreso, tengo pasaporte colombiano pero estoy estudiando en Alemania, y no se si requiera pedir la visa antes de viajar. ¿Algún consejo? Muchas gracias,

    Me gusta

  11. […] historia ya se las había contado aquí pero es que creo que vale la pena volverla a contar. Y es que, ¿en qué otra frontera le ofrecen a […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 13.431 seguidores

Twitter

Visitantes

  • 4,373,228 visitas

Comprar Banderas

Banderas del mundo

Imágenes

Leopardo en el Lago Nakuru, Kenya 🇰🇪 / Leopard in Lake Nakuru, Kenya 🇰🇪 #leopardo #leopard #lagonakuru #lakenakuru #Nakuru #kenya #kenia #africa #áfrica Frontera entre Argelia y el Sáhara Occidental 🇩🇿🇪🇭 / Algeria - Western Sahara border 🇩🇿🇪🇭 #Algeria #Argelia #algérie #westernsahara #rasd #sadr #saharaoccidental #frontera #border #africa #áfrica #desierto #desert #flag #bandera #sahara Un poco apocalíptico el atardecer - Ciudad del Cabo, Sudáfrica 🇿🇦 / Today's sunset was a bit apocalyptic - Cape Town, South Africa 🇿🇦 #sunset #southafrica #sudáfrica #atardecer #áfrica #africa #clifton Île aux Cerfs, mauricio 🇲🇺 / Île aux Cerfs, Mauritius 🇲🇺 #mauricio #islamauricio #mauritius #mauritiusisland #ileauxcerfs #beach #playa Mezquita en Isfahan, Irán 🇮🇷 / Mosque in Isfahan, Iran 🇮🇷 #mosque #mezquita #isfahan #esfahan #isphahan #isfahán #iran #irán #persia #naqshejahansquare Colonia de pingüinos de Stony Point en Betty's Bay, Sudáfrica 🇿🇦 / Stony Point penguin colony in Betty's Bay, South Africa 🇿🇦 #southafrica #sudáfrica #áfrica #africa #penguins #pingüinos #bettysbay #stonypoint

Países

A %d blogueros les gusta esto: