Una mirada al fallo de la Corte Internacional de Justicia sobre la frontera Chile – Perú

14

27 de enero de 2014 por Blog de Banderas

Y la primera entrada del nuevo año nos la envía desde Santiago de Chile un viejo amigo mío y conocido por ustedes en el Blog de Banderas, el señor Coke González que, después del fallo de la Corte Internacional de Justicia sobre la frontera entre Chile y Perú, nos envía el siguiente texto. Pero antes de empezar, les dejo mi entrada sobre el fallo de la CIJ sobre la frontera marítima entre Colombia y Nicaragua titulado: “Mi primera noche en un país más pequeño… Colombia y su pérdida de aguas en el Caribe“… de pronto les puede interesar. Ahora sí, sin más preámbulos, los dejo con Coke y su artículo titulado:


Yo también vivo en un país más pequeño que ayer… ¿O no?
Por: Coke González

Seré sincero: durante la madrugada de lunes 27 de enero de 2014, abracé a mi mujer porque amanecí asustado. Durante esa noche había tenido una pesadilla muy absurda: que un grupo de periodistas chilenos como yo viajaba a Gibraltar –sí: ¡Gibraltar!- a la espera del fallo de la Corte Internacional de Justicia por la demanda nacional para hacerse de la posesión del Reino Unido. Como si ya fuera poca mi diarrea mental, durante este sueño nos refugiábamos en una especie de trinchera pavimentada cuando caía la noche y abruptamente aparecieron aviones de guerra británicos que nos atacaban, lanzando… cubos de plástico. Uno de ellos hirió en la cabeza a mi amada esposa. Ahí, en plena catástrofe, el jefe de la comitiva chilena (que curiosamente era mi editor) determinó la retirada de Gibraltar y que con eso Chile desistía de sus aspiraciones soberanas sobre el Peñón.

Obviamente estoy loco. Demasiado loco. Pero eso me pasa por haber leído tanta bravata en twitter durante la noche anterior: que el ejército chileno debía avanzar hasta la frontera con Perú e invadir al vecino luego del fallo en La Haya, alcancé a leer por ahí. Lo que pensé que era un desquicio terminó siendo una opinión bastante aceptada en ciertas personas que me topé en la mañana. Incluso se registraron condenables ofensas de neonazis chilenos – perdón mundo, pero los hay – contra ciudadanos peruanos en la Plaza de Armas de Santiago. ¡Válgame Dios! Casus belli para una determinación que, le guste a quien le guste, se acogía a derecho. Y en una institución que pertenece a las Naciones Unidas y que Chile solito aceptó someterse luego de firmar el Pacto de Bogotá en 1948 .

En efecto, tras la determinación de la Corte Internacional de Justicia emplazada en Países Bajos, Chile perdió aproximadamente 22.500 kilómetros cuadrados de Zona Económica Exclusiva. Casi como toda la superficie de Djibouti. Claro que el nuevo trazado diseñado por los pomposos jueces de La Haya no quitó ni un centímetro al mar territorial chileno, por lo que no se puede hablar de pérdida de soberanía. Sin embargo, en Perú no entienden lo mismo porque el trozo arrebatado a Chile más lo que se denominó “triángulo exterior” (unos 28.595 kilómetros cuadrados; o sea, como toda Albania) en Lima es considerado como soberanía por completo dado que ellos no han firmado la Convención del Mar de 1982, que establece la división de las aguas. Para la mayoría, pedazos inútiles de agua porque la mayoría de la actividad pesquera se concentra en las primeras cuarenta millas. Yo preferiría actuar sobre otra lógica: la geopolítica, que es la que a mí me apasiona y es la que convoca a leer este noble blog. Y creo que en ese ámbito, Chile perdió. Poco, pero perdió.

File:Zonmar-es.svg

Zonas marítimas de acuerdo a la Convención del Mar de Naciones Unidas (Fuente)


 

1. TRATADOS PERMEABLES

El analista internacional Raúl Söhr – un gran señor, tuve la oportunidad de trabajar con él – lo había advertido hace unos días: el primer gran dilema a resolver en el juicio es saber si hay tratados o no. Es decir, si tenían validez los grandes pilares en los que se cimentaba la defensa de la posición chilena. Recuerdo claramente cuando hace años, el entonces canciller Alejandro Foxley vociferaba tajantemente que el país no mantenía temas limítrofes pendientes con Perú porque todo se basaba en lo que estaba estipulado entre ambas naciones. Y eso principalmente tenía que ver con la Declaración de la Zona Marítima (también llamada “Declaración de Santiago”) de 1952 y el posterior Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Marina de 1954. Justamente el tribunal el día de hoy ha declarado que en el primer tratado no hay referencia explícita al tema fronterizo y el segundo sí tiene algo de incumbencia con Chile (aunque Perú afirmara que lo suscribió sólo con Ecuador), aunque de ningún modo establece la extensión de doscientas millas marinas como siempre lo pretendió La Moneda.

Aquí me cabe la reflexión: ¿dónde estaba lo inexpugnable de los acuerdos que, con tanto alarde, le servían a Chile? O sea, los dos bastiones que para Chile funcionaban como axiomas, resulta que La Haya concedió la razón a la mitad de uno. Con suerte. Por algo el analista argentino Pablo Lacoste afirmó en TVN que “la gran derrota chilena no era ahora, sino que ya fue en 2008”. Desde mi parecer, absolutamente cierto: si efectivamente los tratados limítrofes eran tan válidos, ¿por qué entonces la Corte acogió la demanda peruana? De haber sido tan tajantes y claros, una institución tan respetada como el tribunal ni siquiera debió haber dado a lugar las pretensiones incaicas. Pero no fue así: si la Corte aceptó el requerimiento, era porque los acuerdos no eran tan claros. Y así quedó demostrado tras la lectura del fallo. Distinto a lo que Chile siempre intentó hacer creer. El resto – lo de este lunes – era esperar si esa caída de hace seis años se hacía más profunda.


2. ALIADOS NO TAN ALIADOS

Dentro de la defensa chilena, el mentado tratado de 1954 establecía la aparición de un tercer país que a la postre sería fundamental para resolver el entuerto: Ecuador. Primero, porque en aquel Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Marina se certificaba entre las tres naciones andinas la creación de una “Comisión Permanente de la Conferencia sobre Explotación y Conservación de las Riquezas Marítimas del Pacífico Sur”, remitida al ámbito de acción basado en el paralelo que fijaba las fronteras acuáticas . Perú argumentó en La Haya que este acuerdo sólo le servía para fijar su límite con los ecuatorianos y no con Chile, cosa que la Corte rechazó. Lo curioso es que la frontera marina entre Perú y Ecuador también es un paralelo, cuestión que servía como precedente para la defensa de los comisionados australes – sí: ocupé un sinónimo para “chileno”, aunque el sitio en disputa nada tiene de austral -.

Mapa de la frontera marítima entre Ecuador y Perú (Fuente)

El punto es saber qué tanta conveniencia tenía para Chile aferrarse a esa conjetura. Y esto lo digo al saber cómo se consolidó el límite entre peruanos y ecuatorianos: posterior a la demanda del gobierno de Alan García ante La Haya. ¿Qué significa esto? Simple: Ecuador accedió a generar el nuevo acuerdo, siempre y cuando no le tocaran su línea recta. Y Perú aceptó . ¿Para qué? Al redactar un nuevo tratado, quedaba estipulado que el de 1954 requería revisión. Ahí, creo yo, fueron muy astutos los peruanos: forzaba a las dudas de la Corte, lo cual en parte les funcionó. Y de paso mantenían a raya a un antiguo adversario que hoy más parece amigo de ellos que de Chile.

¿Por qué digo esto? Primero, porque estas dos naciones se abuenan en materia limítrofe pese a que tuvieron un conflicto armado en 1995 (la Guerra de Alto Cenepa, recuerden ). Curioso aunque es lo que corresponde. Sin embargo, Perú acudió a La Haya para zanjar su diferendo con Chile. ¿Era necesario que dos naciones hermanas tuviesen que llegar a una corte judicial? ¿Qué tanto pudo haber influido la ayudita ecuatoriana al reafirmar sus límites marítimos en 2011? Y perdonen la desconfianza pero, ¿para qué lado ahora tira Ecuador en el afán de Bolivia por una salida al mar –la otra piedra en el zapato que le queda a Chile-? Basta saber qué fue lo que aseguró su presidente Rafael Correa hace algunos meses: “Que se haga justicia con nuestra querida Bolivia”, insistió .

Sin embargo, no pretendo ensañarme con los ecuatorianos ni con nadie extranjero: acá hay gran responsabilidad de la diplomacia chilena, por menospreciar las aspiraciones de los otros y remitirse con ínfulas a sus propios postulados. Fue lo que expliqué en el punto anterior y es, además, lo que pronunció el maestro Fernando Paulsen –otro con quien compartí- en radio ADN: “al creer que tú tienes todo resuelto, no significa que el resto no tenga cosas pendientes contigo”, le escuché la semana pasada. Esa conducta viene desde hace mucho tiempo. Tanto que por eso mismo se prendió la mecha en 1986: el “Memorándum Bákula” nació porque Jaime del Valle, el canciller de la dictadura chilena en ese entonces, le pidió que su pretensión se la notificara por escrito . ¡Por escrito! Un precedente que el principio de lo que decidió este lunes la Corte. Por eso me da tanta risa (y pena, al mismo tiempo) que haya gente que asegura que “con Pinochet no pasaban estas cosas porque mandaba al ejército a la frontera”: justamente la dejación del gobierno del tirano derivó en que hoy a Chile le restaran un trozo de mar algo mayor a toda la Región de Los Ríos … Ay mamá. Del mismo modo, las relaciones exteriores chilenas parecen estar más consolidadas con México y Colombia por aspectos comerciales más que por aspirar a la buena vecindad con los países aledaños.


3. CHAUVINISMO EXCESIVO

Y aquí hago hincapié de que se trata de una conducta que lamentablemente sucede en ambos lados: qué sé yo de dónde radica tanta animadversión con el vecino país. La mayoría tiende a pensar que se trató de la Guerra del Pacífico, pero se ha exacerbado a lo largo del tiempo: que acá queremos invadirlos, que allá son resentidos, que acá les damos de comer, que allá pelean por el pisco… Pura basura barata que no debería existir entre dos pueblos hermanos. Y eso queda reflejado en la integración que existe entre las ciudades fronterizas de Tacna y Arica, cuya reciprocidad siempre estuvo sin discusión, al margen del fallo. Pero claro: es más fácil exacerbar desde Santiago o Lima un problema que puede dañar enormemente a quienes viven cotidianamente juntos.

Junto con generar insidia, el chauvinismo deriva en dos conductas reprochables: la primera es la creación abundante de material patriótico sin mérito alguno. Es decir, es muy fácil ser defensores de causas ganadas. Qué gracia, eh. Y no porque sea chileno lo diré, pero se apreció mucho más desde el lado de arriba de la Línea de la Concordia: Ollanta Humala se jactaba de haber ganado “el setenta por ciento de lo demandado”. Perdón, pero ¿qué juicio vio? Ya: está bien que este chiflado servidor analice lo que a su juicio es la derrota chilena, pero tampoco que el presidente peruano se suba en el carro de la victoria: de todo lo que se le cedió a Perú, el famoso “triángulo exterior” nunca fue discutido por Chile porque pertenecía a su altamar. En tanto, lo que le correspondía a su vecino fue una fracción lejana al mar territorial, que era lo que más preocupaba a Chile. Por el contrario, en donde la posición incáica parecía más fuerte era en el establecimiento del Punto Concordia en tierra y ahí perdió por paliza.

Punto Concordia (Fuente)

Y también muy chilenamente podré afirmar el segundo proceder del chauvinismo, que desde mi modo de ver es el que provoca tanto daño en mi país: la incapacidad de ver el defecto propio y reflejar esa frustración en el otro. Resultó muy triste ver recién ahora a muchas autoridades que viajaron a Arica para garantizar tranquilidad a la población, en circunstancias que ese puerto fronterizo vive en el desamparo del gobierno central hace mucho tiempo. ¿Por qué Tacna crece y se desarrolla a pasos agigantados, mientras la ciudad de la “Eterna Primavera” se empobrece cada vez más? Claro: cuando apremia la urgencia, ahí recién viajan y flamean banderas, pero cuando hay que apoyar, ni maní. Y aunque estaban en lo correcto, en Chile se planteó como “un problema de Estado” la defensa de aquel pedazo de mar que, por causa de la Ley de Pesca, era explotado mayormente por Corpesca, empresa de la multimillonaria familia Angelini. Lo intragable, en este punto, no es que el Estado defienda lo suyo – lo cual es lo que corresponde -, sino que cómo grandes conglomerados se apropian de enormes fracciones de territorio. Pero claro: hagámosle creer a la gente que ese mar es de todos, que ondee banderas, que cante el himno y que estuviese pendiente de la tele mientras no entendían ni jota de la hora y media que se leyó de fallo. Y si Chile perdía – como finalmente sucedió – entonces bah, no importa, digámosle que esos litros de agua no sirven para nada. Desde esa lógica, entonces cedamos parte del desierto por árido o parte de los hielos del sur porque son muy fríos…

Lo siento: Chile ha perdido algo más que mar en La Haya. Lo peor de todo es que hace rato seguimos perdidos.

Mapa de la frontera marítima entre Chile y Perú después del Fallo de la Corte Internacional de Justicia (Fuente)

RESEÑA:

Coke González es periodista chileno, titulado de la Universidad de Chile. Es reportero y presentador de CDF Noticias. Autor del libro “Marcianitas Campeonas”, que narra la obtención del título mundial de la selección chilena femenina de hockey patín. Si bien su rubro es el deporte, su pasión por la geopolítica lo trajo hasta el Blog de Banderas, en el que ha colaborado con entradas anteriores. Su twitter es @coke_deportes.

PD: Pueden leer los demás artículos de Coke González en el Blog de Banderas a continuación:

Anuncios

14 pensamientos en “Una mirada al fallo de la Corte Internacional de Justicia sobre la frontera Chile – Perú

  1. Sherlock dice:

    El blog de banderas resiste!! Una alegría inmensa ha recorrido mi espinazo al ver que había una nueva entrada.
    Gracias, Coke, por esta entrada. No conocía esta disputa territorial entre vosotros y los peruanos.

    Me gusta

  2. Oscardo dice:

    hola, me parece muy bien este blog, donde se habla de todo y con todos, obviamente con respeto, me parece excelente la posición de Coke totalmente respetable pero me gustaria conocer cuando un peruano y un boliviano para tener todo para hablar de manera más concreta y unificar la información, al igual que me gustaría conocer como tal, a un nicaraguense y poner así todos los argumentos en vilo, para quienes nos aparece bien parecer quien gana y quien pierde algo de terreno sea acuático o cualquier tema.
    primero. deberían ser justo con Bolivia, fue hace más de 100 años que uds y los peruanos pelearon una guerra injusta (1879-1883: 130 años de hecho) , ustedes y los peruanos no eran vecinos pero ahora si lo son, más allá de explicar el por qué de la guerra, lo cual no voy a sacar nada con ello, si deberían darle un pedazito pequeño de suelo a Bolivia, recuerdo que hace algunos años estaba la idea de darle 5km de lado y lado para una salida al mar con autonomía total de Bolivia, ese argumento no salio adelante por los intereses Peruano-Chileno y aunque tiene los bolivianos derecho de utilizar tanto Tacna como Arica para utilizar sus puertos ahi cosas más de fondo como no tener control territorial de hecho, entonces lo justo sería que se dieran derecho a Bolivia sobre la posición en el mar que les pertenecío….
    segundo, la posición peruana sobre el alto cenepa, eso fue durante una crisis de cada país, el chavunismo o nacionalismo a ultranza siempre ha sido la salida a las crisis en los estados latinoamericanos, pelear por un cerro que era y sigue siendo ecuatoriano es algo estúpido, falta ver la guerra de fútbol es una muestra que nosotros hasta ahora estamos aprendiendo que la política nacional nunca debe salir de ser eso o peor aun, nosotros casi, casi nos vamos a guerra contra Venezuela por qué a Chavez y a Uribe tenian varios problemas en cada uno de los estados, pero bueno algo de historia, pero la posición peruana estaba mejor fundamentada que la Chilena, estuve leyendo algo (cortico) pero bastante interesante sobre la propuesta peruana y queda de hecho que se venia trabajando bastante y seriamente durante 20 años mientras las fuentes chilenas solo parte del mandato de Michaelle Bachelet y Piñera se pusieron serios…. del mismo modo, aqui en Colombia, perdimos por dejarnos dormidos y esperar que “nuestro gobierno” hiciera algo…. entonces nada perdimos por dormidos!
    OJO!!!
    hace falta conocer la posición de Perú y de Bolivia o un nicaraguense, si alguien conoce podria decirle a alguien animese… aqui estamos para hablar sobre política latinoamericana!!!!

    Me gusta

    • CristobalRAZ dice:

      con todo respeto, aclarando de antemano que soy chileno, no creo que la posición peruana halla estado tan bien fundamentada pues la corte le dio la razón en todos los puntos que Chile defendía, vale destacar que el mismo argumento que usó para decir que la frontera correrá por el paralelo del hito 1 por 80 millas náuticas pudo haberlo usado para decir que corriera las 200 millas náuticas por el paralelo como es hasta hoy.
      pero siguiendo la tradición de la Haya utilizo un resquicio pequeño de inexactitud para INTERPRETAR que el tratado del 54 se refería principalmente para acciones pesqueras y por ende como la pesca se daba en esa época (según ellos) hasta la milla 80 decidió que hasta ahí no mas corría el paralelo y de ahí se tomaron para usar su sabido criterio salomónico y usar las recomendaciones de la convención del mar.
      suma a favor de lo anterior que esa decisión fue de 10 a 6 votos si no me equivoco.
      saludos a todos y estoy muy contento que sigan enviando entradas 🙂

      Me gusta

      • Oscardo dice:

        lo esta diciendo con dolor en el alma… nos paso lo mismo y el único culpable vendria siendo el gobierno piñera, aunque nunca me lei las 700 páginas que tenia la petición peruana y mucho menos las 550 páginas de la chilena… además quien cree que va a leer todo eso (menos ellos, pq bastante dinero si le tuvieron que dar… tanto Chile como Perú entonces para eso si la haya tiene soberano huevo) pero si me lei un informe donde decian que los peruanos tenian más argumentos y mejor defendidos que uds, sea verdad o no es mi posición y como tal podria cambiar, pero por eso me gustaría un mayor analisís por parte de los peruanos y de los bolivianos para poder tener todo el contexto…. pero muy bien y también me alegra que usted y todos los que nos lean podamos escribir con la educación aquí demostrada…
        un saludo desde Colombia

        Me gusta

  3. Qué bueno entender esto gracias a don Coke

    Me gusta

  4. Ojo Oscardo: tal como expliqué en la entrada, no creo que el único culpable sea el gobierno de Piñera. Por el contrario, recibió un pastel ya armado y su gran culpabilidad -a mi modo de ver- fue insistir en argumentos que finalmente fueron ineficaces. Mayor responsabilidad fue el golazo que le pasaron a Foxley tras ser demandado en La Haya y, como también dije, la infausta inoperancia de la dictadura cuando Perú comenzó a fraguar todo este lío.

    Aclaro un punto: la soberanía del tríangulo terrestre que podría haberse dado con la indefinición del Hito 1 o el Punto Concordia. Si bien La Haya sólo se centró en lo marítimo, su determinación pudo establecerse como precedente en caso de una futura discusión. En todo caso, el triángulo seguirá perteneciendo a Chile luego que el presidente Ollanta Humala pronunciara oficialmente que “no hay temas limítrofes pendientes con Chile” en la Celac, lo cual es establecido como un reconocimiento “de jure” (expresión latina que no pude poner en cursivas).

    Me gusta

  5. Dr. Germán Arellano S. dice:

    Distinguido Doctor:

    Muy digno de relecturas su estudio a propósito del “fallo” más bien “falluto”. Es un golpe a la ignorancia y al chovismo. Solo la verdad quita los velos de la estulticia.

    Un abrazo, doc.

    Me gusta

  6. anuro croador dice:

    Tengo sentimientos encontrados con el fallo, porque debido a que lamento que la cij hubiera quebrado la linea paralela por 10 votos contra 6 (que a su vez de esos 10 votos, hubo algunos (creo que 4, si mal no recuerdo) aceptando la sesion a Peru con reparos, debido a que a la fecha de firma de los acuerdos pesqueros, no se pescaba mas alla de las 80 millas, considerando que para ese entonces solo pensaron en prolongar el paralelo hasta donde llegara la jurisdiccion sin aclarar hasta donde llegaba dicho acuerdo; pero que a su vez, si bien Chile pierde zona economica exclusiva, no asi soberania (porque firmo la convencion del mar), al menos a Peru le significo alegria de ganar una zona con la que no contaban hasta ahora y que espero, le signifique aliviar ese rencor y resentimiento profundo y cronico contra Chile por una guerra perdida. Lamento que el argumento de reivindicacion historica, sea tan utilizado, tanto por Peru como por Bolivia para reclamar cuanto sea posible a Chile, sin considerar, que para el derecho internacional, no existe dicho argumento de reivindicacion historica, sino que existe el acuerdo de tratados firmados, es decir a un tribunal no le importa si hubo una guerra y si esta fue iniciada en forma justa o injusta, sino que importa que acuerdos bilaterales existen y cobrar la palabra escrita acordada por ambas partes; estos acuerdos muchas veces son poco especificos, como el acuerdo pesquero entre Chile y Peru, que por culpa de su poca claridad, hizo que se llegara a esta instancia del cij, pero con la suficiente argumentacion, para ser utilizado como base para considerar que se acordaba el paralelo como frontera maritima, al haber un acuerdo de pesca entre Peru y Chile. Dicho esto y aunque el tema es inacabable, ya que se pueden seguir comentando los multiples matices que produjo este fallo (gracias a CristobalRAZ por explicar tan claro los fundamentos dados que llegaron a este fallo), espero que este sentimiento de rencor y odio de una parte importante de la sociedad peruana por una guerra que sucedio hace 130 años, no siga eternamente por otros 130 años mas por sentir que su pais perdio algo importante y sin considerar que nosotros los ciudadanos del siglo XXI, no sentimos que las diferencias se arreglen con guerras, pero a su vez, no tenemos la culpa que tantas generaciones atras, las condiciones fueran tan distintas a como son ahora y nos culpen por algo que, vuelvo a insistir, sucedio hace 130 años. Finalmente, espero, que se solucione el problema del triangulo terrestre que Peru reclama como propio, a pesar de que el tratado de 1929 no lo deja claro, pero que a su vez, al mirar un mapa, uno comprenda que es absurdo que Peru lo reclame obstinadamente si consideramos que la cij utilizo el hito 1 como base a la frontera por el paralelo hasta las 80 millas por el mar, y todo por una obstinacion por un resentimiento historico y ademas, solo constituir 400 metros de playa esteril y no utilizada ni concurrida. Perdon por alargarme tanto y la falta de acentos por usar celular y espero haber sido un aporte.

    Me gusta

  7. Excelente análisis, Coke, en particular la mención a que la gran derrota chilena ocurrió en 2008 cuando la Corte tomó el caso y no ahora.

    A mí me llamó la atención el asunto del chauvinismo, porque a mí me parecía (viendo la cobertura sobre el tema a través de los medios de mi país) que ambos países llevaban el asunto con bastante madurez, y a mí esto me asombraba. Por lo que veo, no era tan así.

    Un gran saludo desde Buenos Aires.

    Me gusta

  8. José Antonio dice:

    Como persona que ha vivido durante mucho tiempo en Chile y que mantiene lazos aún afectivos con ese país, he seguido con cierto interés el asunto.
    Me parece muy positivo, y hasta ejemplar, que en un mundo donde parece cada vez parece más habitual resolver las diferencias a tiros y puñetazos (véase Siria, Afganistán, Palestina, Iraq y largo etcétera) lo hecho en La Haya es de valorar como corresponde. Dejemos los nacionalismos radicales para las Olimpiadas, y ni eso… Mis felicitaciones (si les sirven de algo) a los Gobiernos Peruano y Chileno.
    Dicho esto me gustaría añadir un comentario que me parece interesante:
    Tiempo atrás y por razones que no vienen al caso, tuve acceso a un documento del Ejercito chileno en el que se exponía la idea de ceder la soberanía una franja de territorio chileno, paralelo a frontera con Perú, de unos cinco o diez kilómetros de ancho, a Bolivia, con sus respectivos límites marítimos; de esa manera, argumentaba el documento, se concedía a Bolivia su anhelado acceso al Pacifico y, de paso, Chile dejaba de tener frontera con Perú. Así, concluía el documento, serían los bolivianos y los peruanos quienes se pelearían por las fronteras marítimas y… ¡dos problemas menos!.
    Saludos.

    Me gusta

    • Anuro Croador dice:

      Pues supongo que es real, lo firmaron los dictadores Pinochet y Banzer, yo no he visto ese documento pero es obvio que es público ya que es justamente ese documento, el que le permitiría a Bolivia demandar a Chile ante la CIJ, además de eso, desde que se creó es de público conocimiento en Chile el deseo de Pinochet de un canje de territorio, que nunca se dio porque no se le consultó a tiempo a Perú, lo cual era obligatorio para Chile y Bolivia, instancia por la cual, Perú lo rechazó porque no quiso que Bolivia tuviera salida al mar. Ahora será la CIJ la que decida si corresponde o no el alegato Boliviano, en función del informe que emitan ellos en abril, pero esa es una historia que se irá escribiendo en los próximos años de lo cual nosotros los ciudadanos sólo somos espectadores.

      Me gusta

  9. eceppece dice:

    Hace algunos años escribí algo sobre el tema (http://www.cubodepece.blogspot.com.es/2008/08/lebensraum-chileno.html) desde la ignorancia sólo motivado por la visión de un mapa de la “Gran Chile”.
    He aprovechado tu artículo para actualizar algunos enlaces por si, alguien perdido, recala en mi blog y quisiera actualizar conocimientos.
    Espero que no le disgutes.

    Me gusta

  10. […] Una mirada al Fallo de la Corte Internacional de Justicia sobre la frontera Chile – Perú. […]

    Me gusta

  11. […] Una mirada al fallo de la Corte Internacional de Justicia sobre la frontera Chile – Perú […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 13.431 seguidores

Twitter

Visitantes

  • 4,362,956 visitas

Comprar Banderas

Banderas del mundo

Imágenes

Un poco apocalíptico el atardecer - Ciudad del Cabo, Sudáfrica 🇿🇦 / Today's sunset was a bit apocalyptic - Cape Town, South Africa 🇿🇦 #sunset #southafrica #sudáfrica #atardecer #áfrica #africa #clifton Île aux Cerfs, mauricio 🇲🇺 / Île aux Cerfs, Mauritius 🇲🇺 #mauricio #islamauricio #mauritius #mauritiusisland #ileauxcerfs #beach #playa Mezquita en Isfahan, Irán 🇮🇷 / Mosque in Isfahan, Iran 🇮🇷 #mosque #mezquita #isfahan #esfahan #isphahan #isfahán #iran #irán #persia #naqshejahansquare Colonia de pingüinos de Stony Point en Betty's Bay, Sudáfrica 🇿🇦 / Stony Point penguin colony in Betty's Bay, South Africa 🇿🇦 #southafrica #sudáfrica #áfrica #africa #penguins #pingüinos #bettysbay #stonypoint Parlamento en Budapest, Hungría 🇭🇺 / Parliament in Budapest, Hungary 🇭🇺 #parliament #parlamento #budapest #hungría #Hungary #Danubio #Danube Se va el sol 🇿🇦 / And the sun sets 🇿🇦 #sudáfrica #southafrica #capetown #ciudaddelcabo #africa #áfrica #atardecer #sunset

Países

A %d blogueros les gusta esto: