Bueno, durante las últimas semanas, muchos de los lectores de este blog me han preguntado cómo hago para viajar tanto y de dónde saco la plata para hacerlo. Yo tengo una gran ventaja y es que, por mi trabajo, tengo que viajar mucho y a lugares bastante lejanos… Pero también viajo por placer y esos sí los pago yo. Entonces, para responder a todas las preguntas que me han hecho por correo y en twitter, vamos con esta entrada que incluye tips sobre cómo viajar muy lejos y muy barato de tal forma que todo el mundo pueda hacerlo, ¿les parece?  Empezamos:


1. Cuidado con la Familia

Seamos honestos. Tener una familia es maravilloso y eso no lo vamos a discutir. Lo que sí puedo decirles es que, entre más grande sea su familia, menores son sus posibilidades de viajar. Entonces, si usted fue de los que decidió que quería tener 27 hijos, 37 perros, 81 gatos y un mapache, desde ya le digo que tiene 4 opciones: 1. Gánese el premio mayor de la lotería de tal forma que pueda pagarle el viaje a sus 27 hijos y 82 mascotas (más la esposa, claro); 2. Consígase un puesto estilo presidente mundial de Coca-Cola o director general del New York Times para que el sueldo le alcance para mantener a su familia y viajar con ellos por medio planeta; 3. Trabaje en una aerolínea para que los pasajes le salgan gratis; ó 4. Resígnese porque lo más lejos que va a llegar es a su oficina.

Ahora, no quiere decir que si usted tiene esposa y un número razonable de hijos no pueda viajar. Con un salario medianamente alto y un poco de planeación financiera, sin duda podrá hacer maravillas. Lo que sí es claro es que, por cada hijo, sus posibilidades disminuyen considerablemente como consecuencia del colegio, los pañales, la niñera, la ropa del muchacho, la plata que hay que darle para que rumbee… etc. Entonces, primera recomendación: limite su descendencia en el mundo… su bolsillo y el planeta se lo agradecerán.


2. Tenga en cuenta su punto de partida

Dependiendo cuál sea su destino, tenga en cuenta su punto de partida. ¿A qué me refiero? Generalmente existen rutas a ciudades con muchísimas más conexiones aéreas que el lugar donde uno vive. Los pasajes a esas ciudades generalmente son baratísimos y hay ofertas permanentes. Haga de esa ciudad su punto de partida. Les doy un ejemplo: Yo vivo en Bogotá y viajar desde Colombia al exterior es carísimo. Sin embargo, hay una gran oferta de vuelos diarios a Miami y uno puede encontrar ofertas que lo llevan hasta allá por USD 200 ida y vuelta. La recomendación entonces es: compre el pasaje a Miami y además compre un pasaje diferente al lugar donde quiere viajar.

Por ejemplo, una amiga quería ir a Atlanta en diciembre y me buscó para que le ayudara con su pasaje. Un vuelo Bogotá – Atlanta – Bogotá con escala en Miami costaba USD 850. Buscamos en internet y le conseguí dos pasajes que hacían lo mismo pero diferente, es decir, un tiquete para la ruta Bogotá – Miami – Bogotá por USD 213 y luego un tiquete Miami – Atlanta – Miami por USD 135. Total de los 2 tiquetes: USD 348 lo que quiere decir que se ahorró USD 502. Buen negocio, ¿no creen?


3. Sea cauteloso con las Agencias de Viajes

Lo primero que hay que tener en cuenta acá es que las Agencias de Viajes cobran una pequeña comisión por sus servicios… es normal, de eso viven y los dueños tienen que comer. Entonces, a no ser que sea estrictamente necesario, evite comprar sus pasajes a través de Agencias de Viajes. Las páginas de internet de las aerolíneas o las páginas especializadas en viajes suelen tener tarifas mucho mejores.

Ahora, en ocasiones es ineludible usar sus servicios. Por ejemplo, para un colombiano como yo, la única forma de que le den la visa para Emiratos Árabes Unidos es a través de una agencia que contacta un hotel, compra los servicios y ellos, en el hotel, se encargan de que el gobierno expida la visa. Es un poco más caro, sí, pero es la única opción. Conclusión: sólo use las agencias cuando sea estrictamente necesario.


4. Utilice internet

Hoy en día abundan las páginas dedicadas a viajes. Lo que yo hago generalmente cuando quiero ir a un número limitado de lugares (3 ó 4) es buscar las diferentes opciones de vuelos en varias páginas de internet. Sin embargo, el proceso tiene varias etapas que les expongo a continuación:

  • Conozca el aeropuerto de destino: Métase a Wikipedia, busque el aeropuerto de destino y mire qué aerolíneas vuelan a la ciudad donde usted quiere viajar y desde qué ciudades.
  • Busque las aerolíneas de bajo costo: Si el factor económico es fundamental, busque qué aerolíneas de bajo costo vuelan a ese aeropuerto y desde qué ciudades. Luego, identifique la ruta más barata para que pueda hacer conexión con esa aerolínea.
  • Empiece por las páginas de internet de las aerolíneas: Métase a las páginas de internet de cada una de las aerolíneas que vuelan a ese aeropuerto y cotice los pasajes. Puede encontrarse gratas sorpresas… sin embargo ¡NO COMPRE EL TIQUETE AÚN!  Falta un paso:
  • Busque el mismo tiquete en páginas especializadas: En ocasiones, las páginas especializadas en viajes tienen mejores tarifas que las mismas aerolíneas. Yo personalmente busco mis pasajes en www.expedia.com o en www.edreams.com pero hay mil más.  Escoja la que más le guste pero asegúrese que sea confiable. No queremos que lo estafen.

Luego de hacer todo lo anterior y si está satisfecho con la tarifa, proceda a comprar el pasaje.


5. Tenga fechas flexibles

Hay fechas en las que es no sólo imposible sino carísimo viajar. Hay otras en las que es mucho más barato. Si usted tiene fechas flexibles, aprovéchelas y busque la mejor tarifa. Además, en ocasiones hay días en los que a la gente no le gusta viajar y las aerolíneas bajan los precios considerablemente sólo para vuelos determinados. Por ejemplo, ayer recibí un correo de Avianca en el que promocionaban los vuelos Bogotá – Madrid – Bogotá a menos de la mitad del valor real si uno compraba el tiquete en un vuelo que salía de Bogotá el 31 de diciembre a las 8 de la noche. Claro, eso implica pasar el año nuevo en el aire, pero si a usted no le importa, puede ser una buena opción.

Otro punto importante con las fechas es el orden del viaje. Supongamos que usted quiere viajar a Nueva Zelanda y Australia desde Bogotá. Usted, en su cabeza, organizó el viaje así: Bogotá – Santiago de Chile – Auckland – Sydney – Santiago de Chile – Bogotá y esa tarifa le salió carísima. Busque la misma ruta pero al revés… muchas veces ir a Sydney primero y luego a Auckland le genera una tarifa mucho más económica.


6. Use las redes globales de aerolíneas

Con la proliferación de redes globales de aerolíneas, viajar, en teoría, es mucho más barato. Les doy un ejemplo que me pasó. Antes de junio cuando Avianca no hacía parte de Star Alliance, un vuelo de Bogotá a Johannesburgo en Sudáfrica podría costar hasta USD 3.000. Con el ingreso de Avianca a la red, yo ya no tengo que comprar dos pasajes (uno Bogotá – Sao Paulo y otro Sao Paulo – Johannesburgo) sino que compro uno solo desde Bogotá a Johannesburgo. Con esta integración, el costo del pasaje bajó a USD 1900. Entonces, la recomendación es: asegúrese de que las aerolíneas con las que está viajando están en la misma red y así disminuye costos. La misma ruta a Johannesburgo se puede hacer volando la primera parte con GOL (de Brasil) y el precio se incrementa considerablemente.


7. ¿Ha oído hablar de los “Round-the-world Tickets”?

Bueno, pues si no ha oído hablar de ellos, ¡ENTÉRESE! Son la mejor forma para viajar a muchos lugares a un costo MUCHO MÁS BAJO. Los Round-the-world tickets los pueden conseguir en una agencia de viajes (y serán mucho más caros) o directamente en internet a través de las páginas de las redes globales de aerolíneas. ¿Dónde? Les muestro:

Round the world tickets en la página de Star Alliance
Round the world tickets en la página de One World

Los Round-the-world tickets les permiten a ustedes hacer 8, 10 ó 15 paradas en las ciudades que ustedes quieran por un precio mucho más barato que si compraran los pasajes individuales.  Sin embargo, un par de recomendaciones:

  • Los Round-the-world tickets funcionan la mayoría de las veces con base en el número de trayectos y no con base en los kilómetros o millas voladas. Esto quiere decir que el viaje de Bogotá – Auckland es considerado como UN SOLO TRAYECTO sin importar cuántas escalas tenga que hacer. Además, si el precio se lo cotizan por el número de trayectos, asegúrese de sacarle el mayor provecho posible porque un vuelo de Madrid a Barcelona le valdría lo mismo que un vuelo de Bogotá a Johannesburgo. Haga los trayectos largos.
  • A veces, los Round-the-world tickets los cotizan con base en el número de kilómetros.  Si este es su caso cuando vaya a comprar el pasaje, asegúrese de no exceder el número máximo que le permiten por trayecto y en total porque eso le incrementará considerablemente los precios.
  • Tenga en cuenta lo que le había dicho del punto de origen.  Estados Unidos y Europa suelen ser más caros para iniciar Round-the-world tickets que zonas como América Latina o Asia. A veces es mucho mejor pagar un pasaje individual a otro lugar desde donde la salida para el Round-the-world tickets sea mucho más barata.
  • Utilice los Round-the-world tickets para ir a lugares donde los tiquetes individuales son extremadamente caros. En este momento se me ocurren lugares que uno no visita usualmente pero que aplican perfecto para este ejemplo: Corea del Norte, Turkmenistán, Belarús, Siria, Sao Tomé y Príncipe o Guinea Bissau.  Coticen un pasaje a Pyongyang en Corea del Norte a ver cuánto les vale… Con un Round-the-world tickets por trayecto, les puede costar lo mismo que ir de Madrid a Barcelona.
  • Analice la ruta y, nuevamente, invierta los destinos que sean necesarios para que la tarifa le salga lo más barata posible (ver sección: Tenga fechas flexibles).
  • Por último, identifique qué rutas vale la pena incluir en el Round-the-world ticket y qué rutas no. Por ejemplo, en una ruta loca como Bogotá (Colombia) – Minsk (Belarús) – Tbilisi (Georgia) – Ashgabat (Turkmenistán) – Malé (Maldivas) – Pyongyang (Corea del Norte) – Auckland (Nueva Zelanda)  – Bogotá (Colombia) yo puedo querer ir a una ciudad como Bakú en Azerbaiyán cuando esté en Tbilisi.  Teniendo en cuenta que las dos ciudades son tan cercanas, puede ser mucho más conveniente NO incluir a Bakú en el Round-the-world ticket sino comprar un pasaje Tbilisi – Bakú – Tbilisi aparte.  Se puede ahorrar BASTANTES dólares.

8. Aproveche las escalas

Luego de mirar las mejores opciones para su vuelo en las páginas que les mencioné anteriormente, analice si existe la posibilidad en la tarifa de quedarse más tiempo en los lugares donde hace escalas. Por ejemplo, en mi viaje de diciembre pasado, yo estaba en Madrid y quería ir a Tirana en Albania. En mi cabeza, la mejor opción era la ruta Madrid – Roma – Tirana pero luego de buscar en internet, resultó que la mejor opción era Madrid – Múnich – Tirana. Todo perfecto hasta acá. Sin embargo, cuando iba a comprar el pasaje, me di cuenta que la página me daba la opción de tomar un vuelo Madrid – Múnich que llegaba a las 10 am y luego un vuelo Múnich – Tirana que salía el día siguiente a las 6 pm. Así, comprando un vuelo Madrid – Tirana – Madrid tuve un día y medio en Múnich gratis.  Lo mismo ocurrió al regreso. En consecuencia, por el precio de un pasaje logré conocer 2 ciudades diferentes.  Aproveche las escalas.


9. El tema de las millas

Y aquí, las alianzas globales de aerolíneas son fundamentales. Asegúrese de tener una tarjeta de viajero frecuente de alguna aerolínea miembro y trate de que la mayoría de vuelos sean en esas aerolíneas. Así, a pesar de no viajar con la aerolínea que le expidió la tarjeta, acumula millas en todos los vuelos.

Otra recomendación: ¡NO USE SUS MILLAS PARA VUELOS “CORRIENTES”!  Es decir, no use sus millas para vuelos que puede pagar sin ningún problema pero que sí le quitan millas para vuelos más largos y caros. Les doy un ejemplo. Yo puedo conseguir vuelos de Bogotá a Cartagena en Colombia por USD 150 ida y vuelta en las ofertas de las diferentes aerolíneas del país. Si fuera a comprarlo con millas, probablemente me cobrarían entre 15.000 y 30.000 millas dependiendo de la fecha y el número de cupos en el vuelo que yo necesite. Sin embargo, por un vuelo Bogotá – Johannesburgo – Bogotá me cobran 100.000 millas. Es decir, un vuelo internacional que vale USD 1900 equivaldría a tres vuelos nacionales que valen USD 150. Entonces, estaría gastando las millas en el equivalente a USD 750 cuando las puedo gastar en un pasaje que vale USD 1900. ¿Quedó claro?  Creo que ya me dio diarrea mental… pero la idea es esa.

Por último en el tema de millas. Acumule millas POR TODO. Mi banco, por ejemplo, tiene un convenio con Avianca y tengo una tarjeta de crédito con el logo de la aerolínea. Así, TODO lo que compro con esa tarjeta se convierte inmediatamente en millas que puedo usar en cualquier aerolínea de Star Alliance. Más allá, yo lo que hago es que pago TODO con esa tarjeta y lo difiero a una cuota… así no me cobran intereses, me dan millas y la tarjeta de crédito termina sirviendo como una tarjeta débito.  Les aseguro que con este método podrán ir a Johannesburgo en menos de un año GRATIS.


10. Visas

Muchas veces las visas son un obstáculo para el viaje y, si no hay embajada del país que quiere visitar en su país, le toca enviar su pasaporte con mil documentos a alguna capital de la región por no menos de USD 150. Puede que para los españoles, mexicanos o argentinos esto no sea un problema, pero para un colombiano sí. Varias recomendaciones entonces:

  • Maximice el uso de sus visas: Usted puede, por ejemplo, viajar a Albania teniendo la visa Schengen. Un colombiano puede viajar a Costa Rica o República Dominicana teniendo la visa de Estados Unidos. Así puede viajar a muchos más países sin necesidad de sacar más visas.
  • Identifique qué países no le piden visa o que se la otorgan a la entrada: Yo soy de la teoría que uno tiene que ir donde no le complican la existencia. Sepa, por ejemplo, que un colombiano no necesita visas para  ir a Corea del Sur, Singapur o Rusia. Sepa además que puede ir a Kenya, Tanzania, Madagascar, Georgia, Omán o Timor Oriental y que la visa se la estampan en el pasaporte a la llegada. Eso le quita trámites de encima y le garantiza un viaje menos complicado.
  • Tenga presente en qué países le piden visa de tránsito: Si usted es colombiano y va a volar de Bogotá a Moscú, sepa que puede hacerlo SIN VISA a través de Frankfurt pero que si lo hace a través de París o Madrid, tendrá que tener una visa Schenguen de tránsito. Identifique el aeropuerto de tránsito y sus características para que se evite problemas en el momento del viaje.
  • Si usted es colombiano y quiere saber si en un país le piden visa o si la puede sacar a la entrada, revise la Guía Práctica de Visas para el Viajero Colombiano.

11. ¿Dónde hospedarse?

Y aquí depende de qué tipo de viajero sea usted. Por ejemplo, si usted lleva un hippie adentro y le gusta tomar riesgos a cambio de un lugar gratis para hospedarse, le recomiendo que pruebe http://www.couchsurfing.org/, una página en la cual personas de todo el mundo ofrecen y solicitan lugares para hospedarse gratis. Usted entra, dice para dónde va y cuándo y las personas que viven en ese lugar le ofrecen un sofá o cama en su casa que les sobre. Como les digo, deben tener un hippie adentro para funcionar con esas dinámicas.

Ahora, si ustedes son como yo que les gusta viajar barato pero no tienen el hippie por ningún lado, les recomiendo la página http://www.booking.com/ que tiene una amplia oferta de hoteles… desde hostales y albergues hasta hoteles 5 estrellas. Esa página es una maravilla porque permite encontrar hoteles decentes, sin ratas, con baño privado y sin compartir habitación con nadie por unas sumas muy pequeñas. Eso sí, el proceso de búsqueda toma tiempo pero es posible encontrar algo MUY bueno.


12. Viaje acompañado

No sólo tiene la ventaja de que usted no se aburre como una ostra sin tener a nadie con quién hablar sino que también significa una reducción considerable de costos. Por ejemplo, si reserva una habitación para usted solo, tendrá que pagar la totalidad del valor… sin embargo, si viaja con su novia / moza / amante / amiga / etc, ese valor inmediatamente se reduce a la mitad. Lo mismo pasa si tienen que alquilar un carro o comprar alimentos en un supermercado.


13. Sepa para dónde va

Hay ciudades amigables con el peatón que permiten ser caminadas o que tienen sistemas de transporte fáciles de usar y eficientes como Madrid, Ciudad de México o Seúl. También hay ciudades con sistemas de transporte no tan desarrollados pero donde los buses y los taxis son extremadamente baratos y fáciles de usar como Bogotá. Por último, hay ciudades donde no hay forma de movilizarse y los sistemas de transporte son inexistentes, peligrosos o simplemente disfuncionales… estoy hablando, por ejemplo, de Johannesburgo, Los Ángeles o Houston.

Entonces, ¡sepa para dónde va! Si va a Madrid, probablemente no tenga ningún problema movilizándose pero si va a Johannesburgo, su viaje será un infierno si no encuentra un medio de transporte privado. A veces es mucho más barato conseguir un auto alquilado con tiempo a través de internet que darse cuenta en el lugar que no hay forma de movilizarse y contratarlo en el momento.  Prevea las situaciones y los problemas que se le pueden presentar y así podrá ahorrar muchos dólares.


14. Pasajes gratis

Sí, aunque usted no lo crea, los pasajes gratis existen. En alguna oportunidad, tuve que ir a Malasia a un evento de la oficina. Tenía unos días libres y decidí visitar algún país de la zona a donde pudiera llegar con poco dinero (estaba quebrado en aquella época). Ingresé a la página de Malaysia Airlines y encontré vuelos a Singapur GRATIS. Claro, te cobran los impuestos, pero eso no es nada. Muchas veces, las páginas de las aerolíneas tienen ofertas de vuelos gratis para rutas con alta frecuencia. ¿Cuál es el objetivo? No sé, pero a mí me parece regio.  Conclusión, pagué USD 15 por los tiquetes Kuala Lumpur – Singapur – Kuala Lumpur y luego USD 20 por noche en el hotel que conseguí en http://www.booking.com/ para un total de USD 95 por 4 días en Singapur. Los pasajes gratis existen.


15. Madrugue, madrugue mucho

Entonces yo estaba buscando vuelos desde Mascate (Omán) a Dubai (Emiratos Árabes Unidos) y todo estaba carísimo. Finalmente www.expedia.com me salvó la vida… ¿Cómo? Fácil. La mayoría de vuelos costaban alrededor de USD 450 pero apareció de la nada un vuelo en Kuwait Airways que salía de Mascate a las 4 am y costaba USD 35. La ruta era la misma, sólo que por una madrugada brutal, el precio disminuía considerablemente. Si usted está dispuesto a viajar a horas non-sanctas podrá encontrar tiquetes mucho más baratos.


16. Establezca prioridades

¿Cuál es su prioridad en la vida? Claro, si usted es millonario, podrá tener todo lo que quiera y no estaría leyendo este artículo… Pero si usted es un asalariado como yo que tiene que medir sus gastos y limitar sus lujos, debe establecer prioridades en la vida. Si usted quiere una gran mansión y un auto gigante para meter a sus 27 hijos, probablemente el dinero que le quede para viajar sea muy poco. Pero, si por el contrario, usted vive en un apartamento cómodo pero modesto y tiene un auto pequeño como el mío, los excedentes serán mucho mayores.  Recuerde que usted puede comprar un auto pequeño nuevo por USD 8.000 ó USD 9.000 ó puede comprar uno grande por USD 50.000 ó USD 60.000. La diferencia son aproximadamente USD 40.000 dólares y con eso, créanme, pueden visitar al menos 50 países del mundo si administran bien el dinero.  Repito: establezca prioridades.


17. Abra su mente

Y ésta es tal vez la más importante. No empiece con excusas para usted mismo como “es que viajar es muy caro” o ” jamás podré pagar eso”. Viajar puede ser tan caro como usted quiera que lo sea y es algo que está al alcance de cualquier persona. Entienda que usted también puede viajar y que lo único que tiene que hacer es DECIDIR HACERLO. Luego, claro, le tomará algún tiempo cuadrar todo, pero ES POSIBLE.  Abra su mente y permítase viajar. No es tan difícil.

Y hasta aquí llegamos por hoy. Espero que estos tips les hayan servido y que, dentro de poco, todos ustedes estén enviándome entradas para el blog desde lugares recónditos de este planeta.  ¡Viajen! ¡Hay todo un mundo allá afuera para ver!  Feliz tarde a todos y nos vemos en una próxima oportunidad. ¡Adiós pues!

PD: Y claro, si tienen alguna clave adicional, la pueden dejar en la sección de comentarios 🙂