10 islas convertidas en cárceles durante el Siglo XX

59

21 de octubre de 2014 por Blog de Banderas

Y después de casi un mes de ausencia, hoy vuelve el Blog de Banderas con una de esas listas que tanto nos gustan a los frikis geográficos como nosotros. Resulta que cuando uno habla de islas que fueron convertidas en cárceles, probablemente la primera que se le venga a la cabeza sea Alcatraz… esa pequeña, pequeñísima isla de sólo 7.6 hectáreas que se encuentra en la Bahía de San Francisco en Estados Unidos y que se hizo célebre no sólo por innumerables películas que la mencionan sino también porque fue el lugar de reclusión del famosísimo gángster estadounidense Al Capone.

Ahora, si bien Alcatraz puede ser la isla convertida en cárcel más famosa del mundo, hoy no vamos a hablar de ella… al menos no en esta entrada del Blog de Banderas. ¿Por qué? La respuesta es fácil: ustedes saben que a mí me gustan los lugares extraños y Alcatraz de extraño tiene poco. Entonces, sin más preámbulos, vamos con un listado de 10 islas convertidas en cárceles durante el Siglo XX y que ustedes probablemente desconocen… Y claro, no estarán todas, pero sí las que más me llamaron la atención, así que traigan café y acomódense que empezamos con nuestro listado de hoy:


1.  Isla İmralı, Turquía

La Isla de İmralı se encuentra en el extremo sur del Mar de Mármara a unos 63 kilómetros al sudoccidente de la ciudad de Estambul. Ahora, no crean que estamos hablando de una gran isla… no señores. El área total no llega a los 10 kilómetros cuadrados, es decir, menos de la mitad del área de Nauru y sólo un poco más grande que Gibraltar.  İmralı ha tenido una importancia estratégica para las autoridades en Estambul – antes Constantinopla – desde el año 1350 cuando su captura por parte del ejército otomano les permitió un control de todo el Mar de Mármara y además le cortó los vínculos marítimos al Imperio Bizantino con la zona de Bursa ubicada a unos 13 kilómetros al sur de İmralı… Y justamente por esta captura, la isla recibió el nombre del almirante otomano encargado de la operación, el buen señor Emir Ali cuyo nombre después evolucionaría a İmralı en idioma turco.

Pero dejemos de darle vueltas al asunto y vamos al grano. Al final de la guerra de independencia de Turquía en 1922, los gobiernos de Ankara y Atenas llegaron a un “acuerdo” – y lo pongo entre comillas porque fue más una expulsión mutua acordada – en el que los musulmanes en Grecia se mudarían a Turquía y los ortodoxos turcos a Grecia. En el marco de este “intercambio”, İmralı vio como todos sus habitantes que eran griegos ortodoxos abandonaban la isla dejándola deshabitada hasta 1935 cuando el gobierno turco decidió construir una prisión en el lugar. En un principio, las medidas de seguridad en la cárcel eran bastante relajadas y a los presos se les permitía ganar dinero cultivando alimentos o pescando en las inmediaciones de la isla.

Sin embargo, con el pasar del tiempo, la armada turca construyó una base naval en la isla y, con ella, İmralı pasó a ser una zona prohibida para los civiles. Además, las aguas en un radio de 10 kilómetros quedaron excluidas para los barcos que pasan por el Estrecho de Bósforo desde el Mar Negro hacia el Mediterráneo y viceversa. En 1961, luego del golpe de estado perpetrado por el General Cemal Gürsel contra el gobierno del Partido Democrático Turco, İmralı fue el lugar escogido por las fuerzas armadas para colgar a 3 de los más altos funcionarios del gobierno anterior: Adnan Menderes (antiguo Primer Ministro), Fatin Rüştü Zorlu (antiguo ministro de relaciones exteriores) y Hasan Polatkan (antiguo ministro de finanzas).

Pero la historia se pondría aún más interesante. Con la captura en Kenya de Abdullah Öcalan, líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), y su posterior deportación a Turquía en 1999, İmralı fue desocupada y convertida en una prisión de máxima seguridad cuyo único recluso era Öcalan. Claro, el líder del movimiento que busca la independencia de gran parte del oriente del país es sin duda una amenaza para el gobierno turco y había que tenerlo tan alejado como fuera posible. Y así estuvo Öcalan… solito en su isla entre 1999 y 2009 cuando el gobierno turco finalmente decidió trasladar a otros prisioneros peligrosos del país a una nueva cárcel que había sido construida en İmralı y que funciona hasta el día de hoy. Los dejo con algunas imágenes:

Vista aérea de la Isla İmralı, Turquía (Fuente)

Antigua cárcel en la Isla İmralı, Turquía (Fuente)

Entrada a la cárcel en la Isla İmralı, Turquía (Fuente)

Barco de la armada turca en la Isla İmralı, Turquía (Fuente)

Cárcel en la Isla İmralı, Turquía (Fuente)


2.  Isla Bastøy, Noruega

La historia de la isla Bastøy como centro de reclusión inició en 1915 cuando se construyó un centro de detención juvenil que, con métodos de educación y control bastante estrictos, pretendía rehabilitar a los jóvenes que habían cometido delitos en Kristiania – antiguo nombre de Oslo, capital de Noruega -. Y fueron justamente estos 40 jóvenes quienes en mayo de 1915 se armaron con herramientas de las que usaban para labrar la tierra y piedras y se revelaron en contra de los guardias. La situación se salió tanto de control que más de 100 hombres del ejército noruego, 2 hidroaviones, 2 submarinos y un barco de guerra tuvieron que participar en la operación de recuperación del control de la isla.

El centro de reclusión juvenil continuó con los mismos métodos brutales de represión hasta 1953 y luego funcionó como una escuela hasta 1970 cuando el gobierno decidió clausurarlo definitivamente. La isla duró deshabitada hasta 1982, momento en el cual el Departamento de Prisiones de Noruega volvió a tomar control de Bastøy pero esta vez con un objetivo diferente: crear la primera prisión ecológica del planeta. ¿Prisión ecológica? Sí señores… ustedes saben que a los noruegos se les ocurren unas cosas medio locas y pues ahí tienen… una prisión ecológica. En cualquier caso, la nueva prisión no tiene celdas sino cabañitas coquetonas de madera en las que duermen los reclusos cuando no están trabajando en la huerta de la cárcel. Además, durante el tiempo libre, los presos pueden montar a caballo, irse de pesca, jugar tenis o esquiar durante el invierno por toda la isla. Mejor dicho, esos señores la pasan mejor que yo en mis vacaciones. Señores noruegos, ¡pónganse serios! En mi país hay gente que no ha cometido ningún delito y viven bastante peor que eso. Así no podemos.

Para terminar, aunque en la cárcel trabajan cerca de 69 personas que se encargan de cuidar a los 115 presos que hay en Bastøy, sólo 5 guardianes permanecen en la isla durante la noche y los demás van y vienen desde Oslo todos los días en un ferry que se demora aproximadamente una hora para recorrer los 75 kilómetros que separan a la isla de la capital. Sí señores, sólo 5 guardianes para 115 presos… ¿ustedes entienden? Porque yo no. Aún así, no sólo no se ha escapado ningún preso sino que la cárcel tiene la tasa de reincidencia más baja de toda Europa: sólo el 16% de los reclusos vuelven a cometer delitos frente a un promedio del 70% para el resto del continente. En últimas, parece que la locura de los noruegos dio resultado.  Los dejo con algunas imágenes de Bastøy:

Vista aérea de la Isla Bastøy, Noruega (Fuente)

Panorámica de la Isla Bastøy, Noruega (Fuente)

Faro en la Isla Bastøy, Noruega (Fuente)

Antiguo Centro de Reclusión Juvenil en la Isla Bastøy, Noruega (Fuente)

Antiguo Centro de Reclusión Juvenil en la Isla Bastøy, Noruega (Fuente)

Y así se ve la cárcel de la Isla Bastøy en Noruega hoy (Fuente)

Prisión de la Isla Bastøy hoy (Fuente)

Prisión de la Isla Bastøy hoy (Fuente)

Un preso toma el sol en la Cárcel de la Isla Bastøy en Noruega (Fuente)


3.  Isla Robben, Sudáfrica

Y esta isla ya es conocida no sólo en el mundo sino en este blog. De hecho, yo ya he hablado de la Isla Robben – que significa literalmente la “Isla de las Focas” en idioma Afrikáans – en la entrada titulada “Un viaje por los lugares de Nelson Mandela en Sudáfrica” que escribí unos días después de su muerte el año pasado. Los invito a leerla.

Pero la historia de Robben Island como prisión no es nueva y ciertamente no data del siglo XX. La primera vez que la isla se usó como cárcel fue a finales del Siglo XVII cuando los colonos holandeses enviaban a los prisioneros políticos a un aislamiento permanente en la isla que, al estar separada por unos 7 kilómetros de aguas infestadas de tiburones, se convertía en el lugar ideal para enviar a los indeseables. Luego, durante el período colonial británico, Robben Island sirvió como cárcel para los holandeses que perdieron la Batalla de la Bahía de Saldanha en 1781, luego como estación para la caza de ballenas en 1806, después nuevamente como prisión para Makanda Nxele – líder de la Revuelta de Grahamstown en el marco de las Guerras de los Xhosa – en 1819 y finalmente como colonia para leprosos y estación de cuarentena a partir de 1845.

Luego de la Segunda Guerra Mundial y con la institucionalización del Régimen del Apartheid por parte del gobierno blanco de Sudáfrica, Robben Island volvió a adquirir una importancia crucial tanto para los blancos en el poder que la veían como el lugar ideal de reclusión para los líderes negros que se oponían al Apartheid como para los negros que la convirtieron en el símbolo de la resistencia a la opresión blanca. Así, entre 1961 y 1991, la Isla Robben albergó 4 pabellones, 3 de ellos destinados a los prisioneros políticos sudafricanos y el restante a los namibianos que se oponían a la ocupación sudafricana al África del Sudoeste – hoy Namibia -.

Durante toda la segunda mitad del Siglo XX, la Isla Robben fue conocida en todo el mundo por ser sinónimo de las brutalidades del régimen del Apartheid. Además, algunos de los personajes más ilustres de la historia reciente sudafricana estuvieron presos en sus celdas… Y aquí un dato curioso. ¿Sabían ustedes que 3 de los 4 últimos presidentes sudafricanos fueron enviados a la Isla Robben por ser considerados una amenaza para el régimen de Pretoria? El más famoso es sin duda Nelson Mandela quien pasó allí 18 de sus 27 años de cárcel, pero Kgalema Motlante y Jacob Zuma también estuvieron 10 años cada uno en la cárcel de Robben Island… Conclusión, hablamos de la única prisión del mundo de la cual han salido 3 jefes de Estado. Increíble, ¿no creen?

Finalmente, la cárcel de máxima seguridad fue cerrada en 1991 luego de la liberación de la mayoría de sus prisioneros políticos durante las negociaciones para el fin del Apartheid que llevó a cabo Frederick W. De Klerk, último presidente blanco de Sudáfrica. Aún así, la isla siguió funcionando como cárcel para presos que hubieran cometido delitos comunes hasta 1996 cuando el Presidente Mandela decidió cerrarla definitivamente y convertirla en uno de los museos más importantes del país. Robben Island hoy hace parte de la memoria viviente de la historia reciente sudafricana y se convierte en uno de esos lugares que muestra los horrores del pasado con el objetivo de que no se vuelvan a cometer.  Y por último, para garantizar la conservación de Robben Island y toda su historia, la UNESCO la designó como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1999. Los dejo con algunas imágenes:

Vista aérea de la Isla Robben con Ciudad del Cabo al fondo (Fuente)

Panorámica de la Isla Robben, Sudáfrica

Kramat en la Isla Robben, Sudáfrica

Antigua prisión en Robben Island, Sudáfrica

Antigua prisión en Robben Island, Sudáfrica

Antigua celda de Nelson Mandela en Robben Island, Sudáfrica

Ciudad del Cabo y la Montaña de la Mesa vistas desde Robben Island, Sudáfrica

Faro en Robben Island, Sudáfrica

Lugar donde Nelson Mandela y los demás prisioneros hacían los trabajos forzados en Robben Island, Sudáfrica


 4.  Isla Tiburón, Namibia

La Isla Tiburón, conocida en inglés como Shark Island o en alemán como Haifischinsel, fue el epicentro del proceso de exterminio de las poblaciones Nama y Herero por parte del gobierno colonial alemán en África del Sudoeste – hoy Namibia -. A pesar de que yo ya les había hablado de este genocidio en la entrada titulada “Genocidios Olvidados: Alemania y el exterminio de las poblaciones Herero y Nama en Namibia“, la historia de Shark Island es tan, pero tan aterradora que merece que la volvamos a mencionar en esta entrada.

Ahora, si ustedes miran el mapa de la Isla Tiburón que les dejé arriba dirán: a este mapache ahora sí le dio diarrea mental porque la Isla Tiburón no es una isla sino una península. ¡Pues no! La isla fue justamente eso, una isla de aproximadamente 40 hectáreas hasta 1906 cuando fue unida artificialmente al territorio continental por el gobierno colonial alemán. ¿Pero por qué la unieron? Les cuento la historia:

Luego de Lothar von Trotha – comandante alemán en África del Sudoeste – modificara la política de exterminio de los pueblos Nama y Herero a través de la prohibición de acceso a los pozos de agua en medio del desierto, el gobierno alemán decidió sacarlos por la fuerza de sus territorios y llevarlos a campos de concentración ubicados tanto en Windhoek – la capital -, como en las poblaciones de Swakopmund y Lüderitz. Pero el campo no estaba en Lüderitz sino en una isla frente a la ciudad conocida como Shark Island que resultó perfecta para enviar a los prisioneros de guerra Nama y Herero porque no tenía recurso alguno, el acceso era extremadamente complicado y, además, estaba muy vigilada por los soldados alemanes desde Lüderitz. Mejor dicho, la Isla Tiburón le había solucionado el problema a los alemanes.

Los Nama y Herero empezaron a llegar a la isla en 1904 pero la migración en masa comenzó en 1905. Durante el primer año, la falta de alimento, el frío extremo y los trabajos forzados en la construcción del ferrocarril que uniría a Lüderitz con el poblado de Aus generaron cerca de 200 muertos, la mayoría de ellos niños. Y como si ya esta cifra no fuera aterradora, en 1906 el gobierno alemán decidió cerrar el campo de concentración en Windhoek para impedir que hubiera grandes concentraciones de Namas en su ciudad capital. Así, la mayoría de los prisioneros fueron enviados a la Isla Tiburón donde se dedicarían a trabajos forzados que incluían la construcción del puerto de Lüderitz, la unión de la Isla con el territorio continental o la nivelación del terreno en la isla con dinamita, actividades que, sumadas a la poca comida que les daban, se tradujeron en altísimas tasas de enfermedades y muerte entre los prisioneros.

Para darles una idea de la gravedad de las condiciones a las que se veían expuestos los prisioneros en la Isla Tiburón, de los 2.000 Namas que fueron trasladados al campo de concentración en 1906, al final del año no quedaban más de 30. La isla tuvo durante este año una tasa de mortalidad de 8 personas por día. ¡A-TE-RRA-DOR! Es más, se estima que entre 1905 y 1907, tiempo en el que estuvo abierto el campo de concentración de Shark Island, la mayoría de los 7.682 Hereros y los 2.000 Namas que murieron a manos de los alemanes en África del Sudoeste, lo hicieron en la Isla Tiburón.

Tantas fueron las personas que murieron en la Isla Tiburón que cuando el Mayor Ludwig van Estorff cerró el campo de refugiados en 1907, el nombre con el que era conocido el lugar en las fuerzas armadas alemanas era “Isla de la Muerte”. Algunos historiadores incluso afirman que Shark Island no era un campo de concentración sino un campo de exterminio. Y para terminar, un último dato aterrador: los militares alemanes obligaban a las mujeres Nama y Herero a hervir las cabezas de los muertos en Shark Island – que en algunos casos eran incluso sus familiares – y  luego limpiarlas y prepararlas para ser enviadas a las universidades en Alemania como parte del proyecto que pretendía demostrar la superioridad genética de la raza aria. Mejor dicho, empaque y vámonos.  Los dejo con algunas fotos del parque en el que convirtieron a Shark Island  en la actualidad:

Ciudad de Lüderitz vista desde la Isla Tiburón, Namibia (Fuente)

Isla Tiburón, Namibia (Fuente)

Placa en honor a Adolf Lüderitz en la Isla Tiburón, Namibia (Fuente)

Lugar del antiguo campo de exterminio en la Isla Tiburón, Namibia (Fuente)

Pueblo de Lüderitz y al fondo, señalado por la flecha roja, el campo de exterminio de la Isla Tiburón en Namibia (Fuente)

Prisioneros Herero en el puerto de Lüderitz de camino al Campo de Exterminio en la Isla Tiburón, Namibia (Fuente)


5.  Isla Pyatak, Rusia

 Y de la cárcel de la Isla Pyatak no hay mucha información… Ustedes saben que a los rusos – y antes a los soviéticos – no les gusta mucho eso de publicitar las cárceles donde internan a sus reclusos más peligrosos. Lo que sí les puedo decir es que la isla también es conocida como Огненный остров que traduce literalmente “Isla del Fuego” en un lago llamado Novozero a unos 400 kilómetros al norte de Moscú.

El primer hecho del que se tiene conocimiento en la isla es la construcción de un monasterio en 1517 por parte de San Cirilo de Novozero luego de que viera una columna de fuego sobre la isla – ¿tal vez un meteoro? -. Posteriormente, después de la Revolución Bolchevique de 1917, el monasterio fue transformado en una cárcel para los “enemigos de la revolución” y luego en las décadas de 1930 y 1940, Stalin la convirtió en un campo de concentración donde enviaría a gran parte de los opositores al gobierno fueron perseguidos, arrestados y ejecutados durante la Gran Purga.

Luego de la muerte de Stalin, la Isla Pyatak fue nuevamente modificada para albergar reclusos comunes y, a partir de 1997, sólo se utiliza para personas que están pagando cadena perpetua o a quienes habían sido condenados a pena de muerte y se les perdonó la vida en la amnistía de 1996. En la actualidad hay aproximadamente 193 prisioneros en la Isla Pyatak.  Los dejo con imágenes:

Isla Pyatak, Rusia (Fuente)

Atardecer sobre la Isla Pyatak, Rusia (Fuente)

Cárcel en la Isla Pyatak, Rusia (Fuente)

Imagen del interior de la Cárcel en la Isla Pyatak, Rusia (Fuente)


6.  Isla Manus, Papúa Nueva Guinea

Y ésta sí es una de las grandes vergüenzas de la “gran” Australia. La isla Manus es la más grande del Archipiélago de las Islas del Almirantazgo ubicadas a unos 178 kilómetros al norte de la isla de Nueva Guinea en Papúa Nueva Guinea. A pesar de estar a más de 1.100 kilómetros del extremo norte del Cabo York en Australia, el gobierno de Papúa Nueva Guinea aceptó en 2001 la construcción de un Campo de Detención para Migrantes en la isla Manus que haría parte de la iniciativa conocida como la “Solución Pacífico” del gobierno australiano. ¿Pero en qué consiste? Les cuento. Al ver que cada vez Australia recibía más y más migrantes irregulares de países como Irán, Afganistán y Pakistán que llegaban en pequeñas embarcaciones a sus costas en busca de asilo político, el gobierno decidió que la mejor opción era no permitirles la llegada a territorio australiano sino interceptarlos con barcos de la armada y trasladarlos a otras islas del Pacífico para procesar su solicitud de asilo desde allá.

En el marco de la Solución Pacífico se crearon campos de detención en la Isla Manus en Papúa Nueva Guinea, en Nauru y en la Isla de Navidad. En Manus, el campo fue instalado dentro de la base Lombrum de la armada papú – sí señores, ese es el gentilicio de Papúa Nueva Guinea – luego de un acuerdo firmado entre los gobiernos de Canberra y Port Moresby. A pesar de que el centro de detención estuvo operativo entre 2001 y 2008, a partir de 2003 el gobierno australiano decidió dejar de enviar migrantes irregulares a Manus y concentrarse en su centro de detención en Nauru. Ahora, como dato curioso, durante 10 meses en 2003, un buen señor de origen palestino pero de nacionalidad kuwaití llamado Aladdin Sisalem fue el único detenido en el centro de la Isla Manus. Lo interesante del asunto es que si bien Sisalem era el único detenido, un grupo de 9 guardias y personal de aseo tuvo que ser mantenido en la base durante todo su cautiverio. Finalmente en mayo de 2004, a Sisalem se le permitió establecerse legalmente en la ciudad de Melbourne.

Pero la historia no termina aquí. Si bien el campo fue cerrado en 2008, el incremento de solicitudes de asilo en 2012 hizo que el gobierno australiano volviera a abrir el centro de detención de la Isla Manus aún en contra de una comunidad internacional que argumenta que la Solución del Pacífico no sólo viola el derecho del mar sino también el derecho de asilo consagrado en el Artículo 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En cualquier caso, hoy hay cerca de 1.244 migrantes irregulares en la isla esperando una respuesta del departamento de migración australiano mientras el programa le cuesta al gobierno australiano cerca de 1.050 millones de dólares cada 20 meses.  Los dejo con imágenes:

Playa en la Isla Manus, Papúa Nueva Guinea (Fuente)

Casa donde los reclusos se reúnen con sus familiares en el Campo de Detención de la Isla Manus (Fuente)

Campo de Detención australiano en la Isla Manus, Papúa Nueva Guinea (Fuente)

Campo australiano de detención de migrantes en la Isla Manus, Papúa Nueva Guinea (Fuente)

Protesta de los migrantes detenidos en el campo de detención de Australia en la Isla Manus (Fuente)

Campaña de la sociedad civil australiana para cerrar el Campo de Detención de la Isla Manus en Papúa Nueva Guinea (Fuente)


7.  Isla Kambangan, Indonesia

La Isla de Kambangan está separada de la Isla de Java por un estrecho muy angosto que no supera los 100 metros de ancho. Conocida como la “Alcatraz de Indonesia”, la isla ha sido utilizada para recluir a los presos más peligrosos de la zona desde el período colonial y, a partir de 1905, toda Kambangan fue declarada por la administración holandesa como “zona prohibida” para la población civil. A pesar de que la primera cárcel en la isla – conocida como Permisan – fue construida en 1908, en 1925 se construyó la prisión de Batu que en su momento fue considerada como la más atroz de todas las del sudeste asiático. Más allá, el gobierno colonial y luego las autoridades indonesias construyeron un total de 9 cárceles en toda la isla de las cuales 5 aún se encuentran en funcionamiento.

Tal vez el momento de mayor importancia política de las cárceles de la Isla de Kambangan ocurrió en el gobierno del presidente Suharto entre 1967 y 1998. Durante este período, Kambangan se convirtió en el lugar de reclusión de los prisioneros políticos más peligrosos para el régimen entre los que se encontraban principalmente miembros y simpatizantes del Partido Comunista de Indonesia. Después de la caída de Suharto se revelaría que gran parte de estos prisioneros nunca fueron llevados a juicio y murieron de hambre o enfermedades que no fueron tratadas oportunamente por el gobierno.

Y terminamos con un dato curioso: Así como Suharto utilizó a Kambangan para encarcelar a sus opositores, esa misma isla sería el lugar de cautiverio del buen señor Tommy Suharto, hijo menor del expresidente, quien fue enviado a prisión por el nuevo gobierno después de que se comprobara que había ordenado el asesinato del juez de la Corte Suprema que lo había declarado culpable de cargos de corrupción – nada raro teniendo en cuenta que su fortuna personal llegó a ascender a 134 millones de dólares -. En cualquier caso, el buen Tommy fue enviado a Kambangan con una pena de 15 años de prisión de los cuales sólo cumplió 4… Y es que claro, si uno tiene tanto dinero en la vida, es imposible no poder comprar un par de jueces para que lo dejen salir rápido, ¿cierto?  Los dejo con imágenes:

Playa en la Isla Kambangan, Indonesia (Fuente)

Isla Kambangan, Indonesia (Fuente)

Puerto de la Isla Kambangan, Indonesia (Fuente)

Antigua prisión en la Isla Kambangan, Indonesia (Fuente)

Antigua cárcel en la Isla Kambangan, Indonesia (Fuente)

Antigua cárcel en la Isla Kambangan, Indonesia (Fuente)

Cárcel en la Isla Kambangan, Indonesia (Fuente)

Cárcel en la Isla Kambangan, Indonesia (Fuente)


8.  Isla Nukulau, Fiji

Y la historia de esta pequeña isla es hasta coquetona. Resulta que corría el año de 1846 y un señor llamado John Brown Williams, cónsul de Estados Unidos en Fiji, decidió comprar la isla de Nukulau por la exorbitante suma de 30 dólares. Este tipo vivía tranquilo en su islita paradisíaca en medio del Pacífico hasta que el 4 de julio de 1849, día de la independencia de Estados Unidos, un incendio provocado por un cañón lanzado desde la isla de Viti Levu le quemó su casa y lo dejó en la más absoluta de las ruinas. Él trató de salvar sus pertenencias pero ahí fue cuando le llegaron los fijianos y le robaron hasta los calzoncillos. Y claro, don John, neurótico por la sucesión de desgracias que le habían ocurrido, se fue para donde el Cakobau – dícese el auto-proclamado Rey de Fiji – y le dijo que todo era culpa de él y que tenía que indemnizarlo con la módica suma de 43.521 dólares. Y aquí anoten: comprar islas en Fiji es el negocio de la historia de la humanidad… uno pasa de pagar 30 dólares a recibir más de 43 mil. Pero bueno, en cualquier caso, el Cakobau no tenía el dinero para pagarle y, temiendo una invasión de Estados Unidos, se fue para donde los británicos en busca de protección. La conclusión del asunto es que don John se jodió porque nunca nadie le pagó ni un dólar y, a cambio de la protección, el siempre magnánimo Reino Unido se anexó no sólo Nukulau sino todas las islas de Fiji a partir de 1874… Y después no digan que Londres no la tenía clara.

Pero bueno, adelantémonos hasta el año 2000. Resulta que si uno se pone a seguir el historial de golpes de Estado en Fiji termina enloquecido y pegándose en la cabeza contra las paredes. Esa gente sí sabe qué es un golpe de Estado y cómo se hace… lo que no saben es cómo mantenerse en el poder. En cualquier caso, en mayo de 2000 un buen señor llamado George Speight se aburrió del gobierno del Primer Ministro Mahendra Chaudhry y le hizo un golpecito de Estado que le permitió tomarse el poder… Claro, no por mucho tiempo porque para noviembre de ese mismo año, ya la Corte Suprema había declarado su gobierno ilegal y había iniciado el camino para el retorno a la democracia. Speight fue capturado, juzgado por traición a la patria y sentenciado a cadena perpetua… pero lejos, bien lejos para que no volviera a amenazar la estabilidad democrática del país. Así, el nuevo gobierno construyó una pequeña cárcel en la Isla Nukulau para que Speight y sus colaboradores más cercanos saliera de su vista y pagaran su condena lejos – aunque no sé qué tan lejos se puedan considerar los 10 kilómetros de distancia que hay entre Suva y Nukulau… pero esa es otra historia.

Speight estuvo en su cárcel de Nukulau hasta 2006 cuando el Comodoro Frank Bainimarama afirmó que la prisión le estaba costando mucho dinero al gobierno de Fiji, decidió cerrarla, trasladar a Speight a otra cárcel en la isla de Viti Levu y volver a Nukulau un parque nacional. Y con eso, la isla que sirvió de cárcel a un golpista durante 6 años volvió a recibir a los turistas con tanga narizona y estrías que tanto frecuentan las playas del país. Todo había vuelto a la normalidad.

Isla Nukulau, Fiji (Fuente)

Isla Nukulau, Fiji (Fuente)

Manglares en la Isla Nukulau, Fiji (Fuente)

Muelle en la Isla Nukulau, Fiji (Fuente)

Casa en la antigua cárcel en la Isla Nukulau, Fiji (Fuente)


 9.  Isla Coiba, Panamá

La historia política de Coiba – la isla más grande de Centroamérica – comenzó en 1919 durante el primer gobierno de Belisario Porras Barahona quien, siguiendo el ejemplo de otros países que habían construido prisiones en islas apartadas, decidió crear una colonia penal en la isla. Durante las primeras décadas, la cárcel de Coiba era simplemente una más de las cárceles panameñas con presos de todo tipo pagando penas por delitos comunes. Sin embargo, con la llegada al poder de los dictadores Ómar Torrijos en 1972 y luego Manuel Noriega en 1983, Coiba sufrió una transformación absoluta. Las condiciones en las que vivían los presos fueron degradadas considerablemente al tiempo que las fuerzas armadas panameñas iniciaron una campaña masiva de torturas extremas y ejecuciones a los reclusos que, en su mayoría, eran opositores al gobierno. Nadie sabe con certeza cuántas personas fueron asesinadas durante las 2 dictaduras en Coiba… algunos historiadores hablan de 300 asesinatos políticos mientras otros afirman que la cifra podría ascender a 500.

Luego del derrocamiento de Manuel Noriega en 1989, la cárcel de Coiba empezó a perder importancia para el gobierno y finalmente en 2004 fue cerrada completamente. Teniendo en cuenta que la isla había servido únicamente como cárcel por casi un siglo completo, el gobierno panameño se dio cuenta que todas las especies nativas se encontraban intactas. Así, en 2005, toda la isla fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y hoy hace parte del Corredor Marino de Conservación del Pacífico Este Tropical, un área de conservación marina de más de 211 millones de hectáreas que empieza en la Isla del Coco en Costa Rica, continúa a Coiba en Panamá, baja hacia Malpelo y Gorgona en Colombia y termina en las Galápagos en Ecuador. Aquí unas imágenes:

Mapa del Corredor Marino de Conservación del Pacífico Este Tropical (Fuente)

Isla de Coiba, Panamá (Fuente)

Isla Coiba, Panamá (Fuente)

Antigua cárcel en la Isla Coiba, Panamá (Fuente)

Placa en la entrada de la antigua prisión de la Isla Coiba, Panamá (Fuente)

Letrero de bienvenida a la antigua prisión de la Isla Coiba, Panamá (Fuente)

Cementerio en la Isla Coiba, Panamá (Fuente)

Comedor en la antigua prisión de Coiba, Panamá (Fuente)

Celdas en la antigua prisión de la Isla Coiba, Panamá (Fuente)


10.  Isla Gorgona, Colombia

Y para continuar con el Corredor del que hablábamos en la sección anterior, ahora nos vamos a la Isla Gorgona en el Pacífico Colombiano. La isla fue conocida como San Felipe luego de su descubrimiento en 1524, pero luego de ver el gran número de serpientes que la habitaban, Francisco Pizarro se lo cambió por el de Gorgona haciendo referencia a las Gorgonas, unos personajes de la mitología griega que tenían serpientes en la cabeza como la buena, famosa y conocida Medusa.

Y fue justamente esa cantidad de serpientes y la inaccesibilidad de la isla las que llevaron al gobierno colombiano a convertirla en una prisión de máxima seguridad en 1959. Durante su existencia, Gorgona – que fue conocida como la “Alcatraz Colombiana” – albergó a los criminales más peligrosos del país… la mayoría de ellos sentenciados por asesinato o violación. Como dato curioso, la construcción de la cárcel estuvo inspirada en los campos de concentración nazis y, en consecuencia, las comodidades de las que gozaban los reclusos eran bastante limitadas. Las camas no tenían ni colchón ni almohada, no había inodoros sino que las necesidades se hacían a través de un hueco en el piso y no había privacidad en el baño porque la altura de los muros fue disminuida para evitar las continuas violaciones de unos reclusos a otros. Aparte de todo lo anterior, los guardias solían abusar y golpear a los reclusos y quienes sobrevivían a todo lo anterior, podían ser víctimas de las serpientes venenosas y algunas enfermedades tropicales que abundaban en la isla. Mejor dicho, esto era el mismísimo infierno.

Finalmente, el 25 de junio de 1984, el presidente Belisario Betancur decidió cerrar la prisión y convertirla en un parque natural que, además, fue declarado como Patrimonio de la Humanidad en ese mismo año. Hoy, Gorgona es uno de los principales destinos turísticos del país, principalmente entre los meses de junio y noviembre cuando se pueden ver las ballenas jorobadas que llegan a las costas de la isla a dar a luz a sus crías. Los dejo con imágenes:

Isla Gorgona, Colombia (Fuente)

Ballena jorobada en la Isla Gorgona, Colombia (Fuente)

Ballena jorobada en la Isla Gorgona, Colombia (Fuente)

Isla Gorgona, Colombia (Fuente)

Señal de bienvenida al Parque Nacional Natural de la Isla Gorgona, Colombia (Fuente)

Antigua cárcel en la Isla Gorgona, Colombia (Fuente)

Ruinas de los baños de la antigua cárcel en la Isla Gorgona, Colombia (Fuente)

Ruinas de la cárcel en la Isla Gorgona, Colombia (Fuente)

Ruinas de la antigua cárcel en la Isla Gorgona, Colombia (Fuente)

Dormitorios en la antigua cárcel en la Isla Gorgona, Colombia (Fuente)

Antigua sala de aislamiento en la cárcel de la Isla Gorgona, Colombia (Fuente)


Y con esto terminamos nuestra entrada de hoy. Quería hablarles de otras islas como Bioko en Guinea Ecuatorial donde se encuentra la famosísima y aterradora cárcel de Black Beach, o Ascensión donde enviaron a los Bóers que fueron capturados por los Británicos durante la guerra de los Bóers en Sudáfrica entre 1899 y 1902, o las cárceles de Ilha Grande en Brasil o Masirah en Omán… Quería pero finalmente no lo hice. De algunas no se consigue mucha información (como las 2 últimas) y otras eran simplemente islas donde había cárceles, no cárceles convertidas en islas. Mejor dicho, se nos complicó la vida. De cualquier forma espero que hayan disfrutado leyendo esta entrada tanto como yo disfruté haciéndola y nos vemos en una próxima oportunidad. ¡Adiós pues!

PD: Estén atentos que tengo como 6 entradas enviadas por ustedes pendientes en la bandeja de entrada del Blog de Banderas que estaré publicando en los próximos días.  Se viene una sobredosis de frikismo geográfico. ¡Pilas pues!

PD2: Y si les gustó la entrada, péguenle una meneadita aquí  🙂

 

59 pensamientos en “10 islas convertidas en cárceles durante el Siglo XX

  1. Hans dice:

    Faltaron Las Islas Marías en México

    Me gusta

  2. […] 10 islas convertidas en cárceles durante el Siglo XX […]

    Me gusta

  3. Artemisalex dice:

    Muchisisísimas gracias señor Mapache.

    Respecto a las historias aterradoras las que más me impactan son Isla Tiburón en Namibia e Isla Manus en Papúa Guinea. La primera por mi odio a la colonialidad europea y la segunda por el asuntico de la migración, porque persiste, porque es una cárcel que se supone no ser carcel. No conocía nada de esto.

    Por otra parte me emocionó la historia de Isla Bastøy, me encantó la foto del “preso” tomando el sol. ¿Quién va a querer fugarse? ¿Cómo serán las otras cárceles de Noruega? Este experimento o locura me fascinó, un tipo de cárcel de estas, aunque sigue siendo cácel y eso es lamentable para una abolicionista como yo, rehabilita no solo a las personas sino que cuestiona los modelos represivos de las instituciones de secuestro, como denominó Foucault a las cárceles, escuelas y psiquiátricos…

    Lo disfruté mucho.

    Me gusta

    • La historia de Namibia es ATERRADORA. ¿Leíste la entrada que hice sobre el genocidio? Cada vez que leo algo de la presencia de Alemania en Namibia se me paran los pelos de la vergüenza que me da como ser humano… pero al mismo tiempo es una historia que me apasiona. Lástima que no haya más información disponible.

      Y sí, lo de Noruega es alucinante. Ojalá en nuestros países hubiera dinero (y voluntad política) para implementar ese tipo de iniciativas. Estoy seguro que los resultados serían radicalmente diferentes.

      Un abrazote y gracias por tus comentarios 🙂

      Me gusta

  4. Hisae dice:

    Amigo mío, me encanta que nos llames “frikis geográficos”. Me encanta pertenecer a este distinguido club de frikis.
    Como siempre, las entradas en tu blog son completísimos y cargadas de sorpresas.¡Cuánto aprendemos contigo!
    Déjame, por favor, por favor, por favor,…. que aproveche tu maravilloso espacio para hacer publicidad de mi blog de islas que tanto me estoy currando….
    Espero poder también descubrir algo nuevo a nuestros amigos frikis:

    http://lasislasdelmundo.blogspot.com.es/

    Como siempre, un abrazo desde esta isla.

    Me gusta

  5. Toñine dice:

    Como siempre, excelente! Para la próxima entrega espero aparezca otro mito, Goli Otok, en Croacia.

    Me gusta

  6. naminore dice:

    Interesante artículo, gracias por compartirlo. Las que son consideradas las cárceles más peligrosas: http://documentalium.foroactivo.com/t954-las-10-prisiones-mas-peligrosas-del-mundo

    Me gusta

  7. Miguel dice:

    Muy interesante!! Dejaste muy claro de las que comentaste y las que no, pero como sentimiento personal me gustaría también indicar una, de la cual existe un libro “La Isla de Los Hombres Solos” de Jose Leon Sanchez, donde permaneció como reo en la isla de San Lucas, Costa Rica… Realmente se te caen las lagrimas al leer dicho libro…

    Felicidades por el post y sigue así!!

    Un saludo

    Me gusta

    • Hola Miguel… Alcancé a pensar en poner la Isla de San Lucas pero ya tenía a Panamá y a Colombia y quería diversificar. Sin embargo, para los que quieran leer un poquito más, aquí está el artículo de la Wiki: http://es.wikipedia.org/wiki/Isla_San_Lucas

      Aunque, leyendo la wiki me acabo de enterar que los que enviaban a San Lucas eran los presos menos peligrosos. Los más peligrosos los enviaban a la Isla del Coco que quedaba mucho más lejos y era menos accesible. Interesante dato, muchas gracias Miguel.

      Me gusta

  8. Fernando dice:

    Hola Mapache. Tal vez en una otra ocasión incluyas a las Islas Marías, y en específico la llamada Isla Madre. Oye, no estaría mal ir a Noruega y cometer un delito grave y terminar en la Isla Bastøy. Cómo tú mismo dijiste, los presos ahí viven mejor que muchos de nosotros latinoamericanos. Espero mandarte pronto la entrada y sobre todo que eches un ojo por si es necesaria una modificación. Saludos desde México

    Me gusta

    • Iba a meter las Islas Marías pero eran demasiado conocidas y quería hablar de algunas de las que los lectores no supieran… Por eso no las incluí. Y sí, vámonos todos de vacaciones a Bastøy un ratito… No suena nada mal.

      Un abrazo y espero la entrada.

      Me gusta

  9. DanielSan dice:

    Hicieron hace poco una película bastante buena sobre la prisión de Balstoy y la rebelión de adolescentes: http://www.filmaffinity.com/es/film801369.html

    Me gusta

  10. IouliusCaesar dice:

    Las islas San Lorenzo, en Perú?

    Me gusta

  11. Iván dice:

    Hola! Para la siguiente edición, no te olvides de Fernando de Noronha (Brasil), que también fue prisión [http://www.viajeabrasil.com/fernando-de-noronha/historia-de-fernando-de-noronha.php]

    Me gusta

  12. Hudson dice:

    “…estos 40 jóvenes quienes en mayo de 1915 se armaron con herramientas de las que usaban para labrar la tierra y piedras y se revelaron en contra de los guardias…”

    ¿Los 40 jóvenes se pasaron por el revelador, paro y fijador? y… ¿cómo se las apañaron para hacerlo en contra de los guardias? Bonita foto debió quedar 😄

    Saludos

    Me gusta

  13. Enrique dice:

    Otra isla que podría aparecer en esta lista es Tierra del Fuego, al sur de Argentina. Su capital actual, Ushuaia, nació como prisión.

    Me gusta

    • Oye, ese dato sí no lo sabía. Voy a leer al respecto que Ushuaia es un lugar que siempre me ha llamado la atención. Muchas gracias Enrique 🙂

      Me gusta

      • Anuro Croador dice:

        Imposible para mí no recordar esa cárcel, estuve de turista en ushuaia, que es un lugar permanentemente muy frío y con nevadas, pero maravillosamente bello, en donde es posible mirar a la otra orilla del frente al país fronterizo (Chile y Argentina). Esa fue una cárcel muy famosa en donde por ejemplo estuvo el petizo orejudo (alguien que ponga link porque yo no puedo desde el trabajo), pero ahora es un museo, Técnicamente también es una cárcel en una isla, la de Tierra del Fuego, compartida por ambos países del cono sur.

        Me gusta

        • Enrique dice:

          Sí, ciertamente, es una isla cárcel. Las otras aquí citadas son islas pequeñas, Tierra del Fuego es grande, pero en el siglo XIX estaba casi absolutamente deshabilitada y a miles de kilómetros de otro lugar medianamente habitado. Eso hacía que fuera un lugar ideal para construir una cárcel (esto es, ideal para los criterios criminalisticos de la época). Algo parecido a lo que hicieron los franceses en la Guayana o los ingleses en Australia.

          Me gusta

        • La cárcel de la Isla del Diablo en la Guyana Francesa era simplemente aterradora. Eso sin contar que las enfermedades tropicales no sólo mataban a los presos sino también a los colonos franceses en Cayena. Tomó muchos años para que la Guyana no los matara a todos…

          Me gusta

        • Estamos para servirles… Aquí el link del petiso orejudo que menciona Anuro: http://es.wikipedia.org/wiki/El_Petiso_Orejudo

          ¡Gracias Anuro!

          Me gusta

        • enzoac dice:

          La Isla Martín García (enclave argentino en aguas uruguayas del Río de la Plata) posee el curioso récord de haber recibido como prisioneros a dos presidentes depuestos en sendos golpes de Estado: Hipólito Yrigoyen (1930) y Arturo Frondizi (1962). Además, fue donde encarcelaron a Juan Domingo Perón en 1945, hecho que posibilitó la movilización del 17 de Octubre, la liberación del mismo y el surgimiento del peronismo como fuerza política. Aunque la isla en sí ya era prisión desde la época de la Colonia.

          Me gusta

        • ¡Maravilloso! Por eso es que ustedes los lectores me caen tan bien, siempre tienen datos de esos que tanto nos gustan acá. Con eso mi estimado Enzoac, Martín García compartiría el primer puesto con la Isla Robben al haber albergado 3 expresidentes… quién lo creyera. Un abrazo y gracias.

          Me gusta

        • enzoac dice:

          Bingo! La Isla Martín García recibió a cuatro ex presidentes. Marcelo Torcuato de Alvear (1922-28), si bien no fue derrocado, estuvo como prisionero durante la llamada “Década Infame”. Supera a la Isla Robben.

          Me gusta

        • Uyyyyyyyy, me desbancaron a la Isla Robben. Déjame averiguo porque puede haber más allá en Sudáfrica o en alguna otra isla en otro país del mundo. Es más, me gustó ese tema para una entrada del blog: Islas que continenen cárceles donde fueron enviados expresidentes. Me gusta, me gusta.

          Me gusta

  14. […] 10 islas convertidas en cárceles durante el Siglo XX: “Resulta que cuando uno habla de islas que fueron convertidas en cárceles, probablemente la primera que se le venga a la cabeza sea Alcatraz… esa pequeña, pequeñísima isla de sólo 7.6 hectáreas que se encuentra en la Bahía de San Francisco en Estados Unidos y que se hizo célebre no sólo por innumerables películas que la mencionan sino también porque fue el lugar de reclusión del famosísimo gángster estadounidense Al Capone. Ahora, si bien Alcatraz puede ser la isla convertida en cárcel más famosa del mundo, hoy no vamos a hablar de ella… al menos no en esta entrada del Blog de Banderas. ¿Por qué? La respuesta es fácil: ustedes saben que a mí me gustan los lugares extraños y Alcatraz de extraño tiene poco. Entonces, sin más preámbulos, vamos con un listado de 10 islas convertidas en cárceles durante el Siglo XX y que ustedes probablemente desconocen…” Crueldades varias. […]

    Me gusta

  15. Kaskabel dice:

    Increíblemente bello y paradójico que gracias a que algunas islas hayan sido sede de crueles cárceles, su biodiversidad fuera preservada y hoy en día sean Patrimonio de la Humanidad.

    Me gusta

  16. Héctor dice:

    ¿Y la Isla Martín García (Argentina)?

    Me gusta

  17. Crisar dice:

    buen post (como siempre xD), pudiste haber agregado la isla Dawson en Magallanes, Chile, donde por lo demás estuvo preso el rector de la época de la universidad donde estudio.

    Saludos

    Me gusta

  18. Juan dice:

    Interesante articulo, me hubiese gustado que incluyeras sobre las prisiones brasileñas, como Ilha Grande que mencionaste al final. Espero que hagas otro articulo

    Me gusta

  19. No sabía de las barbaridades de Gorgona, la de Noruega se ve bastante vacacional y la de Australia en Papua Nueva Guinea me parece lamentable.

    Me gusta

  20. Leonardo Hamato dice:

    Si es que vas a hacer una segunda parte, seria genial que incluyas la Isla “El Fronton” que se encuentra en el Callao, Perú su historia es muy sorpredente al final cuando lo leas sabras que paso

    Me gusta

  21. Marcelo dice:

    Excelente articulo Don Mapache. Iba agregar a la Isla Martin García, y la carcel de Ushuaia, que se encuentra en la Isla Grande de Tierra del Fuego, Argentina, pero por suerte dos compatriotas se me adelantaron. Saludos desde Argentina.

    Me gusta

  22. […] Amín: ¡Conocerlo es Amarlo!), o que nos lleven de la mano a lugares tan exóticos como Ngerulmud, Isla Bastøy, Las bellas playas de Montserrat o incluso Cúcuta […]

    Me gusta

  23. Emi dice:

    Y las Islas Marías? De eso seguro hay mucha información.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 10.091 seguidores

Twitter

Visitantes

  • 4,235,741 visitas

Comprar Banderas

Banderas del mundo

Imágenes

Lago en Hanói, Vietnam / Lake in Hanoi, Vietnam 🇻🇳 #Hanói #hanoi #vietnam #bridge #puente #lago #lake Ho Chi Minh, Vietnam 🇻🇳 #Vietnam #hochiminh #hochiminhcity #saigon #sàigòn Phnom Penh, Camboya 🇰🇭 #phnompenh #nompen #camboya #cambodia Monumento a la Independencia en Phnom Penh, Camboya 🇰🇭 / Independence Monument in Phnom Penh, Cambodia 🇰🇭 #phnompenh #nompen #camboya #cambodia #independence #independencia #monumento #monument Palacio Real en Phnom Penh, Camboya 🇰🇭 / Royal Palace in Phnom Penh, Cambodia 🇰🇭 #phnompenh #nompen #cambodia #camboya #royalpalace #palacioreal Cae la noche sobre Phnom Penh, Camboya 🇰🇭 #phnompenh #nompen #camboya #cambodia

Países

A %d blogueros les gusta esto: