Y después de más de dos semanas de ausencia en las que el trabajo y los viajes no me dejaron ni existir, vuelve el Blog de Banderas con una entrada que me habían pedido desde hace rato y que busca resolver una simple pregunta: ¿Por qué hay países que tienen más de una ciudad capital? Pues el asunto es el siguiente. Cuando uno está en clase de geografía en el colegio y le ponen a aprenderse las capitales de los países del mundo, la gran mayoría de ellos son “fáciles” – y lo pongo entre comillas porque aprenderse Ouagadougou o Antananarivo es algo bastante complicado para un niño de 7 años -; sin embargo, ocasionalmente aparece algún país para el que es necesario aprenderse dos capitales y, cuando llega a Sudáfrica, se da cuenta que no eran ni una, ni dos sino tres. Y claro, a uno como estudiante le provoca irse hasta allá a ahorcar a alguien por mortificarle la existencia de esa manera. Pero hay que ser justos… está claro que las múltiples capitales no están ahí para atormentarnos la vida sino que, por el contrario, hay razones políticas de fondo que llevaron a los países a tomar esta decisión. Entonces, como en el Blog de Banderas somos unos ñoños sin oficio, vamos con esta entrada dedicada a explorar las razones por las cuales 14 países del mundo tienen más de una capital.  Traigan café y acomódense porque empezamos:


1.  Benín

Benín es el primero de los países del mundo que tienen más de una capital… o al menos eso dicen las fuentes. La güikipedia, por ejemplo, dice que la capital del país es Porto Novo pero que la sede del gobierno es Cotonou… es decir, diarrea mental geográfica. ¿Pero esto de las 2 capitales es cierto? Veamos: En su Título Primero sobre “El Estado y la Soberanía”, la Constitución de Benín establece literalmente que “La Capital de Benín es Porto Novo” y únicamente Porto Novo. De hecho, la única referencia que hay en toda la constitución a la ciudad de Cotonou aparece en el Preámbulo cuando afirma:

“Por lo tanto, la conferencia de las fuerzas vivas de la Nación, celebrada en Cotonou del 19 al 28 de febrero de 1990, restaurando la confianza del pueblo ha permitido la reconciliación nacional y el advenimiento de la era de la Renovación Democrática”.

Mejor dicho, nos mintieron porque Cotonou no es capital por ningún lado… al menos no oficialmente. A pesar de lo anterior, en la mayoría de las fuentes que consulté aparece que no sólo la Asamblea Nacional sino la oficina del Presidente de la República están ubicadas en Cotonou y eso, damas y caballeros, tampoco es cierto. Tanto el viejo edificio como la nueva sede de la Asamblea Nacional se encuentran en Porto Novo y en esto hasta la güikipedia se contradice aquí. Más allá, la residencia oficial del Presidente de la República también se encuentra en Porto Novo haciendo que las sedes del ejecutivo y el legislativo efectivamente estén ubicadas en la capital constitucional.

Ahora, ¿por qué aparece entonces Cotonou como la supuesta “Sede del Gobierno”? Resulta que Cotonou, que está ubicada a 30 kilómetros de Porto Novo, es el centro económico y financiero y es además el lugar donde se concentra la mayoría de las relaciones internacionales de Benín. De hecho, todas las embajadas extranjeras se encuentran en Cotonou – y supongo que tiene que ver con que los embajadores se morirían de un tedio profundo y extremo viviendo en Porto Novo que es bastante más pequeña que Cotonou -. Así mismo, las sedes de algunos ministerios y oficinas gubernamentales están también en Cotonou aumentando la importancia que tiene la ciudad en la vida del país y llevando a que algunas personas afirmen que el país tiene 2 capitales.

Conclusión: legalmente, la única capital de Benín es Porto Novo. Sin embargo, teniendo en cuenta que algunas entidades públicas se encuentran en Cotonou, esto ha llevado a que en ocasiones se considere a esa ciudad como sede de Gobierno de facto. Lo que sí está claro es que la mayoría de personas que consideran a Cotonou como capital están en el extranjero y no en Benín… es más, no hay ningún documento del gobierno del país ni ningún funcionario público que le haya otorgado el título de capital a Cotonou. Entonces, a partir de hoy se pueden aprender una sola capital para Benín y con eso se les quita un problemita más de encima. Si su profesor les pelea, pueden leerle el artículo de la Constitución que les mencioné anteriormente y que les da la razón. Para terminar, habría que preguntarse entonces si Benín debería aparecer en la lista de países cuya ciudad principal NO es la capital y no en la lista de países con más de una capital. El debate queda sobre la mesa.

PD: Si quieren saber más sobre Porto Novo, pueden leer la entrada titulada La historia detrás de las ciudades capitales que tienen en su nombre la palabra “Puerto” que fue publicada en el Blog de Banderas hace algunos meses.

Porto Novo, Benín

Porto Novo, Benín (Fuente)
Porto Novo, Benín (Fuente)
Catedral de Porto Novo, Benín (Fuente)
Porto Novo, Benín (Fuente)
Asamblea Nacional de Benín en Porto Novo, Benín (Fuente)

Cotonou, Benín

Cotonú, Benín
Mercado de Dantokpa en Cotonú, Benín
Catedral de Cotonú, Benín
Cotonú, Benín
Cotonú, Benín (Fuente)
Cotonú, Benín (Fuente)
Plaza de la Estrella Roja en Cotonú, Benín (Fuente)

2.  Bolivia

Como en Benín, la Constitución Política de Bolivia establece cuál es la capital del país en su artículo 6 que dice literalmente: “Sucre es la capital de Bolivia”. Pero entonces si Sucre es la capital de Bolivia, ¿por qué siempre nos han dicho que la capital es La Paz? Aquí la explicación: La ciudad de Chuquisaca – hoy Sucre – fue el epicentro del movimiento boliviano de independencia y allí ocurrió una de las principales revueltas contra los españoles en 1809. Con la independencia en 1825, la ciudad no sólo se convirtió en la capital de la nueva República de Bolivia sino que también fue rebautizada como Sucre en 1839 en honor al líder revolucionario Antonio José de Sucre. ¿Pero por qué situar la capital en Sucre? Resulta que la economía de la época estaba basada en la plata y las principales minas del país se encontraban en las tierras del sur y el centro de Bolivia, es decir, en la zona donde se encuentra la ciudad de Sucre. Con el pasar del tiempo, la importancia de la plata disminuyó y la economía pasó a centrarse en las minas de estaño ubicadas al occidente del país en las zonas donde se encuentran La Paz y Oruro. Con este cambio, se inició una gran rivalidad entre La Paz y Sucre por la tenencia del poder nacional que condujo a una guerra civil que enfrentaría a liberales del norte con conservadores del sur entre 1898 y 1899. Al final de esta guerra, el gobierno decidió trasladar las ramas ejecutiva y legislativa a La Paz en 1899 convirtiendo a la ciudad en la capital de facto de Bolivia mientras que en Sucre quedaría únicamente el poder judicial.

¿Pero entonces Bolivia tiene dos capitales? La respuesta es sí. A diferencia de Benín donde todas las sedes de los poderes públicos están en una sola ciudad, en Bolivia el gobierno se divide entre La Paz y Sucre. Eso sí, habría que hacer una aclaración importante: Según la Constitución, la única capital del país es Sucre. Sin embargo, la continua presencia del ejecutivo y el legislativo en La Paz durante más de un siglo han hecho que la ciudad sea considerada como una capital de facto y, en consecuencia, se convierte en una de las 2 capitales del Estado Plurinacional de Bolivia en la actualidad.

Sucre, Bolivia

Panorámica de la ciudad de Sucre (Fuente)
Panorámica de Sucre (Fuente)
Palacio de Gobierno del Departamento de Chuquisaca que antes servía como Palacio Nacional de Bolivia antes del traslado del Gobierno Nacional a La Paz en 1899 (Fuente)
Castillo del Principado de la Glorieta en Sucre (Fuente)
Basílica de San Francisco en Sucre (Fuente)
Corte Suprema de Justicia de Bolivia en Sucre (Fuente)

La Paz, Bolivia

La Paz, Bolivia (Fuente)
La Paz, Bolivia (Fuente)
La Paz, Bolivia (Fuente)
Palacio presidencial en La Paz, Bolivia (Fuente)
La Paz, Bolivia (Fuente)
La Paz, Bolivia (Fuente)

3.  Chile

A diferencia de Benín y Bolivia, la Constitución de Chile no tiene ningún artículo en el que se especifique oficialmente cuál es la capital del país. Sin embargo, hay algunas leyes y decisiones del gobierno que nos pueden ayudar a aclarar el asunto.  La primera de estas leyes fue promulgada por Bernardo O’Higgins en 1818 y estipuló que el Palacio de la Real Audiencia – también conocido como el Palacio de las Cajas Reales – en Santiago sería la sede no sólo del Presidente de la República sino también de sus ministros. Con esta designación, la edificación fue rebautizada con el nombre de “Palacio de la Independencia”. En consecuencia, O’Higgins nos da una primera designación tácita de Santiago como la capital del país. La segunda de las leyes que nos interesan data del 17 de abril de 1845 cuando el presidente Manuel Bulnes decretó que la Casa de la Moneda en Santiago sería, a partir de ese año, la sede de la rama ejecutiva del país – y con esto, van 2 designaciones tácitas de Santiago como la capital -.  La última no es una ley pero sí es una decisión del gobierno chileno: Resulta que con excepción de las sesiones de 1824, 1825, 1826 y 1828, el Congreso de Chile ha sesionado siempre en Santiago haciendo que la ciudad sea también la sede del poder legislativo. Más allá, es importante mencionar que a pesar de que las sesiones de 1825 y 1826 fueron convocadas en las ciudades de Quillota y Rancagua, la mayoría de los diputados electos para participar votaron por realizarlas en Santiago que ya se había convertido en el centro de la política nacional. Y así, no oficialmente, Santiago se convertía en la capital de Chile sin que hubiera un artículo en la Constitución que lo aclarara.

Y viene el asunto de la reubicación del Congreso de Chile en Valparaíso.  Resulta que con la llegada al poder de Pinochet, el Congreso fue disuelto por el gobierno militar en 1973. Hacia finales de la década de 1980, el tema de la reinstauración del Congreso empezó a tener importancia y fue así como, el 18 de diciembre de 1987, el General Augusto Pinochet sancionó la Ley 18678 que decía literalmente:

SEÑALA LA CIUDAD EN QUE DEBE CELEBRAR SUS SESIONES EL CONGRESO NACIONAL

La Junta de Gobierno de la República de Chile ha dado su aprobación al siguiente Proyecto de ley:

Artículo 1°.- El Congreso Nacional tendrá su sede y celebrará sus sesiones en la ciudad de Valparaíso.

Artículo 2°.- Mientras no se instale el Congreso Nacional, conforme a las disposiciones transitorias de la Constitución Política de la República, el Poder Legislativo continuará sesionando en la ciudad de Santiago.

JOSE T. MERINO CASTRO, Almirante, Comandante en Jefe de la Armada, Miembro de la Junta de Gobierno.- FERNANDO MATTHEI AUBEL, General del Aire, Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, Miembro de la Junta de Gobierno.- RODOLFO STANGE OELCKERS, General Director, General Director de Carabineros, Miembro de la Junta de Gobierno.- HUMBERTO GORDON RUBIO, Teniente General de Ejército, Miembro de la Junta de Gobierno.

Por cuanto he tenido a bien aprobar la precedente ley, la sanciono y la firmo en señal de promulgación. Llévese a efecto como Ley de la República.

Regístrese en la Contraloría General de la República, publíquese en el Diario Oficial e insértese en la recopilación Oficial de dicha Contraloría.

Santiago, 18 de diciembre de 1987.- AUGUSTO PINOCHET UGARTE, Capitán General, Presidente de la República.- Sergio Fernández Fernández, Ministro del Interior.- Hugo Rosende Subiabre, Ministro de Justicia.
Lo que transcribo a Ud. para su conocimiento.- Saluda a Ud.- Alberto Cardemil Herrera, Subsecretario del Interior.

Y con esto, luego de más de 16 años de suspensión del legislativo chileno y por orden del General Pinochet, el 11 de marzo de 1990 el Congreso de la República reinició sus actividades en la ciudad costera de Valparaíso. Ahora, la pregunta es, ¿por qué Valparaíso? 2 razones: 1. ¿Se acuerdan que les dije que el Congreso de 1828 no había sesionado en Santiago? Pues resulta que por iniciativa del diputado Manuel Araos, ese año se propuso la idea de que el legislativo se trasladara a una ciudad diferente a Santiago para descentralizar un gobierno que se había instalado en un 100% en la ciudad capital. Así, el 24 de abril de 1828 se aprobó una ley que ordenaba el traslado del Congreso a la ciudad de Valparaíso y fue justamente allí donde se redactó la Constitución de Chile de 1828. Con esto, claro, se sentaron las bases para más de un siglo después, Pinochet volviera a escoger a Valparaíso como sede del legislativo. Y 2. Aquí me voy a quejar del gobierno de Chile. Si uno hace una pregunta como “¿Por qué el congreso nacional está en Valparaíso y no en Santiago?”, uno espera una explicación amplia y exhaustiva. Pero no… por el contrario, la respuesta oficial de la página del Congreso es la siguiente: “Con su emplazamiento en Valparaíso, se pretendió dar una señal de descentralización”. ¿Hay derecho? No señores, exigimos algo un poco más elaborado. En cualquier caso, la conclusión es que el Congreso se traslada a Valparaíso para que todo el gobierno no quede concentrado en Santiago.

Para terminar una última pregunta: ¿Entonces Chile tiene 2 capitales? Si me preguntan a mí, yo diría que no. La capital es Santiago y siempre lo ha sido. Ahora, más de un chileno podría discutir mi afirmación porque, al no haber una designación oficial de Santiago como capital, tampoco se necesitaría una para Valparaíso, ¿no creen?  En cualquier caso, ni el gobierno de Chile ni la población chilena consideran a Valparaíso como capital muy a pesar de que el legislativo se encuentre allá… ¿O me equivoco?

Santiago, Chile

Palacio presidencial en Santiago de Chile
Palacio presidencial en Santiago de Chile
Palacio presidencial en Santiago de Chile
Estatua de Salvador Allende en el Ministerio de Justicia en Santiago
Santiago, Chile
Santiago, Chile
Antiguo Congreso Nacional en Santiago (Fuente)

Valparaíso, Chile

Edificio del Parlamento de Chile en Valparaíso
Edificio del Parlamento de Chile en Valparaíso
Edificio de la Armada de Chile en Valparaíso
Valparaíso, Chile
Valparaíso, Chile
Valparaíso, Chile

4.  Côte d’Ivoire

Y volvemos a un país donde la Constitución no dice absolutamente nada sobre cuál de sus ciudades es la capital.  De Côte d’Ivoire – y digo Côte d’Ivoire y no Costa de Marfil porque el gobierno del país solicitó en la ONU que siempre se utilizara el nombre en francés… y como yo soy un niño juicioso, pues hago caso – sabemos que el territorio ha tenido 4 capitales a través de su historia.  La primera de ellas fue Grand-Bassam que se convirtió en el centro de la administración colonial francesa en 1893 y que tuvo que ser reemplazada por Bingerville 3 años después como consecuencia de una epidemia brutal de fiebre amarilla. La segunda, Bingerville, se convirtió en la capital oficial de la colonia a partir de 1900 y hasta 1933 cuando el gobierno francés se dio cuenta que Abidjan, una ciudad situada a unos 20 kilómetros al occidente, había adquirido una importancia mucho mayor por la facilidad de acceso que tenía al Golfo de Guinea a través de la Laguna Ébrié. De esta manera, Francia establecería a Abidjan como la capital administrativa de la colonia en 1933 y, con esto, la ciudad se convertiría en el centro político, económico, cultural y financiero no sólo de Côte d’Ivoire sino también de gran parte de África Occidental.

Pero con la independencia y la llegada del presidente Félix Houphouët-Boigny al poder en 1960, el nuevo gobierno del país inició una proyecto de inversión masivo en la ciudad de Yammoussoukro que, además, era lugar de nacimiento del presidente. Houphouët construyó escuelas, hospitales y grandes autopistas de hasta 8 carriles en un lugar que hasta el momento no era más que una sucesión interminable de plantaciones de café, bananos y tomates. ¿Pero cuál era el objetivo de toda esta inversión? Houphouët quería convertir a su ciudad natal en la capital de la República de Côte d’Ivoire y con esta medida, además, descentralizar no sólo la política sino también la economía que se habían concentrado en la franja costera y, en particular, en Abidjan.  Además, con la ubicación de Yammoussoukro en el centro del país se podría ejercer un mayor control sobre la zona norte que había estado históricamente relegada por el gobierno central. En una entrevista que le hicieron al presidente Houphouët afirmó además que el cambio respondía a las siguientes razones adicionales:

  • Grand-Bassam, Bingerville y Abidjan, antiguas capitales de Côte d’Ivoire, fueron establecidas por la voluntad de los colonos y no de los marfileños. Por el contrario, Yammoussoukro – antes conocida como N’Gokro – es una ciudad simbólica del Reino Baule, un bastión de la Reina Yamousso y además el lugar de nacimiento del padre del país Félix Houphouët-Boigny.

  • La ubicación de la capital política lejos de la capital economía permitiría la consolidación del poder popular y mejoraría la estabilidad política del país.

  • Por último, esta transferencia es una forma de anticipar el aumento del nivel del mar en la región costera de Côte d’Ivoire y Abidjan donde viven más de 5 millones de personas.  De esta manera el país estaría evitando una eventual catástrofe humanitaria…  Si me preguntan a mí, esta razón es un poco apocalíptica, ¿pero quién soy yo para discutirle sus argumentos a Houphouët?

Así, luego de años de inversión, el gobierno de Houphouët logró la aprobación de la Ley 83-242 por parte de la Asamblea Nacional el 21 de marzo de 1983 en la cual se transfería la capital de Abidjan a Yammoussoukro. Pasaron algunos años mientras se hacían las últimas inversiones en la nueva capital hasta que el 19 de marzo de 1997 se terminó la construcción del Hôtel des Députés – es decir, el Palacio de los Diputados – y, con el Decreto 79-177, se oficializó a Yammoussoukro como capital de Côte d’Ivoire.

Y vamos a la pregunta final: ¿realmente existen 2 capitales en Côte d’Ivoire? La respuesta es un no rotundo y categórico. Abidjan ya no es capital y de hecho, no sólo el gobierno de Houphouët sino también el de su sucesor Gbagbo han hecho grandes esfuerzos por terminar el traslado a Yammoussoukro que es, para todos los efectos, la capital de Côte d’Ivoire – o al menos eso dice el gobierno mediante su Ley 83-242 -. Ahora, la razón por la cual Abidjan continúa apareciendo en muchas fuentes como la capital del país es porque gran parte del gobierno aún se encuentra ubicado en la ciudad. Por ejemplo, la zona de Le Plateau en Abidjan concentra la Oficina del Primer Ministro, la Corte Constitucional, algunos ministerios y gran parte de las embajadas residentes en el país. Por el contrario, en Yammoussoukro se encuentran el Parlamento y la Oficina del Presidente de la República. Termino entonces afirmando que, si bien es cierto que el proceso de traslado no se ha terminado, la única capital de Côte d’Ivoire es Yammoussoukro. Los dejo con imágenes:

Yammoussoukro, Côte d’Ivoire

Catedral de Nuestra Señora de la Paz en Yammoussoukro (Fuente)
Catedral de Nuestra Señora de la Paz en Yammoussoukro (Fuente)
Palacio Presidencial en Yammoussoukro (Fuente)
Palacio Presidencial en Yammoussoukro (Fuente)
Mezquita en Yammoussoukro (Fuente)
Palacio de los Diputados en Yammoussoukro (Fuente)

Abidjan, Côte d’Ivoire

Panorámica de Abidjan (Fuente)
Panorámica de Abidjan (Fuente)
Panorámica de Abidjan (Fuente)
Panorámica de Abidjan (Fuente)
Antigua Asamblea Nacional en Abidjan (Fuente)

5. eSwatini

Cuando los británicos llegaron al territorio de lo que hoy es eSwatini, establecieron su centro administrativo en la ciudad de Bremersdorp – hoy Manzini – luego de que Arthur Bremer, un ciudadano británico, vendió su hotel para ser utilizado como sede de gobierno. Bremersdorp empezó a crecer y a convertirse en el centro político, económico y comercial de eSwatini hasta que la ciudad fue completamente destruida durante la Guerra de los Bóers entre 1899 y 1902. Con la destrucción de Bremersdorp, la capital del territorio se trasladó a la ciudad de Mbabane que, al convertirse en el centro de la vida política del país, creció considerablemente hasta sobrepasar en importancia y en población a Bremersdorp.  Sin embargo, mientras la capital impuesta por los británicos fue primero Bremersdorp y luego Mbabane, la capital tradicional de eSwatini – y se le llama tradicional porque históricamente ha sido la residencia de la familia real – siempre fue Lobamba, el lugar donde no sólo reside la Reina Madre sino también se ubica el Parlamento del país.

Así, aunque la Constitución del país no especifique cuáles son las capitales de eSwatini, en el país se ha oficializado que Mbabane es la capital administrativa donde se encuentra el poder ejecutivo y el judicial y Lobamba se reconoce como la capital Real y legislativa.  Los dejo con algunas imágenes:

Mbabane, eSwatini

Centro de Mbabane, eSwatini
Centro de Mbabane, eSwatini
Centro de Mbabane, eSwatini
Centro de Mbabane, eSwatini

Lobamba, Swazilandia

Parlamento de eSwatini en Lobamba
Memorial al Rey Sobhuza II en Lobamba
Memorial al Rey Sobhuza II en Lobamba
Archivo nacional de eSwatini en Lobamba
Estadio Nacional de Somhololo en Lobamba

6.  Honduras

Y con Honduras casi me saco un ojo entendiendo el asunto. El artículo 8 de la Constitución de Honduras dice literalmente: “Las ciudades de Tegucigalpa, y Comayagüela, conjuntamente, constituyen la capital de la República“.  Y si se fijan bien, el artículo dice “constituyen LA capital de la República”… quiere decir que no hay 2 sino una sola. Mejor dicho, esto es un enredo. Sin embargo, después de darle mil vueltas a la cosa, el asunto se soluciona fácil: resulta que Tegucigalpa – la capital que todos conocemos de Honduras – está ubicada en el Distrito Central que está compuesto también por la ciudad vecina de Comayagüela… Es decir, las 2 ciudades son hermanas, están una al lado de la otra y las separa sólo el Río Choluteca. Así, en conclusión y para no darle muchas vueltas al asunto, la capital de Honduras es la conurbación conformada por las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela. Les muestro un mapa:

A la izquierda se encuentra la ciudad de Comayagüela y a la derecha está Tegucigalpa, las 2 capitales de Honduras y separadas por el Río Choluteca (Fuente)

 

Vista satelital de Comayagüela y Tegucigalpa (Fuente)

Tegucigalpa y Comayagüela, Honduras

Panorámica de Tegucigalpa y Comayagüela
Panorámica de Tegucigalpa y Comayagüela
Tegucigalpa, Honduras
Teatro Nacional de Honduras
Antiguo palacio nacional en Tegucigalpa
Tegucigalpa, Honduras
Antiguo Palacio Presidencial en Tegucigalpa

7.  Malasia

Con Malasia la situación es extraña. El artículo 154 de la Constitución de Malasia afirma que “Hasta que el Parlamento lo determine de otra forma, la municipalidad de Kuala Lumpur será la capital federal“… sin embargo, existe en el país la ciudad de Putrajaya que también es denominada capital o, en el peor de los casos, el centro administrativo de Malasia. ¿Pero cómo funciona el asunto? Resulta que con el crecimiento desmesurado de Kuala Lumpur, durante la década de 1980 el gobierno de Malasia empezó a pensar en la posibilidad de construir una nueva ciudad con el fin de sacar todo el aparato gubernamental de la capital. La idea se materializaría en la década de 1990 cuando el gobierno nacional decidió comprar cerca de 46 kilómetros cuadrados de tierra entre Kuala Lumpur y el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur en el Estado de Selangor para ubicar a Putrajaya, la nueva capital del país.

Así, en 1995 y con un costo de cerca de 8.1 billones de dólares, el gobierno de Malasia inició la construcción que duraría hasta 1999 cuando el primer grupo de 300 funcionarios de la Oficina del Primer Ministro se trasladó de Kuala Lumpur a Putrajaya. Luego, en 2001, los gobiernos Federal y del Estado de Selangor llevaron a cabo la ceremonia oficial de trasferencia de la ciudad que se traduciría en la creación del Territorio Federal de Putrajaya. Finalmente en 2005, el resto de funcionarios públicos abandonaron Kuala Lumpur y se mudaron a la nueva capital.

Ahora, a pesar de que la mayoría de la administración federal ya se encuentra ubicada en Putrajaya, Kuala Lumpur aún continúa apareciendo como la única capital de Malasia en la Constitución y todavía es sede del Parlamento Federal, algunas oficinas de la rama judicial y el palacio del Rey de Malasia.  Conclusión: En la práctica hay 2 capitales pero se espera que en el futuro próximo, la única capital de Malasia sea Putrajaya. Los dejo con imágenes:

Kuala Lumpur, Malasia

Gran Mezquita de Kuala Lumpur
Gran Mezquita de Kuala Lumpur
Kuala Lumpur, Malasia
Kuala Lumpur, Malasia
Petronas en Kuala Lumpur, Malasia
Kuala Lumpur, Malasia
Parlamento de Malasia en Kuala Lumpur (Fuente)

Putrajaya, Malasia

Nuevo Parlamento en Putrajaya (Fuente)
Gran Mezquita de Putrajaya (Fuente)
Putrajaya, Malasia (Fuente)
Panorámica de Putrajaya (Fuente)

8.  Montenegro

Y aquí les dejo una versión resumida porque si me pongo a contarles las historias de las mil y una invasiones que sufrió Montenegro a través de su historia terminamos esta entrada en el año 3524. El asunto funciona así: Desde su fundación en el Siglo XV, la ciudad de Cetinje fue el principal asentamiento de la región próxima al Monte Lovćen – que además es la montaña que le da el nombre actual a Montenegro -. De hecho, la primera vez que Montenegro fue reconocido como país ocurrió en la Conferencia de Berlín de 1878 y, en ese momento, Cetinje se estrenó como capital de un Estado europeo independiente. Podgorica, la capital actual, apareció en escena entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial cuando el gobierno de Yugoslavia en Belgrado presionó al Parlamento de Montenegro para que adoptara una ley que obligaba al traslado de los órganos del Estado a Podgorica. Posteriormente, con la creación de la República Federal Socialista de Yugoslavia, la ciudad cambió su nombre a Titogrado, creció considerablemente y se convirtió en el centro administrativo de la República Socialista de Montenegro desplazando a Cetinje a un segundo plano.

Con la última independencia de Montenegro en 2006, el nuevo gobierno decidió honrar la participación histórica de Cetinje en la formación del Estado al reconocerla como el centro de la vida montenegrina, la cuna de la cultura del país y el centro de la religión ortodoxa más importante de la región. En consecuencia, la Constitución de Montenegro establece lo siguiente:

Artículo 5
Capital y Antigua Capital Real

La capital de Montenegro será Podgorica.
La Antigua Capital Real de Montenegro será Cetinje.

Y con eso, damas y caballeros, tenemos que tanto Cetinje como Podgorica son capitales oficiales en Montenegro. Ahora, si todavía se niegan a reconocer a Cetinje como capital, les cuento que tanto la residencia oficial como el despacho del presidente del país están ubicados en Cetinje y no en Podgorica. Conclusión: no hubo más que hacer… apréndanse las 2.

Podgorica, Montenegro

Panorámica de Podgorica (Fuente)
Plaza de la República en Podgorica, Montenegro
Alcaldía de Podgorica
Podgorica, Montenegro
Centro de Podgorica
Banco Central de Montenegro
Parlamento de Montenegro
Unión de los ríos Morača y Ribnica en el centro de Podgorica, Montenegro.
Puente del Milenio en el centro de Podgorica
Universidad de Podgorica

Cetinje, Montenegro

Cetinje, Montenegro (Fuente)
Cetinje, Montenegro (Fuente)
Cetinje, Montenegro (Fuente)

9.  Países Bajos

El artículo 32 de la Constitución de los Países Bajos establece lo siguiente:

Artículo 32:

Al asumir la prerrogativa real, el Rey deberá ser juramentado e inaugurado tan pronto como sea posible en la ciudad capital, Ámsterdam, en una sesión pública y conjunta de las dos cámaras del Parlamento. El Rey deberá jurar o prometer fidelidad a la Constitución y que desempeñará fielmente sus funciones. Normas específicas serán establecidas por Ley del Parlamento.

Y con eso, damas y caballeros, la capital oficial y constitucional de los Países Bajos es Ámsterdam. Sin embargo, en el país ocurre algo curioso. Por más de que la Constitución establezca que la capital es Ámsterdam, tanto la sede del Gobierno – es decir, el ejecutivo – como la del Parlamento, la de la Corte Suprema y la mayoría de embajadas acreditadas en el país han estado desde 1588 en la ciudad de La Haya con excepción del período comprendido entre 1808 y 1810.  Les explico el asunto:

Ámsterdam ha sido históricamente reconocida como la capital de los Países Bajos incluso antes de que apareciera como tal en la Constitución. Lo anterior responde principalmente a que es una Ciudad Real, es decir, en ella se llevan a cabo las inauguraciones de los reyes, las bodas y los entierros reales. Además, desde finales del Siglo XVI, Ámsterdam tuvo las mayores tasas de crecimiento de país convirtiéndola en una ciudad poderosa y en el centro del comercio, las finanzas y la cultura.

Más allá, la separación entre Ámsterdam como ciudad capital y La Haya como sede del gobierno responde a la historia constitucional de los Países Bajos. Desde la Edad Media hasta el Siglo XVI, la Haya fue la sede del gobierno del Condado de Holanda y la residencia de los Condes de Holanda. Luego del establecimiento de la República Unida de los Países Bajos entre 1572 y 1581, la ciudad de Dordrecht se convirtió temporalmente en la sede del gobierno de las Provincias Unidas, residencia del General, del Consejo de Estado y del Príncipe de Orange. Sin embargo, en 1588, todas estas instituciones fueron trasladadas a La Haya que desde ese momento ha sido la sede del gobierno de los Países Bajos. ¿Por qué? Resulta que Ámsterdam seguía siendo leal al Imperio Español hasta finales de la Guerra de los 80 Años en 1648. Esto, claro, le permitió crecer en términos comerciales pero la convertía en un lugar poco deseable para convertirse en la capital del “estado rebelde” que estaba surgiendo en el territorio.

Durante los años siguientes y hasta 1795, la rivalidad entre Ámsterdam y La Haya creció como consecuencia del apoyo que la primera le daba a  la creación de una República y que se oponía a la tradición monárquica y de liderazgo hereditario de la segunda. En últimas, luego de la formación del Reino de los Países Bajos en 1814, Ámsterdam fue declarada como capital oficial en un gesto que buscaba la conciliación entre las 2 ciudades y un reconocimiento a la fuerte tradición cívica y republicana del nuevo reino. Sin embargo, a pesar de que Ámsterdam es la capital oficial, todas las oficinas del gobierno permanecieron en La Haya… Y con eso, damas y caballeros, tenemos a los Países Bajos en la lista de países con más de una ciudad capital.

Ámsterdam, Países Bajos

Panorámica de Ámsterdam (Fuente)
Zona de Zuidas en Ámsterdam (Fuente)
Iglesia de San Nicolás en Ámsterdam (Fuente)
Ámsterdam (Fuente)

La Haya, Países Bajos

Centro de La Haya (Fuente)
Ministerios de Salud y Educación de los Países Bajos en La Haya (Fuente)
Parlamento de los Países Bajos en La Haya (Fuente)
Palacio de la Paz – Sede de la Corte Internacional de Justicia en La Haya (Fuente)
Edificio de la Corte Penal Internacional en La Haya (Fuente)

10.  Sahara Occidental

Y si la historia del Sahara Occidental ha sido complicada, la explicación del por qué de sus 2 – ¿o 3? – capitales lo es aún más. La República Árabe Saharaui Democrática (RASD) fue fundada el 27 de febrero de 1976. Sin embargo, desde 1975, la parte occidental del territorio ha estado ocupada por el Reino de Marruecos que se la anexó ilegalmente como parte de su territorio. No les voy a contar la historia completa porque ese tema ya lo traté en este blog en la entrada titulada “Un viaje a los Territorios Liberados del Sahara Occidental” y que los invito a leer si les interesa el asunto… Es más, léanla que me quedó coquetona.

Pero volvamos a lo que nos interesa. Resulta que la Constitución de la RASD establece en su Artículo 1 que “La capital de la República es El Aaiún“… Sin embargo, como les conté, El Aaiún está ubicada en la zona ocupada y anexada por Marruecos y, por lo tanto, al gobierno saharaui le queda un poquito complicado gobernar desde allá.  En consecuencia, existen 2 ciudades – si es que se pueden llamar así porque son bastante pequeñas y con unas características sui generis dentro del inmenso mundo de las capitales nacionales – que cumplen la función de “capital” mientras los marroquíes salen de El Aaiún. La primera de ellas es Tindouf en Argelia… Pero no Tindouf sino los campamentos de refugiados saharauis que están en las inmediaciones de la ciudad. Resulta que miles de refugiados del Sahara Occidental huyeron a la región del oeste de Argelia durante la guerra con Marruecos aprovechando el apoyo que el gobierno de Argel le había brindado a la causa saharaui. Luego del fin de la guerra y con el apoyo de Argelia, el gobierno de la RASD en el exilio se organizó en los campamentos de refugiados alrededor de Tindouf y construyó las oficinas gubernamentales temporales en la zona conocida como Rabouni. En consecuencia, como El Aaiún está ocupada, Rabouni sirve, al menos por ahora, como capital de facto del gobierno del Sahara Occidental.

La segunda ciudad que nos interesa es Bir Lehlu – que traduce literalmente “la bella fuente de agua” o “manantial” – que se encuentra al nororiente del Sahara Occidental y al oriente del muro de separación que construyó Marruecos entre los territorios liberados y los ocupados. Bir Lehlu fue declarada la capital temporal de la RASD por ser el lugar donde se proclamó el Estado Saharaui en 1976 y por ser, además, el lugar de nacimiento de El-Ouali Mustafá Sayyid, primer presidente de la República. Ahora, hay que ser claros… en Bir Lehlu no hay mucho. De hecho el lugar solía ser una base del ejército español durante la colonia y ahora no hay mucho más que un hospital, una escuela y una mezquita. Sin embargo, la ciudad generalmente es la sede de las paradas militares y celebraciones del aniversario de la proclamación de la RASD.  Los dejo con algunas imágenes:

El Aaiún, Sahara Occidental

El Aaiún, Sahara Occidental (Fuente)
El Aaiún, Sahara Occidental (Fuente)
El Aaiún, Sahara Occidental (Fuente)
El Aaiún, Sahara Occidental (Fuente)

Bir Lehlu, Sahara Occidental

Escuela en Bir Lehlu (Fuente)
Instalación militar en Bir Lehlu (Fuente)
Bir Lehlu (Fuente)
Monumento en Bir Lehlu (Fuente)

Campamentos de Refugiados en Tindouf, Argelia

Campamentos de Refugiados Saharauis – Tindouf, Argelia
Campamentos de Refugiados Saharauis – Tindouf, Argelia
Mercado en el campamento de refugiados
Bomba de Gasolina en el Campamento de Refugiados de Tindouf
Campamento de Refugiados de Tindouf
Campamento de Refugiados de Tindouf

11.  Sudáfrica

Y llegamos al único país del mundo que tiene oficialmente 3 capitales: Sudáfrica. El origen de las 3 capitales sudafricanas se remonta a 2 momentos históricos: 1. El triunfo británico en la Guerra de los Bóers en 1902 que llevó a la anexión por parte del Reino Unido de las 2 repúblicas independientes que habían formado los descendientes de holandeses en el sur de África: la República del Transvaal – también conocido como la República Sudafricana – y el Estado Libre de Orange; y 2. La creación de la Unión Sudafricana el 31 de mayo de 1910 luego de la unificación de las 4 colonias británicas en la zona: la Colonia del Cabo, la Colonia de Natal, la Colonia del Transvaal y la Colonia del Río Orange.

Con el triunfo británico en la Guerra de los Bóers, el gobierno de Londres ocupó los Estados independientes de Transvaal y Orange y consolidó su presencia en todo el territorio de la actual Sudáfrica. Posteriormente, en 1910, surgió de la idea de unificarlos en un Estado unitario en el cual se abolieran los parlamentos de cada una de las colonias se transformaran en consejos provinciales cuyos miembros eran elegidos únicamente por la minoría blanca – y aquí, damas y caballeros, tenemos el origen del Apartheid -.  Sin embargo, durante las negociaciones entre las 4 colonias que llevarían a la formación de la Unión Sudafricana surgió una serie de desacuerdos en torno a dónde debería estar ubicada la capital del nuevo país. Finalmente, las 4 delegaciones llegaron a un acuerdo que establecía que cada una de las nuevas provincias compartirían el poder y se dividiría el gobierno de tal forma que cada rama estuviera en cada una de las antiguas capitales. Así, el ejecutivo se asentó en Pretoria – la antigua capital del Transvaal -, el legislativo en Ciudad del Cabo – la antigua capital de la Colonia del Cabo – y el judicial en Bloemfontein – la antigua capital del Estado Libre de Orange -. Por su parte, Pietermaritzburg, la antigua capital de Natal, recibió una gran suma de dinero para compensar el hecho de que no fue escogida como una de las capitales del  nuevo Estado.

De esta forma, la Unión Sudafricana y posteriormente la República de Sudáfrica se organizaron en torno a 3 capitales diferentes, práctica continúa hasta nuestros días. Incluso, con el fin el Apartheid, la Corte Constitución y la Comisión de Derechos Humanos fueron establecidas en Johannesburgo que, si bien no es capital, sí tiene un papel importante no sólo en la economía sino también en la política del país.

Pretoria, Sudáfrica

Panorámica de Pretoria, Sudáfrica
Church Square en Pretoria, Sudáfrica
Church Square en Pretoria, Sudáfrica
Church Square en Pretoria, Sudáfrica
Panorámica de Pretoria, Sudáfrica desde el Palacio Presidencial
Panorámica de Pretoria, Sudáfrica desde el Palacio Presidencial
Palacio Presidencial en Pretoria, Sudáfrica
Palacio Presidencial en Pretoria, Sudáfrica

Ciudad del Cabo, Sudáfrica

Centro de Ciudad del Cabo, Sudáfrica
Ciudad del Cabo, Sudáfrica y la Montaña de la Mesa
Ciudad del Cabo, Sudáfrica
Centro de Ciudad del Cabo, Sudáfrica
Antigua alcaldía de Ciudad del Cabo, Sudáfrica
Centro de Ciudad del Cabo, Sudáfrica
Parlamento de Sudáfrica en Ciudad del Cabo
Parlamento de Sudáfrica en Ciudad del Cabo

Bloemfontein, Sudáfrica

Panorámica de Bloemfontein, Sudáfrica
Panorámica de Bloemfontein, Sudáfrica
Bloemfontein, Sudáfrica
Corte Suprema de Justicia en Bloemfontein, Sudáfrica
Antiguo Parlamento del Estado Libre de Orange en Bloemfontein, Sudáfrica
Antiguo Palacio Presidencial del Estado Libre de Orange en Bloemfontein, Sudáfrica

12.  Sri Lanka

Y en Sri Lanka ocurrió una mezcla de las historias de Malasia y Honduras. Resulta que Colombo ha sido la capital histórica de la isla desde la llegada de los portugueses a Ceilán – antiguo nombre de Sri Lanka – en el Siglo XVII. Sin embargo, con el crecimiento de la ciudad durante el siglo XX, el gobierno de la isla decidió sacar todas las instituciones públicas de Colombo y trasladarlas a Sri Jayawardenepura Kotte, la nueva capital, para dejar espacio para el desarrollo económico y comercial. Así, durante la década de 1980, el Parlamento se trasladó a Kotte, luego algunos ministerios se trasladaron y finalmente un número considerable de departamentos administrativos del Estado.

Y aunque el objetivo era trasladar todo el aparato estatal a Kotte, el proceso nunca concluyó y aún hoy todavía se encuentran algunas oficinas importantes en Colombo como el Palacio Presidencial, la oficina del Primer Ministro, la Corte Suprema de Justicia, el Banco Central y los ministerios de Finanzas, Defensa, del Interior, Relaciones Exteriores y Justicia. Mejor dicho, aunque la Constitución nunca menciona cuál es la capital oficial, el país quedó con 2 capitales: Sri Jayawardenepura Kotte como la capital oficial y sede del Parlamento y Colombo como la capital histórica y sede del ejecutivo y el judicial.

Pero hasta ahora tenemos la similitud con la historia de Malasia… ¿Por qué digo además que se parece también a Honduras? Pues resulta que Sri Jayawardenepura Kotte no es más que un suburbio ubicado al suroriente de la antigua capital Colombo… De hecho, entre los puntos centrales de las 2 ciudades no hay más de 10 kilómetros de distancia. En conclusión, a pesar de que nos hagan sufrir aprendiéndonos el nombre de Sri Jayawardenepura Kotte, en realidad las 2 capitales son ciudades vecinas y hermanas… tal como ocurre con Tegucigalpa y Comayagüela.

Colombo, Sri Lanka

Colombo, Sri Lanka (Fuente)
Colombo, Sri Lanka (Fuente)
Colombo, Sri Lanka (Fuente)
Colombo, Sri Lanka (Fuente)
Antiguo Parlamento en Colombo, Sri Lanka (Fuente)

Sri Jayawardenapura Kotte, Sri Lanka

Nuevo Parlamento de Sri Lanka en Sri Jayawardenepura Kotte (Fuente)
Sri Jayawardenepura Kotte (Fuente)
Sri Jayawardenepura Kotte (Fuente)

13.  Tanzania

Y la historia se repite. Tanzania es el último país de nuestra lista de hoy pero tiene una historia similar a la de muchos de los países anteriores. Dar es Salaam se había convertido en una ciudad demasiado grande que concentraba todas las actividades políticas, económicas, comerciales y culturales del país. Además, al estar localizada en la costa, gran parte del país quedaba desatendido por el gobierno central. Entonces, para descongestionar un poco a Dar es Salaam y con el fin de administrar el país desde un lugar mucho más central, el gobierno de Tanzania decidió trasladarse a la ciudad de Dodoma que en 1974 se convirtió en la capital oficial del país.

Sin embargo, como en muchos otros países, el proceso de traslado ha sido lento… muy lento… demasiado lento. De hecho, a pesar de que Dodoma se convirtió en la capital en 1974, el Parlamento del país sólo se trasladó a la “nueva” capital en 1996. La lentitud del cambio de capital ha sido tal que Dodoma ha sido catalogada como un “elefante blanco” en Tanzania y muchas de las tierras que habían sido destinadas para oficinas gubernamentales en la ciudad ya han sido ocupadas por personas que construyeron sus casas, bares o restaurantes. Aún así, un parlamentario de Dodoma defiende el estatus de su ciudad como capital al afirmar que “aquí [en Dodoma] hay aire fresco y serenidad. Dar es Salaam es demasiado ruidosa para los tomadores de decisiones y pensadores del gobierno. Ellos necesitan un lugar calmado y tranquilo como Dodoma”.  Luego de leer esa frase, sólo pensar en visitar Dodoma me produjo un tedio infinito. En cualquier caso, por ahora Dodoma es la capital oficial pero sólo es sede del Parlamento porque el resto de oficinas del gobierno, incluido el Palacio Presidencial, continúan ubicados en Dar es Salaam que, para todos los efectos, continúa siendo la capital de facto de Tanzania.

Dar es Salaam, Tanzania

Centro de Dar es Salaam desde el aire
Catedral de Dar es Salaam
Dar es Salaam
Puerto de Dar es Salaam
Centro de Dar es Salaam

Dodoma, Tanzania

Dodoma, Tanzania (Fuente)
Dodoma, Tanzania (Fuente)
Parlamento en Dodoma, Tanzania (Fuente)
Parlamento en Dodoma, Tanzania (Fuente)

Y hasta aquí llegamos por hoy… Y afortunadamente porque es una de las entradas que más tiempo me ha tomado en toda la historia de este blog. Espero que les haya gustado y que haya compensado por las semanas de ausencia. Nos vemos en una próxima oportunidad y, como siempre, ¡adiós pues!

PD: Si les gustó la entrada, menéenla  🙂