Y hoy volvemos al mundo de la vexilología gracias a la entrada que me envió el señor Juan Álvarez, más conocido en el bajo, bajísimo mundo de tuíter como @jmaquino. Aparentemente él es más ñoño que yo y, como si fuera posible, más adicto aún al mundo de las banderas – lo que además significa que si hay alguien por aquí parecido a Sheldon Cooper es él, no yo -. En todo caso Juan, que ya nos había deleitado con su entrada titulada “La Bandera Británica y las Cruces de San Jorge, San Patricio y San Andrés” hace algunos meses, hoy me envía una nueva entrada titulada “Una de estas banderas no es como las otras” que nos explica por qué la bandera de Nepal no es rectangular como las demás… y además, en el proceso, le da algo de diarrea mental y nos habla de las banderas de Dinamarca y Etiopía.  Los dejo entonces con Juan y su entrada de hoy. Espero que les guste:


Una de estas banderas no es como las otras… Una mirada a la Bandera de Nepal:

A muchos de nosotros – bueno, al menos a los de mi generación – en la escuela primaria nos tocó hacer banderitas ya sea de Colombia – o de sus países de origen – o de otros países, bien sea para “celebrar” los 5 siglos del “descubrimiento” de América, por algún mundial de fútbol o, seamos sinceros, porque algún profesor no tenía nada más que ponernos a hacer (!) . En cualquier caso, el proceso era relativamente sencillo, tomábamos una cartulina y, en el caso colombiano se compraba una hoja de papel esmaltado amarillo, una azul y una roja, se cortaba la hoja amarilla a la mitad, las franjas azul y roja se pegaban con pegastic – o cualquier otro pegamento para papel – y ¡listo! Tarea terminada y se podía ir uno a jugar fútbol con los amigos. Situación similar con la mayoría de banderas del subcontinente – exceptuando la brasilera que el profesor se la dejaba a uno cuando quería ponerlo a padecer cortando rombos y cosas así -.

Sin embargo en 1er año de secundaria me asignaron una tarea que me puso a padecer: con motivo del mundial de fútbol a realizarse en los Estados Unidos, una profesora – de esas que creen que al mundial de fútbol van TODOS los países del mundo – se le ocurrió la genial idea de decorar los pasillos del colegio con las banderas de todos los países del mundo.  Empezó entonces a asignar países de la forma más alegre del mundo y ahí vino la dolorosísima frase:

-“Álvarez: le toca Nepal”

Y pues uno sano e inocente de lo cruel que puede llegar a ser una profesora de inglés solterona y con 10 meses de verano a cuestas, le contesta: “¡Listo profe!”. Anoté en mi cuaderno el nombre de ese país y pensé: “esta vieja me la puso breve, menos mal es un país todo raro que nadie conoce”. Teniendo en cuenta que era de esas tareas que dejan el viernes para entregar el lunes, planeé mi fin de semana de la siguiente forma:

Viernes por la tarde: averiguar los colores de la dichosa bandera y ver si entre mis materiales había papel de esos colores – y hacer la lista de lo que me faltaba -; luego vagar hasta el domingo a las 7:00 p.m. momento en el cual haría la tarea de afán y si me faltaba algo salir corriendo con mis papás a la 14 –disculparán la cuña- antes que cerraran. (Nota aclaratoria del Blog de Banderas: La 14 es un famoso supermercado en Cali, Colombia).

Con ese plan en mente llego a casa y abro el almanaque mundial versión 1994 – ese fue uno de los hobbies de mi papá hasta que llegó Wikipedia y le cambió la vida: cada año compraba el almanaque mundial – y busco la N, llego a la página de Nepal, veo que su capital es Katmandú, que el gentilicio es nepalés y mi mente dispara rápidamente un: “profesora, hija de #$%&” (ustedes reemplazarán los caracteres para que les quede la expresión que la RAE define de la siguiente forma:” 1. m. y f. vulg. Mala persona. U. c. insulto”) al encontrarme que la bandera que la señora me pedía para el lunes era la siguiente:

File:Flag of Nepal.svg
Bandera de Nepal (Fuente)

Así que este pechito buscó entre sus retazos de papel y afortunadamente tenía azul y rojo (sobrante de múltiples banderas de Colombia) y cambió su tarde de ver televisión por una tarde recortando la bendita forma de banderín doble. Por la noche cuando llegaron mis papás me ayudaron con las figuritas blancas y el resto de fin de semana lo vagué como lo tenía planeado, pero sin la adrenalina que daba el saber que se tenía por allá una tarea incompleta.

El lunes siguiente entregué la tarea y la profesora extrañada me dice: “le dije que entregara una bandera, no un banderín, pero por ser buen estudiante le voy a poner un 6” (en esa época la calificación iba de 1 a 10 y se aprobaba la materia con un promedio de 6). Volví a casa desilusionado, no era de los que lloraban por la nota, pero en realidad sentía que me había esforzado mucho para haber obtenido tan baja calificación, así que aproveché la colección de almanaques mundiales de mi papá y empecé desde 1990, y revisé 1991, 1992, 1993 y 1994, ¡todas las banderas eran idénticas! Fui a buscar en la enciclopedia de una vecina y, ¡oh sorpresa! ¡La misma forma!  Así que saqué fotocopia de todas mis fuentes y acopié pruebas para refutarle mi nota a la señora profesora. Al día siguiente, luego de mostrarle las pruebas a la profesora, ella me dice: “pues vamos a ver si sus papeles pueden con mi prueba que es más moderna” y saca un CD de encarta 94 (!)  Vamos a la sala de sistemas, la señora mete el CD en un PC  y en el buscador digita la palabra Nepal y ¡voilà! La misma figura que yo le había entregado! Así que inmediatamente mi 6 se transformó en un 10 y la profesora a manera de disculpa dijo: “yo pensaba que todas las banderas eran rectangulares”.

Este trauma represado desde 1994 me llevó a escribir este post resolviendo la pregunta de mi profesora de porqué la bandera nepalí es diferente a las de la mayor parte de las banderas del mundo.

En realidad la razón es muy simple y nos remonta a la misma historia de las banderas. En la antigüedad se usaban tiras de tela, o borlas o figuras de animales para identificar las legiones que participaban en una batalla. El uso de este tipo de símbolos tuvo su auge (como gran parte de los objetos militares de antaño) con el imperio Romano que uniformó su estandarte con un águila y puso la famosa sigla SPQR (Senatus Populusque Romanus, el senado y el pueblo romano)

Estandarte Romano (Fuente)

Luego, con la edad media y el surgimiento de monarquías, vino un gran despliegue de banderines, enseñas y gallardetes que representaban cada casa real (y sus respectivos ejércitos). Por otro lado, los comerciantes (sobre todo los navales) debían hacerse reconocer de forma tal  que no fuesen confundidos con los militares y allí surgió la diferenciación entre la bandera para uso civil y el pabellón de guerra. Según el libro de Guiness records, la bandera nacional civil más antigua es la de Dinamarca que, según libros escritos hacia finales del siglo XIII (aunque otros textos dicen que a finales del S XII), bajó del cielo para inspirar a los daneses en la batalla de Lyndanisse. Fuesen cuales fuesen los motivos, los daneses empezaron a usar banderas rectangulares, usanza que se extendió en toda la región escandinava y luego por toda Europa.

Batalla de Lyndanisse. Obsérvese al fondo la bandera danesa bajando desde el cielo (Fuente)
Bandera de Dinamarca, la primera bandera rectangular en la historia (Fuente)

Ahora usted, amigo lector que ha llegado hasta por acá soportando larguísimos párrafos producto de mi diarrea mental, se preguntará por qué si el post pretendía hablar de la Bandera de Nepal se fue por las ramas hablando del imperio romano y de la bandera danesa. Pues bien, la principal razón por la cual la bandera de Nepal es diferente es porque los demás países tomaron la moda europea. Muestra de ello es que en la américa precolonial, ninguna tribu usaba banderas. Las banderas llegaron a América con los europeos durante la colonia.

Otra muestra clarísima de la afirmación anterior es la Bandera etíope. Antiguamente (mucho antes que se creara el imperio de Abysinia, historia que gustoso les podrá contar más detalladamente el propietario de este blog) el estandarte de Etiopía consistía en tres banderines con los colores rojo amarillo y verde. (Nota aclaratoria del Blog de Banderas al autor de esta entrada: ¡Deje de ponerme trabajo!).

File:Ethiopian Pennants.svg
Antigua bandera etíope (Fuente)

A pesar que Etiopía nunca fue colonizada, la influencia europea se hizo tan fuerte que al crear el imperio Etíope se adoptó una bandera rectangular, con tres franjas, cada una con el color de cada banderín y la adición del león de Judá (en alusión al Ras Tafari).

File:Flag of Ethiopia (1897-1936; 1941-1974).svg
Bandera del Imperio de Abisinia – que luego se convertiría en Etiopía – (Fuente)

Sin embargo, y volviendo al tema, Nepal es un país que se conformó como reino en 1768 y, en consecuencia, no fue colonizado ni estuvo bajo una gran influencia de los europeos. Las banderas rectangulares llegaron entonces hace no mucho tiempo en los equipajes de los montañistas que han ido convirtiendo las hermosas montañas de este país en uno de los mayores botaderos de tanques de oxígeno en el mundo. Por lo anterior, desde hace siglos (algunos textos datan la bandera desde el siglo XVI), la bandera nepalí ha estado inalterada e inmune a la colonización de banderas rectangulares, recordándonos aquel tiempo en que las banderas tenían diversas formas.

Ahora bien, teniendo clara la explicación de la forma, hablemos del contenido de la bandera. El blasón es carmesí y representa al Rhododendron (la flor nacional), y el azul del borde representa la paz. Los dos símbolos dentro de la bandera representan: la luna (en la parte superior, que a su vez representa la calma de los nepalíes) y el sol (en la parte inferior, que representa la férrea determinación del pueblo).  Otros dicen que la luna representa las sombras y el frío del Himalaya mientras el Sol representa la calidez de la región de Tarai. Otros también interpretan que el reino de Nepal existirá mientras existan la luna y el sol.

Algunas interpretaciones argumentan que las formas triangulares de la bandera representan el Himalaya, otros intérpretes dicen que representa una pagoda, otros dicen que representan el budismo y el hinduismo, y otros afirman que es un símbolo hinduista para la victoria.

Ya para terminar, la forma de construir la bandera de Nepal está en el artículo 5to de su constitución, pero que por cuestiones de espacio (como si ya no me hubiese extendió lo suficiente) no transcribiré, aunque hay un muy buen video donde se explica el proceso para elaborar esta bandera (ojala hubiese existido youtube en mi época de bachiller):

(Nota de Blog de Banderas: Si les llamó la atención la historia de la bandera de Dinamarca, pueden leer un poco más al respecto en una de las primeras entradas de este Blog titulada: Las banderas más viejas del mundo). Nos vemos en una próxima oportunidad y, como siempre, ¡Adiós pues!