Skopje, Macedonia: la ciudad de los mil monumentos

Los Balcanes son uno de esos lugares que siempre quise conocer. No sólo por las majestuosas playas que bañan el Adriático en medio de montañas y colinas sino también por su pasado comunista… Y es que a estas alturas ustedes ya deben saber que yo tengo una fascinación particular por la historia del comunismo, sus estatuas, sus monumentos y sus líderes. Puedo pasarme horas leyendo al respecto y, más aún, puedo pasarme días recorriéndome las calles de las ciudades capitales o pequeños pueblitos que tengan un pasado comunista. La primera vez que lo hice fue en 2012 cuando, estando en Madrid, se me presentó la posibilidad de empacar mis maletas e irme a Tirana en Albania por 5 días, historia que les conté en la entrada titulada: “Tirana, Albania: una visita a la otra Europa“. Pero claro, no era suficiente. Si bien Tirana era la ciudad que más quería conocer para poder experimentar de primera mano las extravagancias de Enver Hoxha en el país, había otro montón de lugares como Zagreb, Podgorica, Prístina, Sarajevo, Skopje o Belgrado que también me llamaban la atención en la zona.

Y así fue como, en diciembre del año pasado, luego de ir a Teherán e Isfahán en Irán, Yereván en Armenia, Stepanakert en Nagorno-Karabakh y Tbilisi en Georgia, unos amigos y yo decidimos recorrer los Balcanes de sur a norte… Saliendo desde Atenas, subiendo después a Salónica, luego a Skopje, Prístina, Podgorica – que resultaría ser un absoluto fraude, y si no me creen, lean “¿Por qué odié a Podgorica? Aquí la respuesta” -, Dubrovnik y Zagreb para luego continuar a Europa Central. Y aquí tengo que decirlo… una de las ciudades que más me llamaba la atención era Skopje, capital de la “Antigua República Yugoslava de Macedonia”. Un país que tiene forma de papa – o de patata como dicen en España – y que ha estado peleando con Grecia desde su creación no sólo por el uso de la palabra “Macedonia” para denominar al país sino también por el uso del Sol de Vergina en la bandera y por el origen de Alejandro Magno. Grecia dice que Macedonia es el nombre de la región norte de su país mientras que Macedonia argumenta que el país surgió en el territorio del antiguo Reino de Macedonia. La disputa por el nombre ya llegó a Naciones Unidas, pero mientras tanto y para producir una ira profunda en los griegos, Macedonia rebautizó el aeropuerto de Skopje como el Aeropuerto Internacional Alejandro Magno y construyó una estatua gigante de él en la principal plaza de la capital. El problema es tan grande que Grecia objetó la entrada de Macedonia a la OTÁN hasta que no se solucione el asuntillo. Mejor dicho, como decimos en Colombia, esto es un gran mierdero.

¿Pero por qué les cuento la historia del pequeño desacuerdo entre Grecia y Macedonia por el nombre? Pues porque por esa razón, no hay vuelos entre Atenas y Skopje a pesar de ser países vecinos. En consecuencia, a este colombiano disfuncional y sus amigos les tocó tomar el tren más lento de la historia de la humanidad entre Atenas y Salónica y de allí, un bus incómodo y maloliente que lo llevaría las 4 horas que separan a Salónica de Skopje… Pero a pesar de que los paisajes son alucinantes y el viaje había resultado bastante más agradable de lo que pensé, la tragedia aparecería frente a nosotros. Hacia las 7 pm, el conductor del bus se detuvo y recogió los pasaportes de todos los que íbamos ahí adentro para hacer los trámites de migración… salir del espacio Schengen en Grecia y entrar a Macedonia. Todo iba en orden hasta que un oficial de migración macedonio se subió al bus y gritó el nombre de los 3 colombianos. Claro, todos eran griegos o macedonios excepto nosotros. Aparentemente el buen señor creyó que éramos primos de Pablo Escobar y que estábamos ingresando todo un catálogo de drogas al país. ¡Qué karma! Y aquí una anotación… afortunadamente Colombia ha cambiado bastante y esos estereotipos ya no existen en la mayoría de países que reciben mucho turismo, pero en los que no como Macedonia, es un gran karma.

En cualquier caso, nos bajaron del bus, nos llevaron a un cuartito en las oficinas y nos hicieron el interrogatorio de rigor. Finalmente, luego de 15 minutos, el oficial nos selló el pasaporte y nos agradeció por la colaboración. Bastante educado el buen señor a diferencia de la infeliz que nos tocó a la salida de Macedonia cuya percepción de un “control migratorio” fue llevar a mi amiga a un cuarto, desnudarla y olerle la toalla higiénica. ¡Infamia! – y si quieren leer esa historia, está en algún lado de esta entrada -. Primera conclusión: hacer migración en Macedonia es una porquería.

la foto 3
Frontera entre Grecia y Macedonia
la foto 4
Frontera entre Grecia y Macedonia

Luego del insuceso y la furia del resto de pasajeros del bus por haberlos demorado en la frontera, continuamos nuestro camino por unas 2 ó 3 horas más en medio de la neblina del inverno macedonio hasta Skopje, nuestro destino del día. Recuerdo que lo primero que pensé fue: ¿Qué diablos es esto? La primera imagen que tengo de Skopje en la cabeza son un montón de edificios, todos blancos y majestuosos ubicados perfectamente al lado del río, con muchas banderas de Macedonia sobre y frente a ellos, y estatuas, muchas estatuas… cientos de estatuas por todas partes. La ciudad tenía un aire imponente y lo era aún más con la neblina que se veía a través de los reflectores que alumbraban todas y cada una de las obras arquitectónicas de la ciudad. Habíamos llegado a un museo.

Y claro, después de ver tantas estatuas en tan poco tiempo, uno se tiene que preguntar: ¿y es que en este país no hay pobres o no hay en qué invertir la plata que se pusieron a construir estatuas y monumentos por todas partes? Pues les cuento. Resulta que en 2010, el gobierno de la ciudad lanzó un programa llamado “Skopje 2014” cuyo objetivo principal es darle una apariencia monumental a la ciudad. El proyectico invirtió la nada despreciable suma de 500 millones de euros para construir estatuas, fuentes, puentes, museos y monumentos por toda la ciudad. Y claro, las críticas no han faltado, primero de las minorías étnicas que en primera instancia no fueron incluidas en los monumentos y luego de la población en general que considera que Skopje fue convertida en un parque temático. En cualquier caso, lo de la “apariencia monumental” se logró a cabalidad y la ciudad terminó convertida en un paraíso para viajeros como yo que nos encanta la historia.

Y si la ciudad se había visto majestuosa de noche, era hora de verla de día. La primera escala, por supuesto, tenía que ser la Plaza Macedonia que estaba a una cuadra de nuestro hotel:


Plaza Macedonia

Con 18.500 metros cuadrados, la Plaza Macedonia es la más grande del país y fue además donde se declaró la independencia de Macedonia el 8 de septiembre de 1991. Ubicada sobre el Río Vardar, gran parte de los edificios que se encuentran en los costados de la plaza fueron destruidos por el terremoto de 1963 y toda la zona se encuentra ahora en reconstrucción con los recursos del Plan Skopje 2014. ¿Pero qué hay en el lugar? En primera instancia, un asta gigante con la bandera de Macedonia justo al lado de una gran estatua de Alejandro Magno – la que le produjo una ira intensa a los griegos, ¿se acuerdan? -. Además, hay una que otra estatua por ahí, siendo las más importantes las de Goce Delčev y Damyan Yovanov Gruev, dos de los más importantes revolucionarios macedonios durante la ocupación otomana. Desde la plaza también se ve el Puente Dušan que fue el primero que se construyó en la ciudad y que conecta la parte moderna de la ciudad – llamada Centar – con la zona antigua donde se encuentra el Gran Bazar de Skopje – llamada Čair -. Al frente, al otro lado del Río Vardar, los edificios blancos que les había mencionado y que parecen haber sido hechos por el mismo señor, con el mismo estilo y con unas ínfulas de grandeza que desentonan un poco con el resto de la ciudad. Y son justamente esos edificios los que me llevan a decir lo siguiente. Cuando me preguntaron qué tal me había parecido Skopje, contesté algo así: Skopje no es una sino que son dos ciudades. Por un lado está la majestuosidad de una ciudad creada desde cero para impresionar a propios y extraños. En términos generales es bonita pero está peligrosamente cerca de caer en el mal gusto porque parece hecha por los nuevos ricos del lugar… como dirían las abuelitas, de esos que tienen mucho dinero pero poco sentido de la estética. Y por el otro lado, está la Skopje vieja, la de los otomanos, la del Gran Bazar… la que nos transporta a las calles de la Estambul antigua y nos deleita con sus pequeñas calles y sus cafés. Una Skopje mucho más real, mucho más auténtica, mucho más viva y, sobre todo, mucho menos plástica.

Señal que indica la entrada a la Plaza Macedonia. Al fondo la estatua de Alejandro Magno y más allá, la gran bandera de Macedonia
Señal que indica la entrada a la Plaza Macedonia. Al fondo la estatua de Alejandro Magno y más allá, la gran bandera de Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Bandera de Macedonia en la Plaza Macedonia
Bandera de Macedonia en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Monumento al Zar Samuil en la Plaza Macedonia
Monumento al Zar Samuil en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Estatua de Alejandro Magno en la Plaza Macedonia
Panorámica nocturna de la Plaza Macedonia
Panorámica nocturna de la Plaza Macedonia
Frases de la Madre Teresa de Calcuta sobre los costados de la Plaza Macedonia
Frases de la Madre Teresa de Calcuta sobre los costados de la Plaza Macedonia
Frases de la Madre Teresa de Calcuta sobre los costados de la Plaza Macedonia
Frases de la Madre Teresa de Calcuta sobre los costados de la Plaza Macedonia
Calle Macedonia
Calle Macedonia
Frases de la Madre Teresa de Calcuta sobre los costados de la Plaza Macedonia
Frases de la Madre Teresa de Calcuta sobre los costados de la Plaza Macedonia
Puente Dušan visto desde la Plaza Macedonia
Puente Dušan visto desde la Plaza Macedonia
Museo de Arqueología desde la Plaza Macedonia
Museo de Arqueología desde la Plaza Macedonia
Esculturas en la Plaza Macedonia
Esculturas en la Plaza Macedonia
Puente Dušan visto desde la Plaza Macedonia
Puente Dušan visto desde la Plaza Macedonia
Puente del Arte que sólo costó 2.5 millones de euros. Al fondo el Museo de Arqueología desde la Plaza Macedonia
Puente del Arte que sólo costó 2.5 millones de euros. Al fondo el Museo de Arqueología desde la Plaza Macedonia
Puente del Arte que sólo costó 2.5 millones de euros. Al fondo el Museo de Arqueología desde la Plaza Macedonia
Puente del Arte que sólo costó 2.5 millones de euros. Al fondo el Museo de Arqueología desde la Plaza Macedonia
Bandera de Macedonia desde la Plaza
Bandera de Macedonia desde la Plaza
Esculturas en la Plaza Macedonia
Esculturas en la Plaza Macedonia
Puente Dušan visto desde la Plaza Macedonia
Puente Dušan visto desde la Plaza Macedonia
Edificios al otro lado del Río Vardar vistos desde la Plaza Macedonia
Edificios al otro lado del Río Vardar vistos desde la Plaza Macedonia
Edificios al otro lado del Río Vardar vistos desde la Plaza Macedonia
Edificios al otro lado del Río Vardar vistos desde la Plaza Macedonia
Puente Dušan visto desde la Plaza Macedonia
Puente Dušan visto desde la Plaza Macedonia
Esculturas en la Plaza Macedonia
Esculturas en la Plaza Macedonia
Puente Dušan visto desde la Plaza Macedonia
Puente Dušan visto desde la Plaza Macedonia

Puerta Macedonia

Hecha en mármol y ubicada en la Plaza Pella, a unos pocos pasos de la Plaza Macedonia, la Puerta Macedonia tiene 21 metros de altura y utilizó 4.4 de los 500 millones de Euros que el gobierno destinó al Plan Skopje 2014. Fue construida entre 2011 y 2012 para celebrar los 20 años de la independencia de Macedonia y en su fachada tiene 193 metros cuadrados tallados en alto relieve que representan escenas de la historia del país. En sus costados, como en el resto de Skopje, hay esculturas de personajes importantes de la vida macedonia cuyos nombres nunca pude descifrar dadas mis profundas limitaciones no sólo en el idioma macedonio sino en la escritura cirílica. Entonces, como no sé quiénes son, mejor los dejo con las fotos de esta puerta que es linda, sí, pero que claramente tiene ínfulas de Arco del Triunfo. Con ustedes, la Puerta Macedonia:

Puerta de Macedonia en Skopje
Puerta de Macedonia en Skopje
Puerta de Macedonia en Skopje
Puerta de Macedonia en Skopje
Puerta de Macedonia en Skopje
Puerta de Macedonia en Skopje
Puerta de Macedonia en Skopje
Puerta de Macedonia en Skopje
Puerta de Macedonia en Skopje
Puerta de Macedonia en Skopje
Estatua de Hristo Tatarchev, líder del movimiento revolucionario macedonio, al lado de la Puerta Macedonia
Estatua de Hristo Tatarchev, líder del movimiento revolucionario macedonio, al lado de la Puerta Macedonia
Conmemoración del terremoto que destruyó Skopje en 1963 al lado de la Puerta Macedonia
Conmemoración del terremoto que destruyó Skopje en 1963 al lado de la Puerta Macedonia
Centro de Skopje visto desde la Puerta de Macedonia
Centro de Skopje visto desde la Puerta de Macedonia

 

Monumento a los Héroes Caídos de Macedonia

Y aquí llegamos a un gran parque que se encuentra a unas cuadras de la Plaza Macedonia justo al frente del parlamento. En el centro del parque se encuentra una gran escultura monumental en honor a los Héroes Caídos en la guerra entre las fuerzas armadas de Macedonia y el Ejército Nacional de Liberación Albanés entre enero y noviembre de 2001. El monumento es alucinante, sobre todo de noche cuando los reflectores alumbran las estatuas doradas dando la impresión de que todo en el lugar está cubierto de oro. Alrededor de la estatua principal, cientos de pequeñas estatuas que conmemoran a los fundadores del movimiento independentista de Macedonia, algunos santos, algunos escritores, un monumento a la paz… y la lista sigue. El parque, como todo Skopje, está LLENO de estatuas… Las de este lugar en particular costaron cerca de 20 millones de euros. Les muestro:

Monumento a los héroes caídos
Monumento a los héroes caídos
Monumento a los héroes caídos
Monumento a los héroes caídos
Monumento a los héroes caídos
Monumento a los héroes caídos
Monumento a los héroes caídos
Monumento a los héroes caídos
Parque de los Héroes Caídos en Skopje
Parque de los Héroes Caídos en Skopje
Monumento a los defensores de Macedonia
Monumento a los defensores de Macedonia
Monumento a Nikola Karev, uno de los más importantes revolucionarios durante la ocupación otomana a Macedonia
Monumento a Nikola Karev, uno de los más importantes revolucionarios durante la ocupación otomana a Macedonia
Parlamento de Macedonia
Parlamento de Macedonia
Monumento a los héroes caídos
Monumento a los héroes caídos
Monumento a la Reunión Antifascista para la Liberación Nacional de Macedonia justo al frente del Parlamento
Monumento a la Reunión Antifascista para la Liberación Nacional de Macedonia justo al frente del Parlamento
Monumento a los héroes caídos
Monumento a los héroes caídos
Parlamento de Macedonia
Parlamento de Macedonia
Monumento a los héroes caídos
Monumento a los héroes caídos
Parque de los Héroes Caídos en Skopje
Parque de los Héroes Caídos en Skopje

Al otro lado del puente, la Municipalidad de Čair:

Y es hora de cruzar el puente Dušan hacia el otro lado del Río Vardar donde las cosas se ponen interesantes. A la izquierda, el Museo de la Lucha por la Independencia Macedonia y el Teatro Nacional reconstruido después del terremoto. A la derecha, el Museo de Arqueología y más allá el Ministerio de Relaciones Exteriores. En medio, cientos de estatuas más que conmemoran hasta el más ínfimo detalle de la historia macedonia. Al frente, el Museo del Holocausto en contra de los judíos macedonios y más allá, el Fuerte de Skopje. Como les había dicho, el lugar es una mezcla entre los edificios modernos recién construidos por el gobierno y las pequeñas callejuelas que dejaron los otomanos a su paso por la ciudad. Si me preguntan a mí, los edificios modernos pudieron funcionar al otro lado del río, pero al lado del Gran Bazar son simplemente un despropósito. Les muestro:

Estatuas de San Cirilo y Metodio al lado del puente de piedra
Estatuas de San Cirilo y Metodio al lado del puente de piedra
Monumento a la maternidad
Monumento a la maternidad
Monumento a la maternidad
Monumento a la maternidad
Y esta pequeña estatua de Felipe II de Macedonia sólo costó 2 millones de euros... nada más.
Y esta pequeña estatua de Felipe II de Macedonia sólo costó 2 millones de euros… nada más.
Iglesia en la Municipalidad de Čair
Iglesia en la Municipalidad de Čair
Museo de la lucha Macedonia por la Independencia
Museo de la lucha Macedonia por la Independencia
Museo de la lucha Macedonia por la Independencia
Museo de la lucha Macedonia por la Independencia
Museo de la lucha Macedonia por la Independencia
Museo de la lucha Macedonia por la Independencia
Museo de la lucha Macedonia por la Independencia
Museo de la lucha Macedonia por la Independencia
Museo del Holocausto contra los judíos macedonios
Museo del Holocausto contra los judíos macedonios
Museo del Holocausto contra los judíos macedonios
Museo del Holocausto contra los judíos macedonios
Vista de la municipalidad de Čair desde el Museo del Holocausto de los judíos macedonios
Vista de la municipalidad de Čair desde el Museo del Holocausto de los judíos macedonios
Museo del Holocausto contra los judíos macedonios
Museo del Holocausto contra los judíos macedonios
Teatro Nacional Macedonio
Teatro Nacional Macedonio
Teatro Nacional Macedonio
Teatro Nacional Macedonio
Teatro Nacional Macedonio
Teatro Nacional Macedonio
Teatro Nacional Macedonio
Teatro Nacional Macedonio
Teatro Nacional Macedonio
Teatro Nacional Macedonio
Plaza Macedonia vista desde el Teatro Nacional Macedonio
Plaza Macedonia vista desde el Teatro Nacional Macedonio

 

Fortaleza de Skopje o Fortaleza Kale

La Fortaleza Kale es sin duda el lugar más emblemático de Skopje. Construida por primera vez en el Siglo VI y posteriormente ampliada en el Siglo X bajo el gobierno del emperador Justiniano I, la fortaleza está ubicada sobre una colina al lado del centro en el punto más alto de la ciudad. ¿Qué hay en el lugar? En realidad no mucho. Desde afuera se ve extremadamente imponente y hermosa pero una vez uno llega al lugar, se da cuenta que está cerrada y que la están restaurando. ¿Pero hay un museo? No. ¿Hay un café? No, tampoco. ¿Hay algo? Que no, que no hay nada. Adentro, una que otra ruina de unos muros construidos hace siglos pero no más. Afortunadamente tuvimos la suerte de que el celador sólo tenía bondad en su corazón y nos dejó entrar… ¡Y sí que valió la pena! La vista de Skopje desde allá arriba es simplemente alucinante. Claro, a nosotros nos tocó en medio de la neblina del invierno macedonio pero estoy seguro que en verano se debe ver la ciudad mucho más linda. A pesar de que en la fortaleza no haya sino los muros exteriores y una que otra estatua, vale muchísimo la pena asfixiarse subiendo hasta allá para ver Skopje desde las alturas.

Eso sí, una aclaración: pregunten por dónde es la entrada a la fortaleza antes de subir, sino darán vueltas y vueltas antes de encontrarla y en el proceso verán a una que otra pareja de macedonios copulando al aire libre en medio de los árboles y a -3°C… yo nunc entendí cómo no se congelaban. Pero bueno, a no ser que quieran ver porno gratis, pregunten por la entrada. Ya se les advirtió.

Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Skopje vista desde la fortaleza, a la derecha el antiguo acueducto de la ciudad
Skopje vista desde la fortaleza, a la derecha el antiguo acueducto de la ciudad
Skopje vista desde la fortaleza
Skopje vista desde la fortaleza
Skopje vista desde la fortaleza
Skopje vista desde la fortaleza
Skopje vista desde la fortaleza, a la derecha el antiguo acueducto de la ciudad
Skopje vista desde la fortaleza, a la derecha el antiguo acueducto de la ciudad
Skopje vista desde la fortaleza
Skopje vista desde la fortaleza
Skopje vista desde la fortaleza
Skopje vista desde la fortaleza
Skopje vista desde la fortaleza
Skopje vista desde la fortaleza
Estadio de Skopje visto desde la fortaleza
Estadio de Skopje visto desde la fortaleza
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje
Fortaleza de Skopje

 

Gran Bazar de Skopje

Y ahora sí llegamos a la parte histórica de Skopje. Aquí no hay edificios recién construidos, aquí no hay esculturas y, sobre todo, aquí no ha llegado el mal gusto de los planeadores urbanos de Skopje. Sí, el Gran Brazar fue reconstruido después del terremoto de 1963 pero afortunadamente mantuvieron el estilo y le permitieron seguir siendo lo que era: un pedazo del período otomano de la ciudad justo al lado del centro.

Y es que el bazar es hermoso. Es peatonal en su mayoría y está lleno de pequeños almacenes, antigüedades, cafés, restaurantes, mercados y mezquitas… Hay gente por todas partes y tiene un alma y un sabor completamente diferente al resto de la ciudad. La parte nueva se siente artificial y sin vida, el gran bazar se respira, se huele, se vive… es un lugar alucinante y, claramente, mi lugar favorito en todo Skopje. Permítanse entonces una tarde de compras y cafés y deléitense con la Skopje de verdad, la real, la que lleva siglos en el mismo lugar y sigue viva para garantizar que usted sea feliz en sus calles. Los dejo con el Gran Bazar, la joya de Skopje:

Mezquita en el Gran Bazar de Skopje
Mezquita en el Gran Bazar de Skopje
Mezquita en el Gran Bazar de Skopje
Mezquita en el Gran Bazar de Skopje
Embajada de Albania en Skopje
Embajada de Albania en Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Escultura con la bandera bicéfala albanesa en las afueras del Gran Bazar de Skopje
Escultura con la bandera bicéfala albanesa en las afueras del Gran Bazar de Skopje
Mezquita en el Gran Bazar de Skopje
Mezquita en el Gran Bazar de Skopje
Mezquita en el Gran Bazar de Skopje
Mezquita en el Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Sede de la Organización de defensa de los derechos LGBTI en el Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje
Gran Bazar de Skopje

 

Casa de la Madre Teresa de Calcuta

Aunque de origen albanés, la Madre Teresa nació en la ciudad de Uskub que era el nombre de Skopje durante el período de control otomano. De hecho el tema es interesante porque en Skopje se encuentra su casa de nacimiento y en el país se han apropiado de la Madre Teresa como un símbolo nacional… Ahora, dado su origen albanés, en Tirana también hay varias estatuas de la Madre Teresa y se afirma a los cuatro vientos que ella era albanesa a pesar de haber nacido en Skopje. Mejor dicho, volvemos con los problemas de nacionalismo, esta vez con Albania.

En cualquier caso, uno de los mayores atractivos turísticos de la capital macedonia es la casa donde nació la Madre Teresa que se encuentra en pleno centro de Skopje sobre una calle peatonal a un par de cuadras de la Plaza Macedonia. La casa es pequeña y no tiene mucho adentro más allá de un par de esculturas y una tiendita donde venden souvenirs religiosos. Sin embargo, ¿cómo hace uno para ir a Skopje y no visitar la casa de la Madre Teresa? No se puede. Entonces vayan, conocen, toman un par de fotos y luego pasan al frente a un lugar que tiene un nombre en cirílico que nunca entendí pero sus letras son verdes fluorescentes y negras y se toman el mejor café de Skopje en mi nombre, ¿les parece?

Calle peatonal en el centro de Skopje donde se encuentra la casa de la Madre Teresa
Calle peatonal en el centro de Skopje donde se encuentra la casa de la Madre Teresa
Calle peatonal en el centro de Skopje donde se encuentra la casa de la Madre Teresa
Calle peatonal en el centro de Skopje donde se encuentra la casa de la Madre Teresa
Calle peatonal en el centro de Skopje donde se encuentra la casa de la Madre Teresa
Calle peatonal en el centro de Skopje donde se encuentra la casa de la Madre Teresa
Calle peatonal en el centro de Skopje donde se encuentra la casa de la Madre Teresa
Calle peatonal en el centro de Skopje donde se encuentra la casa de la Madre Teresa
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Calle peatonal en el centro de Skopje donde se encuentra la casa de la Madre Teresa
Calle peatonal en el centro de Skopje donde se encuentra la casa de la Madre Teresa
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Casa donde nació la Madre Teresa en Skopje
Y aquí es donde se toman el café :)
Y aquí es donde se toman el café 🙂

Y hasta aquí llegamos por hoy en nuestra visita a Skopje en Macedonia. Si me preguntan si vale la pena visitarla, la respuesta es un sí rotundo y categórico. Es una ciudad pequeña y encantadora… Amarán la fortaleza, el centro y el gran bazar. Yo tengo mis reservas frente a la parte nueva de la ciudad pero, incluso si se aburren de ver los mismos edificios en todas partes, siempre están los monumentos y las esculturas que son interesantes y al menos los tendrán ocupados tratando de adivinar qué dicen las placas de cada una de ellas un buen rato. Eso sí, no se queden más de 3 días en Skopje porque se enloquecen… pero vale la pena. Además después pueden ir a Ohrid que es alucinante.

Espero que les haya gustado este corto viaje a Macedonia y nos vemos en una próxima oportunidad. ¡Adiós pues!

PD: Si le gustó la entrada, péguele una meneadita aquí 🙂

Anuncios

32 comentarios

  1. Hola Querido viajero!
    Ya estaba extranando tus entradas turisticas…. como siempre, esta esta Super , muy interesante informacion sobre un pais tan alejado del nuestro ! Lo mejor ya sabemos lo usual este karma d Colombianos todavia nos persigue y parece q.nos perseguira por un tiempo mas…snkf snkf, snkf…. bueno nada q hacer …sino estar siempre listos y preparados xa las “malas caras ” en las inmigraciones.
    …. y la gente que en Spokje ? … todos ricos al igual q sus monumentos ?
    Saludos…..
    Fabiana

    Me gusta

    • Hola Fabiana… en realidad a mí poco o nada me afectan los oficiales malaleche. Si quieren esculcar, que esculquen. Igual no tengo nada que temer.

      La gente bien, un poco fría para mi gusto pero amable de cualquier forma. Es una ciudad agradable, a mí me gustó. Saludos.

      Me gusta

  2. Muy interesante como siempre

    Tengo muchas ganas de conocer Europa del este. Me llama poderosamente la atención y aunque tengo muy claro que iré, la verdad es que me da un poco de respeto por el tema de la seguridad. ¿Sentiste algún tipo de inseguridad, miedo o situación incómoda (relativa a la seguridad) en alguno de los países tanto de Europa del este como en los países caucásicos?

    Saludos y a ver si escribes más entradas que tienes el blog muy abandonado!! 😦

    Me gusta

    • Hola Robert. Yo sé que he tenido el blog abandonado pero fue porque estuve 3 semanas de viaje en África y tú sabes que cuando estoy de viaje, es poco lo que escribo. Prefiero aprovechar el tiempo conociendo para luego poder hacer las entradas para el blog.

      ¿Problemas de seguridad? Ninguno. La verdad es que mi percepción sobre todos los países de Europa Oriental y el Cáucaso es que son bastante seguros. En ningún momento temí porque me fueran a robar o algo. Son bastante tranquilos y no creo que tengas que preocuparte por nada. Obvio, hay que tener precauciones como en cualquier otro lugar del mundo, pero en términos generales son muy seguros. Ve, no te arrepentirás.

      Un abrazo desde Bogotá.

      Me gusta

  3. Hola,
    Lo del cafe que no entiendes el nombre en alfabeto latino seria :
    Mekicite od strazha (Os mekitsi da guardia)
    Mekitsi son unos bollos hechos con harina, levadura y yogurt que se hacen fritos y se pueden acompañar con jamon dulce, queso blanco, etc … se sirven normalmente en los desayunos.
    Por otro lado la placa que indicas como siendo Plaza Macedonia, en realidad lo que pone es Calle Macedonia 😉
    Saludos desde Girona – Catalunya

    Me gusta

  4. Me gusto mucho las foticos, se ve una ciudad hermosa que vale la pena visitar.
    Tambien venia a preguntar respecto a la seguridad sobre la ciudad, ya que en las fotos se observa que habian muchos parques solos y de noche… pero veo que ya respondiste esa pregunta.
    Mi otra duda es mas o menos cuanto cuesta viajar hasta alli? Tu indicabas que tres dias es suficiente, pienso yo que son mas que suficientes para conocer esa hermosa ciudad. Muchas gracias y enhorabuena!

    Me gusta

    • Hola Douglas. Por la seguridad no te preocupes. Es una ciudad bastante segura y fácilmente caminable. No tendrás ningún problema.

      ¿Cuánto vale ir? No podría decirte. Yo fui en medio de un viaje que incluyó 18 países más. Lo que sí te puedo decir es que la ciudad es bastante barata, comes barato, los hoteles son baratos… Ve, no te vas a arrepentir.

      Saludos desde Bogotá.

      Me gusta

  5. El estadio que viste desde la fortaleza, es el estadio “Filipo II de Macedonia” tiene capacidad para 35 000 Personas y fue nombrado Filipo por ser el hijo de Alejandro Magno
    si es que vuelves a Skopje, deberias ir al festival de musica “Skopje Fest”, es un festival macedonio de musica rock, pop, que combina musica macedonia, te encantara, el evento se hace en Noviembre

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s