Damas y caballeros, continuamos nuestro recorrido por algunas de las islas más remotas del mundo para conmemorar los 4 años de vida del Blog de Banderas. Como parte de la celebración, ya pasamos por el Pacífico Sur con las Islas Antárticas Neozelandesas y por el Atlántico Sur con las Islas Malvinas. Y, como en la variedad está el placer, hoy nos vamos al otro extremo del mundo… al Atlántico Norte donde Anna Poulsen, una periodista que vive en Tórshavn, nos llevará de la mano en un viaje por los paisajes, la cultura, la sociedad y la rumba de las Islas Faroe.

Y aquí es cuando ustedes abren los ojos y dicen: ¿Las Islas Faroe? ¿Y eso dónde queda? Pues les cuento. Las Islas Faroe son un país autónomo dentro del Reino de Dinamarca. ¿Qué qué? Pues sí. Existe el Reino de Dinamarca y éste a su vez está conformado por 3 “países” o, como dice la constitución, por “3 partes autónomas” donde la hegemónica es Dinamarca y las otras 2 son las Islas Faroe y Groenlandia que tienen sus propias constituciones pero que, aún así, están bajo la gran constitución danesa. Mejor dicho, es algo similar a lo que ocurre con el Reino de los Países Bajos que está conformado por 4 partes: los Países Bajos (el territorio europeo), Aruba, Curaçao y Sint Maarten… además de los 3 municipios especiales de los Países Bajos que se encuentran en territorio americano: Bonaire, Saba y San Eustaquio.

Las Islas Faroe están ubicadas en el Océano Atlántico Norte más o menos a medio camino entre Escocia, Islandia y Noruega. Tienen un área de 1399 kilómetros cuadrados  – un poco más pequeñas que las Islas Comoras y algo más grandes que São Tomé y Príncipe – y una población de cerca de 50.000 habitantes.

Ubicación de las Islas Faroe en el Atlántico Norte (Fuente)
Bandera de las Islas Faroe (Fuente)

Y bueno, después de esta pequeña introducción, los dejo con Anna Poulsen que sabe mucho más de las Islas Faroe que yo y que les contará un poco más de su país natal. Espero que disfruten leyendo la entrevista tanto como yo disfruté haciéndola. Traigan café que empezamos:


¿Podría empezar por contarnos su nombre, dónde nació y qué tipo de trabajo hace en las Islas Faroe?
12274575_10204214061706775_4636211935094545793_n
Anna Poulsen

Mi nombre es Anna Poulsen y tengo 20 años. Nací en un país pequeño, aislado en medio del Océano Atlántico. El país se llama las Islas Faroe. La capital Tórshavn tiene unos 20.000 habitantes, y allí nací y crecí – soy una chica de ciudad, se podría decir (nótese el sarcasmo). Mi madre es de un pueblo llamado Vestmanna con cerca de 5.000 habitantes. Éste es en realidad un gran pueblo en las Islas Faroe y uno de los lugares más bellos del país. Mi padre es un judío kurdo iraquí que viven en Israel. Tener que relacionarse constantemente con dos culturas y sociedades diferentes me ha generado un enorme interés por la cultura y la política.

Vestmanna, Faroe Islands (Fuente)
Vestmanna, Faroe Islands (Fuente)
Vestmanna, Faroe Islands (Fuente)

Aunque aún no tengo educación universitaria, trabajo como periodista en el Servicio Público Nacional de Radiodifusión. Empecé con un podcast para jóvenes mientras estaba en la escuela secundaria superior, y cuando me gradué el verano pasado, empecé como reportera de noticias de tiempo completo. Además de trabajar como periodista, organizo conciertos y espectáculos de arte, dirijo debates juveniles y viajo. Como podrán leer, me encanta estar ocupada haciendo un montón de cosas.

¿Cómo es crecer en las Islas Faroe? ¿Cómo es la vida en comunidad? ¿Cómo es la educación?

Cuando estaba embarazada de mí, mi madre vivía en Israel en medio de la guerra y una gran cantidad de ataques terroristas. Justo antes de la fecha prevista para mi nacimiento, su instinto maternal le hizo regresar a las Islas Faroe. Unos años más tarde, me dijo que no podía rechazar la idea de que yo crecía un paraíso para los niños como las Islas Faroe. Ella quería que sus hijos también tuvieran la crianza segura y extremadamente libre que ella había tenido, y que no se puede encontrar en ningún otro lugar. La tasa de criminalidad en las Islas Faroe es muy baja, y por lo tanto los niños pueden fácilmente salir a jugar en la noche sin que los padres tengan que preocuparse. En mi niñez nunca me dijeron que no hablara con extraños o que no caminara en los callejones oscuros. Yo sólo me ponía mis zapatos, gritaba adiós a mi madre y corría a la casa de mis amigos para preguntarles si querían salir a jugar. Todos mis amigos vivían en un radio de un kilómetro de mi casa.

Ser un adolescente en las Islas Faroe es probablemente lo mismo que en cualquier otro “país del primer mundo“. Las diferencias podrían ser que la mayoría de los adolescentes no tienen hora de llegada – de nuevo, porque no hay problemas de seguridad. Salimos con amigos, vamos a fiestas y tratamos de lidiar con la época de cambios en la que vivimos. Sobre todo, no pasamos mucho tiempo en las cafeterías o bares, sino en las casas de los amigos. Es muy común entre los jóvenes de las Islas Faroe ir de paseo en el carro – conducir sin rumbo por la noche, parando en la naturaleza por un cigarrillo y luego continuar.

Los habitantes de las Islas Feroe son en general muy nacionalistas y estamos muy orgullosos de nuestra comunidad agrícola pasada y presente. La mentalidad romántica nacional tiene sus raíces en las Islas Faroe siendo anteriormente una colonia danesa en la que el idioma faroés y en parte, la cultura de las Islas fue suprimida. Ahora las Islas Faroe, Groenlandia y Dinamarca constituyen la Mancomunidad del Reino Danés (o Rigsfællesskabet) en el que las Islas Faroe y Groenlandia tienen autonomía con amplios poderes. Sin embargo, las Islas Faroe y Groenlandia están sujetos a la monarquía danesa y la constitución – que está por encima de todas las demás leyes. A cambio, Dinamarca ofrece una subvención global para Groenlandia y las Islas Faroe. La mayor discusión política en las Islas Faroe desde hace décadas ha sido sobre si las Islas Faroe deberían ser una parte de Dinamarca o no, y los partidos políticos también están divididos frente al tema. Si un turista desea ser acogido con los brazos abiertos por el pueblo de las Islas Faroe, debe alabar a nuestro país – y no llamarnos daneses (esto molesta la mayoría de la gente, a pesar de todas las personas que aquí habla danés con fluidez y han estado allí al menos dos veces en su vida). Cuando bandas extranjeras se presentan en festivales en las Islas Faroe, los mayores aplausos los reciben los artistas que exaltan a las Islas Faroe. Pero bueno, suficiente sobre el romanticismo nacional, voy a contar un poco acerca de los eventos culturales interesantes más adelante.

Mancomunidad del Reino Danés incluyendo a Dinamarca, Groenlandia y las Islas Faroe (Fuente)

Las Islas Faroe son muy dependientes de la industria pesquera y en realidad son un país muy rico. Esto también significa que nuestro país es muy caro. Un paquete de cigarrillos (siempre es una buena comparación) vale unos 8 euros o más, mientras el mismo paquete cuesta alrededor de 1 Euro en Camboya (donde estoy viajando ahora).

Industria pesquera en las Islas Faroe (Fuente)
Industria pesquera en las Islas Faroe (Fuente)

Aparte de ser caro, las Islas Faroe tienen un gran sistema educativo. La escuela primaria es del primero al séptimo grado, la escuela secundaria inferior de octavo a décimo grado, mientras que el décimo grado es opcional. Muchas personas realizan un décimo año alternativo en el que trabajan, hacen un año de intercambio, o van a un internado en Dinamarca – que fue mi caso. Una gran cantidad de hombres jóvenes trabajan en la industria de la pesca desde una edad temprana (alrededor de 16 años de edad). Además del trabajo en los barcos pesqueros – que en general paga muy bien – la mayoría de los jóvenes asisten a la escuela secundaria superior durante tres años. A partir de ahí se obtiene un certificado de bachillerato con el que se puede aplicar a la universidad.

Tenemos una universidad en las Islas Feroe (Fróðskaparsetur Føroya) que está creciendo, pero la gente en su mayoría va a estudiar al extranjero. Principalmente a Dinamarca, pero algunos también van al Reino Unido o a nuestros vecinos escandinavos. Estudiamos de forma gratuita en cualquier lugar del mundo y también recibimos una mesada mensual del gobierno.

¿Alguna vez ha salido de las Islas Faroe? ¿A dónde fue? ¿Cuál fue su primera opinión de ese lugar? ¿Cuáles son las principales diferencias y similitudes entre ese lugar y las Islas Faroe?

Mientras escribo esto, estoy descansando en una hamaca en una playa blanca cristalina en la isla de Ko Rong en Camboya. Por ahora estoy mochileando por el Sudeste Asiático. ésta no es mi primera vez fuera del país; he viajado varias veces antes.

Estamos en el momento más caluroso del día. Desde la sombra de un árbol donde está mi hamaca, veo a los occidentales borrachos mientras beben la cerveza, van en excursiones en barco, juegan voleibol y se broncean. Mientras observo la playa noto la ausencia de la población local Khmer. También me acabo de dar cuenta que sólo he estado en albergues que son propiedad de extranjeros y rara vez comí comida camboyana en Camboya. Ésta no es la Camboya de la que había oído hablar. Ésta no es la Camboya que recientemente había sido golpeada por una guerra brutal, y donde la mayoría de la población vivía en la pobreza rural. A pesar de la vida sencilla, se dice que la gente de aquí es feliz y tiene una cultura increíble – pero yo aún no la había visto. Sí, había visto algunas pagodas, pero sólo aquellas que tienen el propósito de recoger el dinero de los turistas, no las que realmente estaban siendo utilizadas. Traté de ver la verdadera Camboya, pero no fue fácil. La autenticidad no era accesible. Sólo vi la fachada de un país asombroso que realmente quería conocer. Intenté encontrar los lugares que no estaban diseñados para turistas, pero no había forma de encontrarlos.

Pensando en las Islas Faroe, no existe la misma fachada. La belleza está cerca de ti y el país es completamente auténtico. Como turista, no experimentarías lugares que fueron creados sólo para turistas. Los lugares, la cultura y la gente son auténticos. Y eso es muy valioso para mí como un turista en cualquier país.

Isla de Lítla Dímun en las Islas Faroe (Fuente)
Poblado de Mykines en las Islas Faroe (Fuente)
51715056
Suðuroy, Islas Faroe (Fuente)
Poblado de Ljósá, Islas Faroe (Fuente)
Klaksvik, Islas Faroe (Fuente)
Gasaladur, Islas Faroe (Fuente)
Islas Faroe (Fuente)
Lago Sørvágsvatn, Islas Feroe (Fuente)
Tórshavn, Islas Faroe (Fuente)
¿Ha habido muchos turistas en las Islas recientemente? ¿Cómo se le da la bienvenida a los turistas en las Islas? ¿Cómo son tratados? ¿Cuáles son las principales actividades para ellos?

Es sólo recientemente que la gente comenzó a calificar las Islas Faroe como un destino para los turistas. El lema comercial es “intactas” y esto encaja muy bien con el país. Aunque es parte de Dinamarca, la mayoría de los escandinavos no saben de nuestro país y seguramente la gente del resto del mundo tampoco sabe. Las Islas Faroe son de hecho un tesoro oculto aún por explorar.

Video oficial de promoción turística de las Islas Faroe

Los habitantes de las Islas Feroe se consideran a sí mismos como gente muy amable, pero también son muy reservados. Como no estamos acostumbrados a los turistas, un buen consejo es iniciar conversaciones con la gente del lugar… Serán muy amables y serviciales. También casi todo el mundo habla muy bien inglés y, como te dije, hablamos con fluidez danés (y entendemos las lenguas nórdicas). Si inicia una conversación con la gente del lugar, la mayoría de ellos estarán encantados de informarle sobre el país e incluso le harán un recorrido turístico.

Como mencioné anteriormente, las Islas Faroe son extremadamente seguras. Uno podría dejar sus bolsas de compras en el centro comercial durante dos horas, volver, y nada sería robado. Por lo tanto, las Islas Faroe son un lugar ideal para hacer couchsurfing. De esa manera usted podría también tener la posibilidad de interactuar con la gente local.

Hay un sinnúmero de actividades para los turistas en las Islas Faroe. En primer lugar hay que ver el paisaje y la naturaleza; ir de excursión en las montañas y ver las vistas más hermosas que se puedan imaginar. De Tórshavn se puede ir en el barco Norðlýsið a una cueva en una montaña para ver conciertos. En el verano hay una gran cantidad de festivales y conciertos. Un gran evento que tiene lugar del 28 al 29 de julio es el día de fiesta nacional llamado Ólavsøka. Es una celebración para conmemorar la cristianización de las Islas Faroe por parte del rey Olaf de Noruega. En realidad no celebramos nuestra cultura cristiana en este evento… en realidad es una gran reunión de la gente de las Islas Feroe todos vistiendo el traje nacional. Durante el Ólavsøka, tenemos fiestas, hablamos con viejos amigos, oímos música y vemos las competencias de remo – el deporte nacional. Durante este período usted puede experimentar la esencia romántica del nacionalismo faroés.

Auroras boreales en las Islas Faroe (Fuente)
pic_741
Barco Norðlýsið, Islas Faroe (Fuente)
Festival Ólavsøka, Islas Faroe (Fuente)
Festival Ólavsøka, Islas Faroe (Fuente)
Festival Ólavsøka, Islas Faroe (Fuente)
Competencia de remo durante el Festival Ólavsøka, Islas Faroe (Fuente)

De todos los festivales en el verano, el G! festival es probablemente el mejor, aunque no el más grande. Se lleva a cabo en un pequeño pueblo llamado Norðragøta, y es sin duda el festival más lindo que uno pueda imaginarse. El ambiente es auténtico y por lo general, las bandas que se presentan son pequeñas y poco conocidas pero en ascenso. El espectáculo está a cargo de bandas nacionales y extranjeras, pero se darán cuenta de que los músicos de las Islas Feroe son en realidad extremadamente buenos. El escenario más grande del festival se encuentra en la playa junto al mar rodeado de montañas espectaculares.

Norðragøta, Islas Faroe (Fuente)
Norðragøta, Islas Faroe (Fuente)
G! Festival en Norðragøta, Islas Faroe (Fuente)
G! Festival en Norðragøta, Islas Faroe (Fuente)
G! Festival en Norðragøta, Islas Faroe (Fuente)
¿Podría describirnos la ciudad de Tórshavn?

Tórshavn, donde crecí, es un pueblo pequeño, acogedor y muy personal. Las distancias son cortas entre todos los lugares y los autobuses públicos son gratuitos. Allá ves viejos pescadores en el muelle vendiendo pescado fresco, personas elegantes bebiendo en el bar Hvonn, estudiantes que se sientan afuera del bar Sirkus, niños jugando en las calles, adolescentes faltando a la escuela para ir al centro comercial SMS. Así, a pesar de que es una ciudad pequeña, con sólo 20.000 habitantes, tiene la misma variedad de personas que hay en las grandes ciudades: niños, mujeres de negocios, hipsters, alcohólicos, personas normales, ancianos, un carpintero cansado esperando a que el bus llegue – y aunque son diferentes entre sí, la mayor parte de ellos para durante un minuto para conversar, porque al menos una vez en sus vidas, sus caminos se han cruzado.

Tórshavn, Islas Feroe (Fuente)
Catedral de Tórshavn, Islas Feroe (Fuente)
Tórshavn, Islas Feroe (Fuente)
Tórshavn, Islas Feroe (Fuente)
¿Podría describirnos sus 2 ó 3 lugares favoritos en las Islas?

La ciudad antigua de Torshavn, es, sin duda, mi lugar favorito en las Islas Faroe. No tiene nada especial, sólo pequeñas casas antiguas con techos de hierba, pero el ambiente es absolutamente increíble. Además, la naturaleza de las Islas Feroe es excepcional y no podría escoger simplemente uno o dos lugares. Todo el país es increíble.

¿Cómo son las citas en las Islas Faroe?

En realidad, nosotros no tenemos citas. Debido a que las Islas Faroe son tan pequeñas, todos se conocen entre sí. Si tienes una cita, lo más probable es que te encuentres con tu madre, tu padre, tu ex novio o tu abuela – y esto puede llegar a ser bastante incómodo. Además, la posibilidad de que tú termines saliendo con el exnovio de tu amiga son bastante altas. En consecuencia, en lugar de tener citas convencionales, vamos a paseos en carro que son más privados o pasamos tiempo en la casa de la otra persona.

¿Hay alguna costumbre particular en las islas que le gustaría compartir con nosotros?

Sí, claro que hay y a continuación les cuento algunas:

  1. Cuando salimos de fiesta, lo hacemos a las 2 am. No vamos sólo a un bar sino que caminamos entre varios clubes. Tal vez 4 ó 6 bares y clubes en una noche porque todo está a menos de 5 minutos de distancia caminando.
  2. Si usted se quiere emborrachar, vaya a una fiesta privada, beba su propio alcohol y luego sí salga a las 2 am. Las bebidas en los bares son extremadamente caras.
  3. No es posible comprar bebidas alcohólicas en un supermercado regular. Se debe ir a una tienda de alcohol específica regulada por el gobierno.
  4. Los faroeses tienen problemas siendo puntuales. Siempre llegamos tarde a todo. Si una fiesta empieza a las 5 pm, usted debe llegar a las 7 pm.
  5. En las Islas Faroe no cerramos con llave ni nuestras casas ni nuestros carros.
¿Cuáles son las ventajas / desventajas de vivir en un lugar aislado como las Islas Faroe?

El hogar es un lugar donde uno siente que es necesario, y éste es mi caso en las Islas Faroe. Debido a lo pequeño de la comunidad, la gente se dará cuenta si está lejos. Uno no es otro ladrillo más en la pared – o al menos no se siente de esa manera. También cuando se crece en una pequeña comunidad, uno debe poder adaptarse a otras comunidades porque no podemos limitarnos a nuestra propia sociedad y cultura. Por otro lado las Islas Faroe son un país cristiano muy conservador con una sociedad muy homogénea, y por lo tanto es un lugar puede ser intenso para algunas personas.


Para terminar, quiero darle las gracias a Anna por tomarse el tiempo de responder las preguntas que le envié y por hacer parte de esta celebración.

Además, estén pendientes porque ya me llegó la siguiente entrevista desde una de esas islas que sólo recibe un par de personas al año y saldrá publicada prontamente (y además viene con unas fotos alucinantes). Ah, y otra cosa. Viene también un concurso para los lectores del blog en el marco de la celebración de los 4 años. Ya tengo los premios, ya tengo el concurso, sólo estoy esperando terminar con las entrevistas para lanzarlo. Ojalá se animen y participen.

Y hasta aquí llegamos por hoy. Espero que les haya gustado este recorrido por las Islas Faroe y nos vemos en una próxima oportunidad. ¡Adiós pues!