Un viaje a un país que no existe: Nagorno-Karabakh

Como les conté en mi entrada pasada sobre Teherán, los primeros destinos que quería visitar en el viaje de diciembre y enero pasado colapsaron por múltiples razones. Uno de esos destinos era Azerbaiyán pero para conseguir la visa tenía que hacer 2 cosas: 1. Conseguir una carta de invitación del gobierno azerí y 2. Enviar el pasaporte a México para que me pusieran la visa en el pasaporte. Después de analizar el asunto, decidí que mejor lo dejaba así y me iba para lugares donde sí quisieran no sólo mi presencia sino mis escasos dólares – aunque en este caso eran mis escasos drams -. Y esos lugares fueron Armenia donde la visa la podía conseguir por Internet pagando USD 10 con mi tarjeta de crédito y Georgia donde son tan queridos que no nos piden visa a los colombianos… Pero algo hacía falta. En una región con tantos separatismos como el Cáucaso, ¿iba a ir sin visitar alguno de estos países que no son países y que tanto nos divierten y apasionan a los ñoños de las relaciones internacionales como yo? ¡No señores!

Mapa con la ubicación de las Repúblicas de Facto de Abkhazia, Ossetia del Sur y Nagorno-Karabakh en la región del Cáucaso (Fuente)

La primera opción que se me ocurrió fue Abkhazia – o Abjasia como les gusta escribirla a los viejitos sin vida sexual que trabajan en la RAE – pero en aquel momento la entrada desde Georgia estaba algo complicada… Y es entendible porque claramente a los georgianos no les gusta mucho ver una visa en el pasaporte que diga “Аҧсны Аҳәынҭқарра” – es decir, República de Abkhazia en abkhazio – cuando ese territorio es internacionalmente reconocido como suyo, ¿cierto? Y claro… un colombiano tratando de reingresar a Georgia después de haber visitado Abkhazia hubiera significado un infierno en interrogatorios y requisas en la frontera. Mejor no… deje así.

La segunda opción fue Ossetia del Sur pero sobre ese territorio sí hay mil y una advertencias sobre la seguridad y lo difícil que es cruzar la frontera.  Es más, si uno no es ruso, debe obtener una autorización del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ossetia del Sur que se pide por correo electrónico y que, en mi caso, nunca se tomaron la molestia de contestar. Claramente no me querían por allá…  Entonces, dados los acontecimientos, la última opción era Nagorno-Karabakh. Revisé en internet, leí sobre personas que habían estado allá y resultó ser el pseudo-Estado más fácil de visitar en toda la zona. Conclusión: organicé viaje a Stepanakert, la capital de Nagorno-Karabakh y claro, yo era un niño feliz.


¿Cómo llegar?

El primer problema era cómo llegar a Stepanakert. Resulta que Nagorno-Karabakh es internacionalmente reconocido como parte de Azerbaiyán y con esto hay un pequeño problemita: el gobierno de Azerbaiyán considera cualquier visita a Nagorno-Karabakh como una entrada ilegal en territorio azerí. Traducción: Si les ven una visa o un sello de Nagorno-Karabakh en el pasaporte, no los dejan entrar a Azerbaiyán y la sanción dura hasta 3 semanas después del Apocalipsis. Y aquí va la primera recomendación: Si quieren ir a Azerbaiyán después de haber ido a Nagorno-Karabakh, simplemente saquen un nuevo pasaporte y ya está. Que no haya evidencia y solucionan el problema.

Luego viene la ruta… ¿Por dónde entrar a Nagorno-Karabakh? Resulta que aunque en Stepanakert hay un aeropuerto, ningún avión ha aterrizado allí desde que se acabaron los vuelos entre Yereván y Stepanakert con el inicio de la Guerra de Nagorno-Karabakh a finales de la década de 1980. El avión estaba descartado y, en mi concepto, era mejor porque así podría ver cómo funcionaba la frontera de un país que no es país. Ahora la pregunta era ¿por qué frontera entrar? Y la respuesta fue bastante fácil básicamente porque 2 de las 3 fronteras de Nagorno-Karabakh están cerradas. En la “frontera” con Azerbaiyán  – y pongo “frontera” entre comillas porque no está reconocida internacionalmente por ningún Estado – está lo que se conoce como la “Línea de Cese al Fuego” justo al oriente de la carretera entre Mardakert y Martuni. ¿Qué hay en esta línea? Pues no mucho, sólo los ejércitos de Azerbaiyán por un lado y de Armenia y Nagorno-Karabakh por el otro mirándose frente a frente con cara de “eres un $#&%!$&$! y te quiero lanzar 38’743.987 de misiles en la cabeza para que quedes en átomos volando por los aires y no quede de tí ni la ceniza”. Conclusión: Mejor no pasar por ahí, ¿cierto?

Carretera entre Mardakert y Martuni donde se encuentra la Línea de Cese al Fuego entre Azerbaiyán y Nagorno-Karabakh

La segunda frontera es con Irán y, como consecuencia de las buenas relaciones entre Teherán y Bakú, tampoco se puede ingresar a Nagorno-Karabakh desde territorio iraní. Conclusión: la única opción para entrar a Nagorno-Karabakh es desde Armenia, el país que lo apoyó financiera y militarmente en contra de Azerbaiyán en la guerra que los enfrentó entre 1988 y 1994 y que aún presta su ejército para garantizar que Azerbaiyán no retome el control del territorio. Y aquí otro pequeño detalle… como Armenia es el enemigo natural de Azerbaiyán, las leyes migratorias azeríes prohíben que cualquier persona que haya visitado Armenia pueda entrar a su país. Entonces, el problema no es sólo el sello de Nagorno-Karabakh en el pasaporte sino también el de Armenia que es, además, el único país desde donde se puede entrar a Nagorno-Karabakh. Mejor dicho, la única forma de entrar a Azerbaiyán después de hacer el viaje que les estoy narrando es consiguiendo un pasaporte nuevo – pero eso no es tan grave y el viaje vale la pena, así que háganle sin miedo -.

Lo ideal es salir desde Yereván, capital de Armenia, a donde yo llegué en un no sólo viejo – muy viejo – sino aterrador Boeing 727 de la aerolínea iraní Iran Aseman Airlines. Imagínense la escena: Mi pánico aéreo y yo subiéndonos en un avión hecho en los Estados Unidos y vendido a Irán  ANTES de la Revolución Iraní de 1979, para el que no se consiguen partes desde que Washington le puso el embargo a Irán hace ya décadas y que iba no sólo a despegar en medio de la noche de Teherán sino que iba a aterrizar en Yereván a -14°C en medio de una nevada y una oscuridad absoluta. Bajo mis poco flexibles estándares aéreos, esto no era más que la materialización misma de un suicidio… Claro, y habría que decir que gracias al embargo que les mencioné anteriormente, los pasajes aéreos para Iran Aseman Airlines no se pueden comprar en ningún país donde no vuele la aerolínea y, en consecuencia, tuve que pedirle el favor a mi hotel en Yereván que me los comprara y pagárselos con tarjeta de crédito desde Colombia. Pero falta más… Apenas me subí al avión había una foto de los 2 Ayatollahs colgada en la puerta de la cabina, los baños estaban amarillos luego de décadas de uso y a ese aparato le sonaba hasta la pintura. Creo que sobra decir que fue la hora y media más larga de toda mi existencia.

Como era de noche no le pude tomar foto al avión pero era justamente éste que ven en la foto (Fuente)
La foto es mala pero al fondo ven el cuadro con los 2 ayatollas y el interior del Boeing 727 que tanto me hizo sufrir de Teherán a Yereván.
La foto es mala pero al fondo ven el cuadro con los 2 ayatollas y el interior del Boeing 727 que tanto me hizo sufrir de Teherán a Yereván.

Una vez en Yereván hay varias opciones para llegar a Stepanakert. La más barata de ellas es un bus diario entre las 2 ciudades pero tiene un gravísimo problema: se demora entre 10 y 12 horas en un trayecto que no debe tomar más de 4.5 horas. Para mí estaba descartado. La segunda opción era una minivan – conocida en la región como marshrutka – pero casi ninguna tiene espacio para el equipaje y el conductor cree que su vehículo no tiene límite de capacidad así que si la minivan es para 20 personas, él no tiene ningún problema en llevar 40 ó 50. Tal vez no. La tercera opción son algunos tours que organizan en la “Embajada” de Nagorno-Karabakh en Yereván en los que lo recogen a uno, lo llevan a los lugares más importantes y lo devuelven a Yereván el mismo día por la módica suma de USD 100  ó 150… ¿Pero qué sentido tiene ir y volver el mismo día cuando uno pierde casi todo el tiempo en el trayecto? Descartada también. Finalmente, y por recomendación de Freddy el dueño del nuestro hotel en Yereván, decidimos alquilar un carro y conducir hasta Stepanakert… así iríamos a nuestro ritmo y podríamos parar las veces que nos diera la gana. Era sin duda la mejor opción. Entonces alquilamos una gran camioneta – con llantas de invierno incluidas – durante 2 días por USD 120 y salimos de Yereván a las 8.30 am con destino a Stepanakert en un recorrido que nos debería tomar 4.5 horas.


El recorrido

Y si me preguntan a mí, una de las cosas más maravillosas de ir a Nagorno-Karabakh son los paisajes que se ven en el recorrido desde Yereván y justamente por eso le voy a dedicar un aparte de esta entrada. Pero antes de empezar les muestro la ruta a través de gran parte del territorio armenio para luego atravesar el Corredor de Laçin y finalmente entrar en Nagorno-Karabakh:

Salir de Yereván es absolutamente maravilloso. No porque la ciudad sea fea, definitivamente no – y luego haré una entrada de Yereván – sino porque, al menos en invierno, la ciudad vive nublada y nieva 24 horas al día… Claro, eso sin contar los -14°C permanentes que le mortifican la existencia a un viajero desprevenido como yo que sólo quería caminar por las calles de la ciudad. Salir de Yereván implica abandonar un valle entre montañas que retiene todo el frío que viene del norte. Salir de Yereván implica además ascender en las montañas, atravesar las nubes, ver el sol por primera vez en días y, sobre todo, pasar de -14°C a 2°C en menos de 30 minutos. Ya podíamos salir del carro sin congelarnos en vida y eso, damas y caballeros, no tiene precio.

El trayecto inicia en un valle que conduce a la ciudad de Ararat a través de una autopista desesperante en la que no se puede ir a más de 50 kilómetros por hora a pesar de que bien se podrían alcanzar los 120 kilómetros sin ningún problema. Nunca entendí ese límite de velocidad. La carretera continúa hacia el sur y sigue un trayecto paralelo a la frontera con Turquía… de hecho, en algún punto hay señales que indican el desvío hacia un puesto fronterizo que fue cerrado hace más de una década y que hoy no es más que un lugar fantasma. La carretera está completamente cubierta de nieve y se nota que nadie la había recorrido al menos desde que comenzó el invierno. Luego la vía bordea la ciudad de Ararat y continúa hacia el exclave azerí de Tigranashen del que no se hace referencia alguna en la señalización vial… claro, después de la guerra, el lugar fue controlado por Armenia y las fronteras fueron eliminadas de facto.

La carretera continúa hacia el sur, esta vez paralela a la frontera con el exclave azerí de Nakhchiván para luego volver a ascender y recorrer unas montañas completamente cubiertas de nieve que, apenas se superan las nubes, brillan y se pierden en el horizonte en un blanco continuo mientras la vía – bastante angosta y no en un muy buen estado – hace zig-zags y le complica la vida a los conductores que, como yo, no estamos acostumbrados a manejar sobre la nieve y el hielo. De hecho aquí aprovecharé para darles un consejo: la carretera NO es buena y NO la limpian tan a menudo como en otros lugares de Europa. Conducir allá es un PELIGRO y si no saben hacerlo sobre hielo mejor contraten a alguien que los lleve.  Se los digo por experiencia propia… a mí me patinó el carro varias veces y en más de una ocasión estuve a punto de caer precipicio abajo. Es en serio, no subestimen el poder del hielo sobre una carretera.

La última ciudad de Armenia sobre la carretera se llama Goris y aparece en un pequeño valle rodeado por montañas. La ciudad no es muy grande pero la forma como las casas fueron construidas sobre las faldas de las montañas es sencillamente hermosa. Luego de Goris, uno sabe que está a punto de entrar en el limbo jurídico internacional llamado Nagorno-Karabakh. Los dejo con algunas imágenes del trayecto en Armenia:

De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
Pequeños poblados de camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
Carretera en el exclave azerí de Tigranashen
De camino entre Yereván y Stepanakert
Carretera en el exclave azerí de Tigranashen
De camino entre Yereván y Stepanakert
Iglesia tradicional armenia sobre la carretera
De camino entre Yereván y Stepanakert
Poblado de Yeghegnadzor en la vía de Yereván a Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
Poblado de Yeghegnadzor en la vía de Yereván a Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
Monumento que marca el punto más alto de la carretera
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
Desvío hacia la población de Meghri en la frontera con Irán
Panorámica de la ciudad de Goris en Armenia en la vía a Stepanakert
Panorámica de la ciudad de Goris en Armenia en la vía a Stepanakert
Ciudad de Goris en Armenia en la vía a Stepanakert
Ciudad de Goris en Armenia en la vía a Stepanakert
Ciudad de Goris en Armenia en la vía a Stepanakert
Ciudad de Goris en Armenia en la vía a Stepanakert
Ciudad de Goris en Armenia en la vía a Stepanakert
Ciudad de Goris en Armenia en la vía a Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
Ciudad de Goris en Armenia
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
De camino entre Yereván y Stepanakert
Y unos 20 minutos después de Goris, finalmente el ingreso al Corredo de Laçin
Y unos 20 minutos después de Goris, finalmente el ingreso al Corredo de Laçin

Y en este lugar hay una de esas curiosidades geopolíticas que tanto nos gustan en este blog. Resulta que el Corredor de Laçin pertenece oficialmente a Azerbaiyán pero, al ser la única vía de acceso hacia Nagorno-Karabakh, la zona fue ocupada por Armenia desde la Guerra de Nagorno-Karabakh. Entonces esto funciona así: Uno sale de Goris por territorio armenio hasta el lugar donde debería estar la frontera con Azerbaiyán… una frontera que no está señalizada ni custodiada y que, en consecuencia, hace que uno salga de Armenia sin que le sellen el pasaporte y entre ilegalmente al Corredor de Laçin en Azerbaiyán sin siquiera haberse enterado. Para continuar con todas estas disfuncionalidades fronterizas, después de recorrer unos 20 minutos más por territorio azerí pero controlado por Armenia, finalmente se llega al puesto fronterizo de la República de Nagorno-Karabakh. ¿Qué? ¿Pero luego Nagorno-Karabakh y Armenia no limitaban entre sí? Pues resulta que no.  Nagorno-Karabakh está completamente rodeado por Azerbaiyán pero, desde la guerra, Armenia controla todo el territorio entre Nagorno-Karabakh y su territorio. Mejor dicho, para que entendamos esta diarrea mental les muestro dos mapas:

File:Location Nagorno-Karabakh2.png
Territorio del Óblast Autónomo de Nagorno-Karabakh que existió durante la Unión Soviética y que pretendió la independencia en la Guerra de Nagorno-Karabakh entre 1988 y 1994 (Fuente)
File:Location Nagorno-Karabakh en.png
Sobre el mapa original de Nagorno-Karabakh aparecen 2 colores diferentes: el más claro muestra el territorio actual de la República de Nagorno-Karabakh (incluídas las zonas azeríes ocupadas entre el territorio original y la frontera con Armenia). Las zonas en color naranja corresponden a los territorios originalmente pertenecientes al Óblast Autónomo de Nagorno-Karabakh pero que están ocupados por el ejército de Azerbaiyán desde la guerra (Fuente)

 

La frontera

Y llegamos al lugar más esperado: la frontera de Nagorno-Karabakh que en principio es con Azerbaiyán pero que en este momento es con los territorios azeríes ocupados por Armenia. Atravesando el Corredor de Laçin, la carretera empieza a descender hacia un pequeño riachuelo que marca el inicio de uno de estos países que no existen. Primero aparece una señal en armenio, ruso e inglés que dice: Dear Friends. Welcome to the Republic of Nagorno-Karabakh. You are kindly requested to present travel documents for passport and visa control. Thank you for your understanding. Al fondo una más de las pequeñas iglesias que se ven por toda la zona, una casa rosada sobre el río que pareciera recoger el agua para algún acueducto de la zona, las banderas de Armenia y Nagorno-Karabakh y finalmente, al otro lado del río, el puesto fronterizo. En el lugar no hay barreras ni cercas… sólo una pequeña casa con los oficiales de migración de Nagorno-Karabakh y el baño más sucio y maloliente que haya visto en mi vida – y créanme, en Kenya hay unos que te hacen vomitar -.

Al llegar al puesto migratorio un policía hace señas para que nos detengamos. Estaciono el carro frente a unas pequeñas vallas que tenían toda la información básica de Nagorno-Karabakh en varios idiomas, tomo los pasaportes y me dirijo a la ventanilla donde me estaban esperando. El oficial me mira, me pregunta algo en armenio y yo le contesto en inglés que no hablo armenio. Él sonríe, me pide los pasaportes en un inglés bastante básico y anota nuestra información en un cuaderno. No había computadores, no había sellos, no había nada… sólo un cuaderno. Luego de tomar nuestros datos, me da un papelito de unos 5×2 centímetros con la dirección del Ministerio de Relaciones Exteriores en Stepanakert donde tenía que ir a tramitar las visas, me devuelve los pasaportes y me dice: Welcome! Eso era todo. Con el simple hecho de anotar nuestros datos en el cuaderno ya nuestra entrada en Nagorno-Karabakh era legal… Cosa extraña, ¿no creen?  Los dejo con algunas fotos del lugar.

Señal de bienvenida a Nagorno-Karabakh
Señal de bienvenida a Nagorno-Karabakh
Señal de bienvenida a Nagorno-Karabakh
Señal de bienvenida a Nagorno-Karabakh
Bajando hacia la frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Bajando hacia la frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Información sobre Nagorno-Karabakh en la frontera
Acueducto en la Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Acueducto en la Frontera entre Azerbaiyán y Nagorno-Karabakh pero que en realidad es entre Armenia y Nagorno-Karabakh porque los territorios del Corredor de Lachin están ocupados por las tropas armenias
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Banderas de Armenia y Nagorno-Karabakh en la frontera
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Un buen señor barriendo la Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Khachkar en la frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Khachkar en la frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Acueducto en la Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Acueducto en la Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Frontera entre Armenia y Nagorno-Karabakh
Papelito con la dirección del Ministerio de Relaciones Exteriores en Stepanakert

Y entramos a Nagorno-Karabakh. El paisaje era el mismo de Armenia pero el ambiente se sentía diferente. Los pequeños pueblos eran un poco más desorganizados y ahora aparecían publicidades de Pepsi, Coca-Cola, empresas de telefonía celular o Snickers que no había visto en Armenia. Y ese sería mi primer gran choque… ¿Qué hacía Estados Unidos vendiendo Snickers en un pueblo perdido en la mitad de la nada en un país que no es país? Pues ahí tienen… si hay plata de por medio, los gringos estarán ahí metidos. No era nada nuevo.


Shushi

La carretera continúa entre montañas y el primer poblado con un tamaño considerable que aparece es Shushi, un famoso centro vacacional para deportes de invierno durante la época soviética y una de las ciudades más importantes de la historia del Cáucaso. Y Shushi era un lugar que yo quería visitar… no por su historia antigua sino porque fue el lugar de las mayores batallas durante la Guerra de Nagorno-Karabakh. Cuentan los testigos que el ejército azerí bombardeó repetidamente la ciudad, destruyó la mayoría de edificios y asesinó o expulsó a gran parte de la población armenia que la habitaba.  Posteriormente con la Toma de Shushi en 1992, la composición de la ciudad volvió a cambiar, se expulsó a la población azerí y hoy en día es exclusivamente armenia.

Shushi resultó ser una ciudad pequeña ubicada en la cima de una montaña y rodeada por una muralla que se ve hermosa pero que poco podría hacer para defenderla de los ataques enemigos. La mayoría de edificios habían sido reconstruidos y unos pocos aún estaban destruidos por los bombardeos pero lo más impactante es que no se veía ni un alma en las calles. Eso sí, había monumentos en todas partes y nieve, mucha nieve en las calles del pueblo. Parecía un pueblo fantasma donde ni las calles eran usadas… era uno de esos pueblos que muestran en las películas donde alguna vez hubo vida pero después de alguna catástrofe, guerra o invasión alienígena, todo el mundo se fue. Era un pueblo hermoso pero muerto.

Y recorriendo las calles de Shushi me pasó una de las cosas que más me marcó en mi visita a Nagorno-Karabakh. Luego de adentrarme algunas cuadras vi un letrero que decía Karabakh Tourism Information. Era domingo y pensé que estaría cerrado… pero no. Me estacioné, caminé entre la nieve – que llegaba a unos 20 centímetros de altura – hasta la entrada y una joven de unos 25 años brincó – sí, literalmente brincó – de su silla detrás de un escritorio y se apresuró a saludarme. Su cara denotaba una felicidad extrema y su sonrisa alumbraba el lugar. Yo no entendía qué había pasado hasta que me pidió que firmara el libro de visitantes y ahí todo tuvo sentido. A la buena señora le pagan por dar información a los turistas pero, según el libro de visitantes, el turista anterior había estado en el lugar el 28 de SEPTIEMBRE de 2013. Traducción: nuestra amiga se había sentado en esa oficina durante 3 meses sin que NADIE, ABSOLUTAMENTE NADIE fuera a pedirle información. ¿Se imaginan un trabajo más tedioso en todo el planeta? En todo caso y como consecuencia de la emoción que le produjo ver a 3 turistas en su oficina, esta mujer sacó libros, afiches, folletos y cuanta cosa pudo sacar sobre Nagorno-Karabakh y me las dio. Me acuerdo que incluso me dio un par de folletos en ruso y cuando le dije que no tenía ni la más remota idea de hablar ruso me dijo: it doesn’t matter… the pictures in the brochure are amazing!  Al salir de la oficina de turismo, tenía folletos que me daban planes para 132 días en Nagorno-Karabakh… era una lástima que yo sólo fuera a estar 2. Pero tranquilos, eso nunca se lo dije a la buena señora que me atendió para no dañarle su felicidad.  Los dejo con algunas imágenes de Shushi:

Carretera entre la frontera y Shushi
Carretera entre la frontera y Shushi
Calle principal de Shushi, Nagorno-Karabakh
Calle principal de Shushi, Nagorno-Karabakh
Iglesia en Shushi, Nagorno-Karabakh
Iglesia en Shushi, Nagorno-Karabakh
Shushi, Nagorno-Karabakh
Shushi, Nagorno-Karabakh
Celebración de la "Independencia" de Nagorno-Karabakh en Shushi
Celebración de la “Independencia” de Nagorno-Karabakh en Shushi
Ruinas de la guerra en Shushi, Nagorno-Karabakh
Ruinas de la guerra en Shushi, Nagorno-Karabakh
Ruinas en Shushi, Nagorno-Karabakh
Ruinas en Shushi, Nagorno-Karabakh
Alcaldía de Shushi, Nagorno-Karabakh
Alcaldía de Shushi, Nagorno-Karabakh
Oficina de Turismo de Shushi, Nagorno-Karabakh
Oficina de Turismo de Shushi, Nagorno-Karabakh
Shushi, Nagorno-Karabakh
Shushi, Nagorno-Karabakh
Shushi, Nagorno-Karabakh
Shushi, Nagorno-Karabakh
Shushi, Nagorno-Karabakh
Shushi, Nagorno-Karabakh
Alcaldía de Shushi, Nagorno-Karabakh
Alcaldía de Shushi, Nagorno-Karabakh
Shushi, Nagorno-Karabakh
Shushi, Nagorno-Karabakh
Murallas de Shushi, Nagorno-Karabakh
Murallas de Shushi, Nagorno-Karabakh
Murallas de Shushi, Nagorno-Karabakh
Murallas de Shushi, Nagorno-Karabakh
Tanque de la Guerra de Nagorno-Karabakh en Shushi
Tanque de la Guerra de Nagorno-Karabakh en Shushi

 

Stepanakert, la capital

Luego de menos de una hora en Shushi en la que vimos todo lo que había que ver, había llegado el momento de abandonar el pueblo y conducir hacia Stepanakert, la capital de Nagorno-Karabakh. Lo curioso del asunto es que si bien uno puede ver Stepanakert abajo en la distancia desde Shushi, los 12 kilómetros que separan a las 2 ciudades se recorren casi en 30 minutos porque la carretera no es más que una sucesión de curvas que hacen imposible acelerar a más de 30 kilómetros por hora.

Y después de algo más de 5 horas de recorrido, una señal que decía Stepanakert en armenio, ruso e inglés aparecía ante nuestros ojos. Lo había logrado… estaba en la capital de un país que no existe y yo era un niño absolutamente feliz. ¿Y es que cuántas personas pueden decir que han estado en Stepanakert? Más aún, ¿cuántos colombianos pueden decir que han estado en Stepanakert? Podría decir casi con completa seguridad que no llegamos a 10 – y eso que conmigo iban 2 más -.

Stepanakert es bastante más grande que Shushi pero aún así es una ciudad pequeña.  4 ó 5 edificios no muy altos en el centro y luego casas de 1 ó 2 pisos de altura, muchos árboles, zonas verdes en la mitad y montañas al fondo. Al entrar a la ciudad un aire de oscuridad se apodera del panorama… Y no es que no haya sol, de hecho hay mucho, pero las construcciones grises sumadas a los árboles secos del invierno le dan un tono bastante lúgubre al lugar. Incluso me atrevería a decir que lo que sentí apenas entré a Stepanakert fue como si me hubiera devuelto en el tiempo a la época comunista de la Unión Soviética… por alguna razón pensé “esto es lo que se debería sentir cuando uno llegaba a Moscú durante la Guerra Fría o a Tiráspol en Transnistria hoy en día”. No es una ciudad fea, simplemente es una ciudad que se percibe extremadamente gris y con un aire a comunismo que se ve en las construcciones y en las múltiples estatuas, esculturas y parques y que de alguna forma transporta en el tiempo.

Panorámica de Stepanakert desde la carretera que desciende desde Shushi
Panorámica de Stepanakert desde la carretera que desciende desde Shushi
Panorámica de Stepanakert desde la carretera que desciende desde Shushi
Panorámica de Stepanakert desde la carretera que desciende desde Shushi
Panorámica de Stepanakert desde la carretera que desciende desde Shushi
Panorámica de Stepanakert desde la carretera que desciende desde Shushi
Descendiendo hacia Stepanakert
Descendiendo hacia Stepanakert
Descendiendo hacia Stepanakert
Descendiendo hacia Stepanakert
Descendiendo hacia Stepanakert
Descendiendo hacia Stepanakert
Entrada a Stepanakert, capital de Nagorno-Karabakh
Entrada a Stepanakert, capital de Nagorno-Karabakh
Entrada a Stepanakert, capital de Nagorno-Karabakh
Entrada a Stepanakert, capital de Nagorno-Karabakh

La primera parada obligatoria para cualquier persona que visite Stepanakert es la Plaza del Renacimiento que sirve como centro no sólo geográfico sino administrativo de la ciudad. En sus costados se encuentran ubicados el Palacio Presidencial de Nagorno-Karabakh, la Asamblea Nacional, las oficinas del gobierno, la sede de la Asociación de los Veteranos de la Guerra de Nagorno-Karabakh, algunos ministerios, el teatro municipal y la oficina principal del ArtsakhBank – es decir, el Banco de Nagorno-Karabakh en armenio -. Además, al menos durante mi visita, 2 elementos adicionales adornaban la plaza; primero, un gran árbol de navidad justo al frente del Palacio Presidencial y, segundo, dos grandes banderas de Nagorno-Karabakh, una en la fachada del teatro municipal y la otra sobre el lado de un edificio de oficinas gubernamentales.

Imponente no es una palabra que usaría para describir la Plaza del Renacimiento… pero claro, es Nagorno-Karabakh así que esa plaza es lo más imponente que van a encontrar. Es linda, sí, pero le falta gente y le falta sabor. Una que otra persona camina como perdida por ahí pero no hay cafés, no hay almacenes, no hay restaurantes, no hay mucho más que edificios gubernamentales y wi-fi gratis… sí señores, quién lo iba a creer, wi-fi gratis en la plaza principal de un país que no existe. Ahora, a pesar de no haber mucho, tengo que decir que el contraste del palacio presidencial con las banderas de Nagorno-Karabakh ondeando y las montañas al fondo lo podríamos catalogar como ambrosía para un amante de las disfuncionalidades geográficas de este planeta como yo.  Les muestro la Plaza:

Oficinas del gobierno de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Oficinas del gobierno de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Panorámica de la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Panorámica de la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Palacio Presidencial en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Palacio Presidencial en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Palacio Presidencial en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Palacio Presidencial en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Oficinas del gobierno de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Oficinas del gobierno de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Palacio Presidencial en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Palacio Presidencial en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Palacio Presidencial en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Palacio Presidencial en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Palacio Presidencial en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Palacio Presidencial en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Parlamento de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Parlamento de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Banco de Artsakh
Banco de Artsakh
Memorial a los Mártires de la Guerra de Nagorno-Karabakh
Memorial a los Mártires de la Guerra de Nagorno-Karabakh
Parlamento de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Parlamento de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Teatro Nacional
Teatro Nacional
Parlamento de Nagorno-Karabakh y Hotel Armenia en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Parlamento de Nagorno-Karabakh y Hotel Armenia en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Memorial a los Mártires de la Guerra de Nagorno-Karabakh
Memorial a los Mártires de la Guerra de Nagorno-Karabakh
Stepanakert vista desde la Plaza del Renacimiento con el Estadio al fondo
Stepanakert vista desde la Plaza del Renacimiento con el Estadio al fondo
Stepanakert vista desde la Plaza del Renacimiento con el Estadio al fondo
Stepanakert vista desde la Plaza del Renacimiento con el Estadio al fondo
Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Palacio Presidencial en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Palacio Presidencial en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Parlamento de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Parlamento de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Parlamento de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Parlamento de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Stepanakert vista desde la Plaza del Renacimiento con el Estadio al fondo
Stepanakert vista desde la Plaza del Renacimiento con el Estadio al fondo
Stepanakert vista desde la Plaza del Renacimiento con el Estadio al fondo
Stepanakert vista desde la Plaza del Renacimiento con el Estadio al fondo
Stepanakert vista desde la Plaza del Renacimiento con el Estadio al fondo
Stepanakert vista desde la Plaza del Renacimiento con el Estadio al fondo
Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Parlamento de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Parlamento de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Parlamento de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Parlamento de Nagorno-Karabakh en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert
Plaza del Renacimiento de noche
Plaza del Renacimiento de noche
Plaza del Renacimiento de noche
Plaza del Renacimiento de noche
Plaza del Renacimiento de noche
Plaza del Renacimiento de noche

Y aquí seamos honestos. Después de la Plaza del Renacimiento, lo único que queda por hacer en Stepanakert es caminar las escasas calles que hay en los alrededores y visitar algunos de los monumentos que hay en la ciudad…Y en mi concepto hay únicamente 2 que vale la pena ver. El primero de ellos es lo que se conoce como el “Complejo Memorial de Stepanakert” que se encuentra en la entrada a la ciudad desde Shushi al frente del hospital – que, por cierto, se está cayendo a pedazos -. El Complejo Memorial se divide en 3 partes claramente diferenciadas. La primera fue construida en 1945 por el gobierno comunista de la Unión Soviética para honrar a los cerca de 22.000 habitantes de Nagorno-Karabakh que murieron durante la Gran Guerra Patriótica – nombre con el que se conoció a la Segunda Guerra Mundial en la Unión Soviética – y está marcado por símbolos típicamente comunistas como la hoz y el martillo ubicados sobre una torre. La segunda parte fue construida después de 1994 por el Gobierno de Nagorno-Karabakh para honrar a las víctimas de la guerra con Azerbaiyán y está compuesta por elementos mucho más tradicionales como máscaras y figuras originarias de las zonas altas del Cáucaso. Y la última parte es el cementerio donde están enterrados los soldados que murieron luchando por la independencia de Nagorno-Karabakh entre 1988 y 1994. La mayoría de las lápidas del cementerio son hermosas y cuentan la historia de cada uno de sus muertos… además, las lápidas empiezan en la parte alta de la colina y descienden hasta perderse en el bosque ubicado en la parte inferior. Es un lugar pequeño pero con una importancia simbólica altísima para la gente de Nagorno-Karabakh. Les muestro:

Hospital frente al complejo memorial de Stepanakert
Hospital frente al complejo memorial de Stepanakert
Complejo memorial de Stepanakert
Complejo memorial de Stepanakert
Complejo memorial de Stepanakert
Complejo memorial de Stepanakert
Complejo memorial de Stepanakert
Complejo memorial de Stepanakert
Complejo memorial de Stepanakert
Complejo memorial de Stepanakert
Complejo memorial de Stepanakert
Complejo memorial de Stepanakert
Complejo memorial de Stepanakert
Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert
Cementerio en el Complejo memorial de Stepanakert

El segundo monumento que vale la pena ver… no por majestuoso sino por tierno, es el famosísimo “Tatik u Papik” que significa literalmente “Mamá y Papá”. Algunas personas también le atribuyen el nombre de “Nosotros somos nuestras montañas” y es el símbolo nacional de Nagorno-Karabakh. La historia habla de la unión entre los pobladores del territorio y sus montañas y por eso el homenaje que le rinden con este monumento… Es más, por si no sabían, la palabra “Nagorno” significa literalmente “Montañoso” haciendo el nombre del país sea el Karabakh Montañoso. Pero bueno, si hay algo que van a ver en cualquier souvenir de Nagorno-Karabakh es este monumento… está en la visa que le ponen a uno en el pasaporte, en los llaveros, en los magnetos para la nevera, en las manillas, en platos, en vasos… en todo. Ahora, siendo el monumento más importante del país, lo que uno no se explica es cómo lo hicieron tan pequeño al punto que el único adjetivo que se me ocurre cuando hablo de él es tierno. Les muestro:

Monumento "Nosotros somos nuestras montañas" en Stepanakert
Monumento “Nosotros somos nuestras montañas” en Stepanakert
Monumento "Nosotros somos nuestras montañas" en Stepanakert
Monumento “Nosotros somos nuestras montañas” en Stepanakert
Monumento "Nosotros somos nuestras montañas" en Stepanakert
Monumento “Nosotros somos nuestras montañas” en Stepanakert
Monumento "Nosotros somos nuestras montañas" en Stepanakert
Monumento “Nosotros somos nuestras montañas” en Stepanakert
Monumento "Nosotros somos nuestras montañas" en Stepanakert
Monumento “Nosotros somos nuestras montañas” en Stepanakert
Monumento "Nosotros somos nuestras montañas" en Stepanakert
Monumento “Nosotros somos nuestras montañas” en Stepanakert
Monumento "Nosotros somos nuestras montañas" en Stepanakert
Monumento “Nosotros somos nuestras montañas” en Stepanakert
Monumento "Nosotros somos nuestras montañas" en Stepanakert
Monumento “Nosotros somos nuestras montañas” en Stepanakert
Monumento "Nosotros somos nuestras montañas" en Stepanakert
Monumento “Nosotros somos nuestras montañas” en Stepanakert
VISA NK
¿Ven el fondo de la visa? Sí señores, es el monumento en cuestión

 

Para terminar…

¿Y qué tal si para terminar damos un pequeño paseo por las calles de Stepanakert para que tengan una mejor idea de la ciudad? Los dejo entonces con algunas de las fotos que tomé caminando por esta pequeña, pequeñísima pero encantadora y sobre todo extraña ciudad. Y digo extraña porque después de haber visitado 64 países del mundo, es la única que me ha encantado a pesar de estar vacía y hacerme sentir que estoy en otra época. Supongo que tiene que ver con el hecho de que es la capital de un país que no es país pero que aún así existe… Los dejo con las fotos:

Park Hotel en Stepanakert
Park Hotel en Stepanakert
Ministerio en Stepanakert
Ministerio en Stepanakert
Ministerio en Stepanakert
Ministerio en Stepanakert
Parte trasera del Palacio Presidencial
Parte trasera del Palacio Presidencial
Sede del Partido Democrático de Nagorno-Karabakh
Sede del Partido Democrático de Nagorno-Karabakh
Ministerio en Stepanakert
Ministerio en Stepanakert
Ministerio en Stepanakert
Ministerio en Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Alcaldía de Stepanakert
Alcaldía de Stepanakert
Alcaldía de Stepanakert
Alcaldía de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Supermercado en el Centro de Stepanakert
Supermercado en el Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Televisión Nacional de Nagorno-Karabakh
Televisión Nacional de Nagorno-Karabakh
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Centro de Stepanakert
Ministerio de Relaciones Exteriores de Nagorno-Karabakh
Ministerio de Relaciones Exteriores de Nagorno-Karabakh
Ministerio de Relaciones Exteriores de Nagorno-Karabakh
Ministerio de Relaciones Exteriores de Nagorno-Karabakh
Kurkut: Dícese del plato típico de Nagorno-Karabakh que está hecho con cebada y cerdo y que produce un malestar estomacal en cualquier extranjero que lo coma que dura 7 días
Y ésta es una sopa tradicional de Nagorno-Karabakh que no me acuerdo cómo se llama pero que es básicamente agua con muuuuuuuuuuuuucha grasa y unos pedazos de cerdo adentro. La verdad tampoco es muy agradable que digamos.

Bueno, y creo que eso es suficiente por hoy.  Espero que hayan disfrutado este viaje corto a Nagorno-Karabakh y si pueden, péguense el viaje porque es un lugar que vale MUCHO la pena. Nos vemos en una próxima oportunidad y, como siempre, ¡adiós pues!

PD: Si les gustó la entrada, péguenle una meneadita aquí  🙂

Anuncios

122 comentarios

  1. me encantan sus entradas gracias por ilustrarnos sobre esos paises
    me causo gracia cuando dice que tenia mucho frio a menos catorce deberias visitar fort macmurray alberta canada el pueblo mas caro y rico que e podido ver en mi vida pero tambien el mas frio hoy 12 02 2014 menos cuarenta y dos

    Me gusta

    • Hola Luis… no te preocupes que yo viví en Calgary y sé lo que es estar a -42°C. Lo que pasa es que cuando revisamos el tiempo siempre salía entre 2 y -2°C… y cuando llegamos a Yereván, así sin avisar, estaban a -14°C. Además, si vives en un lugar sólo sales por cortos períodos de tiempo y el resto estás adentro mientras que si eres turista, quieres estar afuera todo el día. Ese es el problema. Saludos desde Bogotá.

      Me gusta

      • Querido blog de banderas :
        Me llamo Mar y soy de Armenia . Quería informarte que Nagorno- Karabagh pertenece a Armenia , porque cuando existía Armenia no existía ni turquia ni mucho menos azerbayan . Azerbayan solamente tiene 100 años de historia . Lo mucho que vayan diciendo que Karabagh es de ellos , no es verdad ! Lucharon mis antepasados por esa tierra y es nuestra . Mi tierra , Armenia , tiene mucha historia . Es un país rico culturalmente . fuimos los primeros en adoptar el cristianismo en el año 301 d. C.

        Me gusta

        • Gracias por la información Mar. Ya sabía todo eso que nos cuentas pero yo no voy a entrar en la discusión de si Nagorno-Karabakh es armenio o azerí. Ya ustedes decidirán cómo arreglan ese problema, yo sólo conté cómo era la situación actual y que, independientemente de cualquier cosa, el territorio es reconocido por la gran mayoría de países del mundo como parte de Azerbaiyán. Ya la historia y a dónde quieran pertenecer es diferente y yo ahí no me meto 😛

          Un abrazo desde Bogotá

          Me gusta

  2. Como siempre, me hiciste procrastinar un muy buen rato y me dejas con mas ganas de viajar (algún día).

    Espero con ansías la entrada sobre la otra armenia (la que si “existe”).

    Solo por curiosidad, como se oye el idioma armenio?
    Saludos desde Medellín

    Me gusta

    • Hola Julián… Es súper extraño y bastante incomprensible para nosotros los hispanoparlantes. Y claro, eso sin contar que se escribe con un alfabeto que no entiende nadie… Por ejemplo, “República de Armenia” se escribe así: Հայաստանի Հանրապետություն. Te reto a que lo leas 😛

      En la entrada que haré sobre la Armenia que sí existe te pongo un video que filmé en un restaurante con unos armenios cantando para que lo oigas, ¿te parece?

      Saludos y gracias por tus comentarios 🙂

      Me gusta

  3. Me gusto eso de “le sonaba hasta la pintura” y el monumento “Nosotros somos nuestras montañas”. Señor Mapache, gracias por compartir tu “aburrida” vida con nosotros.

    Me gusta

    • Hola Gonzalo… Las 2 opciones serían: 1. Ve primero a Azerbaiyán y luego a Armenia (tendrías que entrar por Georgia o por Irán o volar desde algún otro país). 2. Si vas primero a Armenia, deberás ir en otro viaje diferente a Azerbaiyán porque tendrás que volver a tu país y conseguir un pasaporte nuevo (no importa que implique la invalidez del anterior). Saludos.

      Le gusta a 1 persona

  4. Una vez mas, casi 2 horas de horario laboral en este blog 🙂 ( Leyendo las fuentes de wikipedia para entrar en contexto ), como siempre gracias y a la espera de una nueva entrada.

    Saludos!

    Me gusta

  5. Fascinante, de verdad. Una oportunidad inigualable de adentrarse en un sitio en el que cualquier amante de la geopolítica debería estar. Qué envidia (sana, pero envidia).

    Tengo, eso sí, algunas dudas que me surgieron en la lectura (disculpe si soy tan diarreicomental, pero quizás algunas preguntas sean de Perogrullo):

    1. ¿Es mi idea o el corredor de Laçin vendría siendo como la carretera que separa los “dos Chipres” (entrecomillados porque en rigor hay uno solo) en Dhekelia? Es decir, el camino es soverano pero en ambas veredas es otro país. Sucedería algo similar con los enclaves del tren que tan fantásticamente describió Diego González: http://fronterasblog.wordpress.com/2008/04/13/los-enclaves-del-tren/

    2. ¿Cómo describiría a la chica de la oficina de turismo en Shushi? ¿Cómo reaccionó ante una visita de un país tan lejano?

    3. Ésta es reflexión mía: me tinca que Nagorno-Karabakh terminará por transformarse en una especie de SAR, como lo son Hong Kong y Macao con China. Basta ver que hay Coca Cola y Snickers en un país cuya “madre patria” no enfatiza.

    4. ¿Entró a la TV nagornokarabahense (o como sea el gentilicio? ¿No había un impostor dando deportes?

    PS: Qué lindo es verme junto con mi amada esposa en la foto, en lugar de ese antiguo dibujo poco viril y amante del meato uretral…

    Me gusta

    • Hola Coke… si no tuvieras diarrea mental, no hubiera ido hasta Santiago para tu cumpleaños… Los frikis nos unimos,acuérdate.

      Te contesto:

      1. No creo que sea igual que la carretera entre los 2 Chipres. La Base es soberanía de Gran Bretaña que es un tercer país mientras que aquí el corredor es legalmente de Azerbaiyán pero no le sirve para nada porque lo controla Armenia y de ahí no se van a salir en el futuro próximo. No sé si se puedan asemejar.

      2. La verdad creo que la señorita no tenía ni idea dónde quedaba Colombia. Ella sólo estaba feliz porque había llegado un turista y ella podía darle todos sus folletos a alguien. La verdad es que era hermosa… Yo no le tomé foto pero voy a ver si mi tía sí se la tomó y te la muestro por tuíter, ¿vale?

      3. Aquí sí no sabría decirte… pareciera que el objetivo final fuera la unión con Armenia pero dudo mucho que, con todos los apoyos internacionales que tiene Azerbaiyán, algún país le reconozca el territorio como propio. Habrá que ver qué pasa.

      4. No, no entré a la TV de Nagorno. Acuérdate que yo estuve un domingo y el edificio estaba cerrado.

      Un abrazo don Coke 🙂

      Me gusta

  6. Lo importante es que venció su miedo y sobrevivió al agradable vuelo para llegar a Armenia 😀

    Por cierto, sobre la ciudad de Stepanakert, Brasilia es igual un fin de semana. Los fines de semana permanecen desocupadas la zona turística y la esplanada de los ministerios. Es muy bonito ver la autopista del eje centra sin un carro un sábado a las 2pm ._. La explicación que dan los taxistas es sencilla: Mucha gente que trabaja allí, tiene familiares fuera del diminuto estado federal, entonces casi todos se van el viernes (o el jueves, porque es Brasil y ajá)

    Me gusta

  7. Jefe, una pasada de entrada. Había leído algo sobre Nagorno-Karabakh, pero esto lo supera en información con creces.

    Quizá lo que más me ha sorprendido ha sido el mapa con la extensión actual. Más de una vez he pensado en lo complicado que debe ser relaciones internacionales sin aeropuerto funcional y con únicamente frontera con el país del que te has secesionado unilateralmente. Esas nuevas fronteras lo explican a la perfección.

    Un saludo y gracias por compartir todo esto.

    Me gusta

    • Claro Milhaud… Nagorno-Karabakh no hubiera sobrevivido ni 3 días si no tuviera una conexión funcional con Armenia. Por eso las tropas armenias dedicaron tanto tiempo, dinero y esfuerzo por controlar todas las zonas entre Nagorno-Karabakh y Armenia incluyendo el Corredor de Laçin… Además, por eso también retomaron Shushi después de que había sido bombardeado por Azerbaiyán porque se encontraba a escasos 12 minutos de la capital Stepanakert que estaba habitada mayoritariamente por armenios.

      Me alegro que la entrada te haya gustado. Viniendo de tí, los halagos significan mucho más.

      Un abrazo desde Bogotá.

      Me gusta

  8. Se me ocurrieron comentarios como para anotarlos al margen de cada oración que me generó el comentario pero como no puedo los hago acá (espero nadie más haya dicho algo parecido porque no he leído aún los comentarios):
    1. Podemos estar casi seguros que el registro de su entrada a Nagorno-Karabakh está más allá del alcance de la NSA en ese cuadernito donde quedó anotada.
    2. ¡Mucho imprudente! ¿Cómo se lanza a manejar sin saber en una caretera con hielo? Así como la veo, y con mi “amplísima” experiencia de 5 meses en las calles de Estocolmo, estaba en las condiciones más propiacias para que fuera resbalosa. Si tuviera nieve, esta ayuda a dar cierto agarre pero en realidad no tenía nada entonces es más fácil pensar que tuviera hielo aquí y allá.
    3. Posiblemente la soledad de Shushi fuera porque es un balneario. Cuando anduve en Riva del Garda, en el lago Garda en Italia, era un hermoso paisaje desolado. Aunque sí había un medio café donde tomar algo. Pero no más. Era 10 de enero. En el verano eso es un hervidero de gente. Aunque con la abrumadora afluencia de turistas no creo que el verano en Shushi sea mucho más concurrido.
    4. Hubiera sido más interesante charlar con la guía turística que caminarse las calles de Nagorno-Karabakh pero quién iba a saberlo de antemano.
    5. En el viaje Barcelona-Marrakech nos tocó un avión como el que describe. Supongo que era igual de viejo. Tenía el tapizado de las sillas roído y le sonaba literalmente todo. Pero dormimos las dos horas del viaje y así no sufrimos mucho. Aunque de aviones malos, uno que se iba desbaratando entre Sao Paulo y Foz de Iguaçu.
    Ya no sé si tenía más notas al margen pero me extendí en este comentario. Me alegra mucho que haya podido cumplir el sueño ñoño de meterse en ese lugar.

    Me gusta

    • Hola don Mauricio…

      1. Sí, tienes razón. No creo que la NSA tenga acceso al cuadernito aquel perdido en la inmensidad de las montañas caucásicas. Ahora, lo que no te conté es que al menos los europeos sí saben que estuve en Nagorno porque la visa me la pegaron justo al lado de la Schengen. Eso sí, a ningún país europeo le importó que esa visa estuviera ahí… la ignoraron repetidamente en cada frontera.

      2. Yo sé manejar sobre hielo pero esa carretera estaba DEMASIADO complicada. El sol había salido y la nieve se había vuelto hielo y eso es lo más peligroso que hay. Hubo trayectos en los que no podía ir a más de 20 kms/h porque el carro se resbalaba y hubiera terminado precipicio abajo.

      3. No creo que sea el caso de Shushi. Era famosa durante la época soviética pero después decayó… básicamente porque Azerbaiyán lo volvió m… y hasta ahora lo están reconstruyendo. Dudo mucho que se vea mucha gente en las calles… no importa si es verano o invierno.

      4. La guía turística era querida pero Shushi vale la pena verla así sea 20 minutos. La ciudad es hermosa, las montañas alrededor son maravillosas, las calles llenas de nieve se ven geniales y tiene unos monumentos bastante interesantes. Es pequeña, sí, pero tiene su encanto.

      5. Dudo mucho que algo supere a un avión iraní de antes de la revolución… Tendrías que haberlo visto.

      Un abrazote.

      Me gusta

  9. Hola Don Mapache, que buena y atrapante entrada. Dos dudas, contanos del hotel donde alojaste, se sorprendieron? Reciben gente o fuiste uno de los primeros del año? Como te recibieron en el Ministerio de RREE.
    Saludos desde Argentina !!

    Me gusta

    • Hola Marcelo… La verdad es que el hotel fue no sólo maravilloso sino hermoso. Se llama Park Hotel Artsakh y lo puedes ver aquí: http://parkhotelartsakh.com/ El edificio era lindísimo y las habitaciones súper cómodas. Lo único que no me gustó fue el servicio… PÉSIMO. Pero bueno, en Stepanakert no puedes pedir mucho más que eso. Y no éramos los únicos… había unas 4 ó 5 habitaciones más ocupadas.

      Y en el Ministerio nos recibieron normal. Uno llega, timbra, sale un guardia que lo dirige a uno a una oficina donde hay 2 mujeres y un hombre al frente de unos escritorios modestos. El hombre fue el que tramitó las visas en unos 5 minutos y ya, nos fuimos. Nada del otro mundo. Me llamó la atención fue el australiano de unos 25 años que estaba histérico diciendo que no entendía cómo un país que no es país le pedía visa y que él no iba a pagar nada…. Yo me fui y no supe qué pasó con él.

      Saludos desde Bogotá.

      Me gusta

  10. Excelente aprendizaje! Ni idea q existia este Pais….q no existe……
    Quedo en espera d la proxima entrada!
    Cuando tenga un tiempito le recomiedo el nombre d su agencia d Viajes…..aqui ahorrando xa un viajecito.
    Saludos,
    Faby

    Me gusta

  11. Hace poco lei sobre Nagorno-Karabakh y me encuentro con este post, si el de Iran me gusto mucho, este con el añadido geopolítico mucho más.

    A lo que comentas que el próximo “país” podría ser Transnistria, después te propongo fronteras “calientes” o con algún conflicto previo, como por ejemplo Marruecos-Argelia.

    Gracias y ya me gustaría poder hacer este tipo de viajes/descubrimientos

    Me gusta

  12. Hola felicidades por esta gran entrada como muchas, tengo,una pregunta uno de estos viajes en cuanto sale? Siempre he soñado con viajar pero no tanto a eeuu o países corrientes si no países como los que visitas, PD: as viajado a Kosovo? Es el país mas joven del mundo seria interesante conocerlo, a algo mas hay forma de viajar contigo en alguno de estos viajes serie una experiencia. Única ya que estudio,ing geológica y seria perfecto ver estos lugares…

    Me gusta

  13. Muchas gracias por la grandiosa entrada, leer el blog es una delicia.

    Seria interesante que pudieras ir a Abjasia alguna vez, me puedes recomendar alguna página de alguien que haya ido ??

    y otra pregunta, al igual que tu soy un “ñoño de las relaciones internacionales” y me encantaría viajar por estos recónditos lugares, pero como se hace? o sea, ser un “patiperro” o viajero sin morir económicamente, puedes dar algunos tips para futuros viajeros ???

    saludos

    Me gusta

  14. hola que tal les aclaro que se algo sobre nagorno karabagh y la zona se declaro independiente despues de la disolucion de la URSS union sovietica , pero hay que aclarar que la mayoria de su pueblo es de origen armenio , y tiene iglesias cristianas de por lo menos 1500 años , pues los armenios fueron los primeros en adoptar el cristianismo , mucho antes que cualquier pais del mundo…….

    Me gusta

  15. Muchas gracias por tanta información, y riqueza de imágenes, hermosos paisajes, un viaje deslumbrante, por un lugar tan lejano, como imposible de recorrer para muchos, en cuanto a su gente, una Pena que la humanidad haya atravesado tantos siglos de existencia, con guerras y tantas vivencias en distintos momentos históricos, y que TODAVÍA HOY NO HAYA TOMADO CONCIENCIA DE QUE LA TIERRA QUE PISA ES DE TODOS, Y BUENO SERÍA COMPARTIRLA SIN VIOLENCIA NI MIEDOS LATENTES DE POSIBLES GUERRAS, Y ENFRENTAMIENTOS, ENTRE PUEBLOS SOMETIDOS A LOS CAPRICHOS DE PODEROSOS., Y EN ESTO UN DESEO QUE NO ES UTÓPICO, SOLIDARIDAD, Y ESO ES LO QUE NOS ESTAS ENTREGANDO CON TUS DOCUMENTOS TAN PRECIOSOS.

    Me gusta

  16. Señor Mapache, cada día le odio más y con más fuerza. Y con eso lo digo todo!!!
    Sigo con fruición el blog, pero por alguna extraña razón, la página se me cierra antes de poder introducir comentarios cuando lo abro con el iPad (el 90% de las veces).
    Tengo una entradita pendiente en el blog de al lado…

    Me gusta

  17. “it doesn’t matter… the pictures in the brochure are amazing!”, jajaja!

    Espectacular relato, Mapache. Algo desolado, pero de todas formas el paisaje se ve atractivo.

    Justo hace unos días leí el blog de un irlandés que fue a Transnistria. Por si te interesa, el link (en español) está acá: http://www.languagetsar.com/viaje-de-aventura-en-transnistria-moldavia-como-es-realmente-cruzar-la-frontera/

    Saludos!

    Me gusta

    • Creo que lo desolado era porque era invierno, mi estimado Nicolás. Según lo que pregunté, en verano se ve mucha más gente en la calle. Ahora, “mucha más gente” es relativo porque toda la ciudad tiene sólo 50.000 personas y así se complica un poco la vida.

      Me alegro que le haya gustado y procederé a leer el relato de Transnistria. Gracias 🙂

      Me gusta

  18. Creo que vas a pensar que soy un spammer! pero en vez de estar estudiando estoy atrapado en tu blog porque me veo a mi aqui!! 🙂
    Estuve en los mismos lugares donde vos estuviste en el 2013, Stepanakert, Shushi, lo mio fue loco, ni idea donde quedarme y un chico que iba conmigo en las mashurtka me invito a su casa, me quede 4 dias y fueron increibles, queda este pais en mi corazon. En mi blog escribi 2 entradas en cuanto a mi viaje alli. Solo que lo escribo en ingles… http://www.fromjujuytotheworld.blogspot.co.uk/search/label/Republic%20of%20Nargono-Karabakh
    Un abrazo! y ojala algun dia nos encontremos en el camino! (en Julio salgo para Iran y luego Asia Central)

    Emi

    Me gusta

    • Hola Emi. Tienes razón, Nagorno es un lugar maravilloso. Yo fui completamente feliz allá. Oye, ¿y tú por qué viajas tanto? Cuéntame el chisme.

      Ya mismo pasó por tu blog y leo lo que escribiste. Un abrazo gigante y sí, a ver cuándo nos encontramos en el camino.

      Me gusta

  19. Hola soy de Argentina, y me interesa hacer el viaje que hiciste, tengo entendido que visa No necesito para Armenia, lo que tengo dudas es como ir desde Armenia a Nagorno-Karabakh, al igual que conocer alli, que mas o menos ya he leido en el POST, si tambien necesito la visa para entrar a Nagorno-Karabakh.
    Por que yo Voy a estar en Turquia y desde alli voy a teherán en Avion, pero estoy viendo si desde Turquía ir a Armenia y Nagorno-Karabakh y luego ir a IRÁN, no se si con la visa de estos países en mi pasaporte me impide ingresar a iran? Igual tengo que sacar visa para iran!
    cual es la mejor época para ir por esos lugares¿? desde ya muchas gracias

    Me gusta

    • Hola Emiliano, perdon que me entrometa, pero yo ya tengo mi visa para Iran y planeo ir en Julio, vos cuando tenes planeado ir?? mi correo es dejujuyalmundo@gmail.com

      Se que la pregunta era para el autor del post, pero si me dejas responderte con mi experiencia, de Yerevan tenes que tomarte una marshrutka (es una combi o van con 12 personas o mas) hasta Stepanakert, la capital de Nagorno, los ciudadanos Argentinos no necesitamos visa!! 🙂 Lo unico es que en el “borde” el chofer de la marshrutka te va a hacer bajar, ellos ven tu pasaporte, anotan tus datos, y te dicen que cuando llegues a la capital vayas al ministerio de relaciones exteriores a registrarte (es gratis) lo haces y punto, guardas ese papelito que te dan y lo tenes que dar en el “borde” cuando salis del pais.
      NO AFECTA EN NADA que vayas a Armenia, Nagorno Karabakh cuando solicitas la visa de Iran. El unico problema es si tenes un sello de Israel, ahi si que no entras nunca mas a Iran. Armenia e Iran tienen buenas relaciones y hasta hay un bus de mas de 30 horas desde Yervan a Tehran.
      Abrazo! Y espero que me contactes 🙂
      Emilio

      Me gusta

    • Hola Emiliano. No tendrás ningún problema con entradas a Turquía, Irán y Armenia. Ninguno de los 3 países pone problema por eso, es más, yo volé desde Teherán a Yereván en un vuelo directo de una aerolínea iraní.

      Como te contestaron, puedes ir en una minicombi que es como viajan la mayoría de turistas. Yo alquilé un carro y conduje hasta Nagorno-Karabakh… También es una buena opción (excepto en invierno cuando conducir en el hielo puede ser extremadamente complicado). ¿Qué ver? No te preocupes, Shushi y Stepanakert son lo suficientemente pequeños para que no tengas que preocuparte por eso. Camina y ya, verás todo lo que hay que ver.

      Saludos desde Bogotá.

      Me gusta

  20. […] Otro de esos países que “no existe” en torno a Rusia es Nagorno-Karabakh. Desde la caída de la Unión soviética, Armenia ocupó la región azerí de Nagorno-Karabakh, que comprende el 20 % del territorio internacionalmente reconocido de Azerbaiyán. Este año se cumple el vigésimo aniversario del alto al fuego, que terminó con la guerra abierta entre Azerbaiyán y Armenia. Esa guerra acabó con la vida de 30.000 personas entre 1988 y 1994. […]

    Me gusta

  21. Muy buena tu nota. Te cuento que estuve hace menos de 15 días en Stepanakhert. Soy de Argentina pero mis abuelos son de origen armenio que emigraron por el genocidio. Tu hablabas que no había nadie en la calle, situación que cambia en el verano, dado que cuando baja el sol la gente sale y está toda en la plaza. Lo que más nos llamaba la atención era que estaban todos muy bien vestidos y se sacaban fotos en la fuente y era un lugar de reunión en general. Lo mismo los bares alrededor de la plaza estaban con gente tomando un refresco o cerveza. Otra cosa típica de la zona es un pan que nosotros lo compramos en el mercado que está en la zona céntrica y se llama Zhingyalov Hatz que es un pan muy fino con 15 variedades de verduras verdes distintas. A lo mejor en invierno no lo pueden hacer. No lo sé. Me gustó mucho tu nota y me pone contento que alguien haya podido disfrutar de un lugar que para mí es muy querido pues se trata de la tierra de mis raíces.

    Me gusta

  22. Me ha encantado este blog de Banderas y me ha entrado el gusanillo de visitar Nagorno en mi proximo viaje,

    Ya el año pasado estuve en Armenia recorriendo su geografia, pero sin entrar Nagorno.
    Para el proximo tengo pensado ir a Azerbayan y despues me planteare el volver a Armenia, para entrar a Nagorno.

    Aprovecho para hacer una pregunta.
    ¿Puedo entrar en Azerbayan, cuando en mi pasaporte tengo los sellos de Armenia?

    Joan desde España

    Me gusta

  23. Hola soy estudiante de estudios internacionales y soy Venezolana, esta semana me toco participar en un Modelo de Naciones Unidas simulando un comite de crisis sobre una posible segunda guerra entre azerbaiyán y Armenia por el territorio de Nagorno Karabaj, investigando aun me quedaban muchas dudas de como era la supuesta division territorial entre estos “tres paises” y debo decir que gracias a tu blog todo me quedo mas que claro, me salvaste jajajajja, me parece excelente la iniciativa de visitar lugares prácticamente olvidados y que hayan sido nidos de tantos acontecimientos históricos, muchisimo exito en tus próximos viajes.

    Me gusta

  24. Interesantísimo artíuclo (y extenso)…Y madre de Diós, que frío!!!!
    Este año hemos estado en Nagorno-Karabaj y el anterior en Transnistria y Kosovo, paises que funcionan totalmente de manera autónoma. Me parece penoso que no estén totalmente reconocidos, cuando son independientes de facto.
    Os dejo nuestra experiencia: http://milviatges.com/2014/como-visitar-3-dias-nagorno-karabaj
    (también podéis entrar en Kosovo y Transnístria)

    Me gusta

  25. Excelente publicación. Tengo una curiosidad similar, pero se me da por los libros. Justamente ahora estoy leyendo un libro sobre la región. Se titula “El alambre que no se percibía en la hierba” son cuentos sobre la guerra de Nagorno Karabaj.

    Tengo un blog en el que me propongo leer un libro de cada país del mundo, el primero de mi lista fue Abjasia. Hermoso encontrar a alguien que haga algo similar pero visitando estos países. Te felicito y te seguiré rigurosamente 😀

    Mi blog titulado un libro por cada país del mundo: http://unlibroporpais.blogspot.com.ar/

    Me gusta

  26. Un multimillonario de Rusia, German Sterlikov, fue a vivir a Karapagh, recientemente, con toda su familia. Dice que es un excelente lugar para vivir: gente maravillosa, hermosos lugares vírgenes, comida orgánica, mucho por hacer.

    Me gusta

  27. […] Como consecuencia de las tensiones entre Turquía y Armenia por el no reconocimiento del Genocidio Armenio por parte del gobierno turco y la posterior Guerra de Nagorno-Karabakh entre Armenia y Azerbaiyán – gran aliado de Turquía -, el gobierno de Ankara decidió cerrar su frontera con Armenia desde 1993. La zona fronteriza no sólo está cerrada para el público en general sino que también está ampliamente custodiada por el ejército turco que impide cualquier tipo de intercambio. Abajo, una de las múltiples señales que indican que se está próximo al área de exclusión a la que ningún civil puede entrar. Aquí otras entradas del Blog sobre el Museo del Genocidio Armenio en Yereván y sobre mi viaje a Nagorno-Karabakh. […]

    Me gusta

  28. Hola amigo, genial tu post.
    Estoy pensado en visitar Armenia este verano y hacer una extensión a Georgia que ya he visto que no hay problemas y visitar también Azerbaiyán y Nagorno-Karabakh pero ya veo que esto último no es factible. Porque es posible primero entrar en Azerbaiyàn desde Armenia???, o tengo que hacerlo via Georgia. Por último visitaria Nagorno-Karabakh que desde Armenia y después de leer tu post ya veo que no hay problema.
    Gracias y suerte por este mundo!

    Me gusta

    • Hola Josep. El orden tiene que ser: Azerbaiyán – Georgia – Armenia – Nagorno-Karabakh… No vayas primero a Armenia o Nagorno porque no sólo no te dejan entrar sino que te declaran persona no grata hasta 3 semanas después del apocalipsis. Saludos y me cuentas cómo te va.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s