¡Y llegó la siguiente entrevista! (para que no digan que yo soy un perezoso y que me demoro eternidades en continuar la celebración de los 4 años del Blog de Banderas). Para continuar con el trabajo hecho en las Islas Antárticas Neozelandesas, las Islas Malvinas y las Islas Faroe, hoy nos regresamos al extremo sur del Océano Atlántico para visitar las Islas Georgias del Sur de la mano de Alastair Wilson, un galés que trabaja para el British Antarctic Survey y que vivió en la Isla Pájaro durante 17 meses. Y ustedes se preguntarán: ¿Pero dónde queda la Isla Pájaro? Les cuento. La Isla Pájaro está ubicada en el extremo noroccidental del Archipiélago de las Islas Georgias del Sur. Tiene un largo de 4.8 kilómetros y un ancho de 0.8 kilómetros… Conclusión, es diminuta. Está separada por menos de un kilómetro de la Isla Georgia del Sur, la más importante del archipiélago. Les muestro:

Ubicación de las Islas Georgias del Sur (Norte) y las Islas Sándwich del Sur (Sur) en el Atlántico Sur (Fuente)
Mapa de las Islas Georgias del Sur con la Isla Pájaro en el extremo norte (Fuente)

Tal vez ustedes recuerden que ya habíamos hablado de las Islas Georgias del Sur y Sándwich del Sur en el Blog de Banderas cuando hicimos la entrada titulada “Un recorrido por las 10 capitales menos pobladas del mundo“. En esa lista, King Edward Point, la capital, ocupó el primer puesto como la menos poblada del planeta con 18 habitantes en el verano y 9 en el invierno. Pues bueno, si quieren saber más de estas islas remotas perdidas entre América del Sur y la Antártida, los dejo con la entrevista que le hice a Alastair. Las respuestas son alucinantes y las fotos lo son aún más… Y claro, como siempre, a mí me dejó con ganas de empacar mi maleta e irme a conocer esos lugares perdidos del mundo a los que nadie va y que aún están pendientes en mi lista.

Como con el resto de entrevistas, a continuación está la traducción en español de las respuestas de Alastair. Traigan café, acomódense y relájense que empezamos. Con ustedes, Alastair y la Isla Pájaro en las Islas Georgias del Sur. Espero que lo disfruten.


¿Podría empezar por contarnos quién es usted? ¿Qué trabajo hace y por qué decidió pasar unos meses en las Islas Georgias del Sur? ¿Cuál fue el propósito principal de su viaje?

Mi nombre es Alastair Wilson, soy de Gales en el Reino Unido y siempre he querido trabajar en las Georgias del Sur estudiando a los pingüinos y las aves marinas allí. Mi primera experiencia en las Georgias del Sur fue en 2010 cuando fui a trabajar para el British Antarctic Survey (BAS) en King Edward Point durante dos años y medio como asistente de campo en el grupo de zoología en el que debía hacer seguimiento a pingüinos y focas. Este trabajo fue una experiencia increíble y decidí postularme de nuevo para trabajar en otra estación, la Isla Pájaro que es una pequeña isla en el extremo occidental de las Georgias del Sur, esta vez para supervisar los pingüinos y los petreles. Siempre había querido trabajar en la Isla Pájaro y escribo esto luego de haber vivido y trabajado en la Isla Pájaro durante los últimos 17 meses.

360
Nota del Blog de Banderas: Estuve intentando incluir la foto de 360° de la Isla Pájaro en esta entrada durante 3 horas y me fue imposible. Entonces, como yo soy un inútil, hagan click en la foto de arriba y podrán ver la foto de Alastair en una pestaña nueva. Háganlo, la foto es hermosísima (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
¿Podría describir el viaje desde el Reino Unido hasta las Islas Georgias del Sur? ¿Cómo se llega allá? ¿Cuánto tiempo se demora el viaje? ¿Cuánta gente hace parte de la expedición?

Viajar desde mi casa en Gales hasta las Islas Georgias del Sur toma cerca de 3 semanas. Tomé el tren al aeropuerto de Heathrow en Londres desde donde volamos a Madrid, después a Santiago, y, finalmente, a Punta Arenas. En Punta Arenas abordamos el RRS James Clark Ross, el barco de investigación del British Antarctic Survey. Antes de dirigirnos hacia las Georgias del Sur, primero tuvimos que abrir otra base en las Islas Orcadas del Sur llamado Signy que sólo está ocupada en el verano. Desde allí pudimos iniciar nuestro camino hacia las Islas Georgias del Sur mientras que hacíamos investigación durante el recorrido. Esta investigación consistía en balancearse en el mar en diferentes lugares para tomar varias muestras y desplegar y recuperar instrumentos de medición. Eventualmente llegamos a la Isla Pájaro. Durante el invierno sólo hay 4 personas que viven en la Isla Pájaro mientras que en el verano puede haber 8 ó 10 personas.

On the RRS James Clark Ross sailing from Signy to South Georgia
En el RSS James Clark Ross navegando desde Signy hacia las Islas Georgias del Sur (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
¿Qué fue lo primero que pensó apenas llegó a las Islas Georgias del Sur?

Mis primeros pensamientos mientras me acercaba a la Isla Pájaro fueron de asombro por el gran número de aves que estaban alrededor. Petreles gigantes y albatros se deslizaban por el aire, los priones revoloteaban sobre la superficie del agua, y petreles se alejaban nadando de la nave a toda prisa. La vida silvestre también estaba presente cuando llegamos a la isla. Después de una cálida bienvenida por parte del anterior equipo de investigación, nos dirigimos hasta el embarcadero pasando al lado de cientos de lobos marinos antárticos con sus crías, petreles gigantes y skúas que estaban patrullando la playa y, en las colinas sobre la base, se podían ver cientos de albatros anidando.

Wilson's Storm Petrel
Paíño de Wilson (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Wandering Albatross pair at sunset
Pareja de albatros viajeros al atardecer (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Antarctic Fur Seal
Lobo marino antártico (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
A normal and leucistic Gentoo Penguin
Pingüinos juanitos en las Islas Georgias del Sur (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
¿Podría describirnos el asentamiento / base en las que pasó su tiempo en las islas? ¿Podría describirnos los poblados de King Edward Point y Grytviken?

Hay dos bases del British Antarctic Survey en las Georgias del Sur. La de la Isla Pájaro es una pequeña base que puede alojar hasta 10 personas cómodamente. Un embarcadero conduce hasta la estación desde donde se llega primero a la caseta del generador que suministra electricidad a la base. Un segundo edificio provee espacio para el almacenamiento, un taller y las instalaciones de gestión de residuos. El edificio final contiene dos laboratorios, oficinas, habitaciones para los científicos, comedor, despensa de alimentos, una sala de calderas y una sala de tratamiento de agua. La base es cálida y confortable y se convierte en tu casa casa cuando hay sólo 4 personas viviendo allí durante el invierno.

Base
Nuevamente, hagan click en la foto de arriba para ver la foto de 360° de la base de la Isla Pájaro (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Bird Island Research station at night
Estación de investigación de la Isla Pájaro de noche (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)

La segunda base en las Georgias del Sur es la que está ubicada en King Edward Point y es mucho más grande. Un gran edificio alberga una espaciosa cubierta para barcos, talleres, espacio para el almacenamiento y los generadores de electricidad. Otros edificios contienen laboratorios, espacios de oficina para el personal del British Antarctic Survey y el Gobierno de las Islas Georgias del Sur y las Islas Sandwich del Sur, una instalación para controlar la temperatura, almacenamiento de alimentos, almacenamiento de combustible, una planta de energía hidroeléctrica, y por supuesto, suficientes habitaciones para el alojamiento del personal de la base. Hay incluso una cárcel que aún permanece de la época de la caza de ballenas.

Old South Georgia Whaling station
Antigua estación ballenera en las Georgias del Sur (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Grytviken Whaling station
Antigua estación ballenera en las Georgias del Sur (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
King Edward Point and fisheries patrol vessel
King Edward Point y el barco de patrulla de pesca (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Grytviken church and Bark Europa expedition ship
Iglesia de Grytviken y el barco de la Expedición Bark Europa (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Grytviken Whaling station in the winter
Antigua estación ballenera de Grytviken en invierno (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Mid winter team photograph at King Edward Point
Foto del equipo en King Edward Point durante el invierno (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
¿Podría describirnos un día en la Isla Pájaro?

Un día normal en la isla empieza alistándose para trabajar a las 9 am, cocinamos el desayuno y preparamos la comida y una botella de bebida caliente para llevar al campo con nosotros. Revisamos brevemente los mensajes de correo electrónico, imprimimos los mapas que necesitamos para el día y estamos listos para salir. Por lo general es bastante húmedo en la Isla Pájaro pero tenemos una habitación caliente para dejar nuestro equipo para que esté seco cada mañana. Caminar por los pastizales cuesta arriba y cuesta abajo nos mantiene bastante calientes, por eso, usamos ropa en capas, impermeables y buenas botas para caminar todos los días. Además llevamos una mochila con comida, ropa abrigada, una tienda que sirve como refugio de emergencia, radio VHF, un mapa y el kit de primeros auxilios, así como el equipo necesario para nuestro trabajo, y por lo general también una cámara.

Greater Burnett growing on South Georgia
Sanguisorba officinalis en las Islas Georgias del Sur (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)

Cuando es posible, subimos y bajamos por los arroyos que, aunque son escurridizos, son más fáciles que escalar por los pastizales que representa mucho más esfuerzo. Seguimos un pequeño arroyo detrás de la base y nos dirigimos cuesta arriba hacia nuestros lugares de estudio. En mi caso, el área de estudio del petrel gigante el skúa marrón es bastante grande. Allí tengo que hacer un recorrido exhaustivo todos los días en busca de nuevos nidos, identificando los machos y las hembras, y registrando que pasa con cada huevo o polluelo. La mayor parte de las aves regresan a reproducirse en la misma zona cada año y con la misma pareja. Cualquier pájaro nuevo que llega se marca con un número único en un anillo de metal alrededor de su pierna que nos permite identificarlo a través de toda su vida. Otra de las tareas que hago revisar el progreso de mi colonia de estudio de pingüinos macaronis y descargar los datos desde un puente de pesaje automático que pesa los pingüinos a medida que entran y salen de la colonia. De vuelta en la base por la tarde, es el momento de escribir los datos que hemos recogido durante el día e introducirlos en las bases de datos que manejan toda la información que recogemos. Por supuesto, siendo una comunidad tan pequeña, cada vez que un trabajo requiere más de una persona todos terminamos ayudándonos unos a otros, lo que suma a la variedad y el interés de los trabajos que llegamos a hacer en la isla

King Penguins at St Andrews Bay South Georgia
Pingüinos rey en la Bahía de San Andrés, Islas Georgias del Sur (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Counting Macaroni Penguins on Bird Island
Contando pingüinos macaronis en la Isla Pájaro (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)

Con un número tan pequeño de personas en la base, no tenemos un chef que cocine para nosotros y, en consecuencia, todos tomamos turnos para cocinar la cena. Miércoles y domingos por la noche son noches de cine y vemos una película, y el sábado por la noche es una cena de tres platos donde todo el mundo se viste más elegante que de costumbre.

¿A qué dedicaban su tiempo libre en las islas? ¿En algún momento se preguntaron: Yo qué hago aquí? ¿Se pueden tornar aburridas las islas? ¿Se extraña la gran ciudad cuando se está en las Islas Georgias del Sur?

¡Siempre hay mucho que hacer cuando se vive en una isla y no hay excusa para aburrirse! Siempre hay cosas para reparar, limpiar y ordenar, pero también hay que tener tiempo para uno mismo. Me encanta la vida silvestre, la fotografía y la carpintería. Así que cuando tuve la oportunidad, iba a tomar fotos de la vida silvestre y también a hacer películas o time lapses, o iba al taller para tallar marcos de fotografías u otros artículos. Como yo siempre quise trabajar en la Isla Pájaro, nunca me cuestioné por estar ahí. Eso no significa que no tuviera nostalgia o echara de menos a mi familia, amigos, a mi perro, a los árboles o los alimentos frescos… pero esas cosas no te deprimen lo suficiente cuando vas a ver pingüinos saliendo del mar con el estrellar de las olas y corriendo hacia la playa.

Winter skiing trip
Viaje de esquí en el invierno (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
¿Hubo alguna experiencia aterradora en las Islas?

Me impactó demasiado la primera vez que vi un albatros errante con un anzuelo de pesca que le salía del pico. La captura accidental de aves marinas es un problema importante en la industria pesquera. Los buques de pesca de línea larga, si no toman las precauciones necesarias, capturan miles de aves marinas cada año. Cuando las aves marinas tratan de comerse los anzuelos cebados, quedan atrapadas y luego se ahogan. Este es un problema sin sentido ya que es relativamente fácil evitar la captura accidental a través del uso de métodos baratos y fiables como las líneas espantapájaros o anzuelos con peso para que se hundan rápidamente y queden fuera del alcance de las aves. Estos y otros métodos se han aplicado en los barcos de pesca en las Georgias del Sur que ahora tienen casi cero aves marinas capturadas accidentalmente. Afortunadamente para el ave enganchada, pudimos capturarla y retirar con cuidado el anzuelo.

¿Hubo alguna experiencia divertida en las Islas?

Cuando sólo hay 4 personas en una pequeña isla sin contacto con el exterior durante 7 meses, uno tiene que crear su propia diversión. Tuvimos un montón de noches temáticas cuando todos nos vestíamos con trajes diferentes. El Señor de los Anillos, Star Wars, Super héroes… Posiblemente el momento más divertido fue un viernes por la tarde cuando durante una limpieza a fondo de la base, Robbie, nuestro técnico fue descubierto aspirando el pasillo mientras llevaba una peluca rubia y un vestido. ¡Sin duda, nos hizo reír a todos!

Bird Island research station team
El equipo de la base de investigación de la Isla Pájaro (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
¿Podría describirnos sus 2 ó 3 lugares favoritos en las Islas?

Yo no fui muy a menudo el extremo oriental de la isla, Farewell Point, pero era quizás uno de mis lugares favoritos porque estaba lejos de mis sitios de estudio. Hay un camino bastante bueno para llegar allí, lo que hace la diferencia de la escalada diaria a través de los matorrales. Estar en el extremo de la isla es muy agradable. Poder mirar hacia del mar y, al ser un área fuera de mis zonas de estudio, hace que sea mucho más fácil relajarse.

Click on the image above to see the 360° picture of Farewell Point (Courtesy of: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Y otra vez click en la imagen de arriba para ver la foto de 360° de Farewell Point (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)

Otro lugar favorito es donde elegí almorzar cada día durante la primavera. En el borde de mi área de estudio de petreles gigantes, encima de algunos acantilados escarpados mirando hacia abajo hacia una pequeña ensenada, escondido entre los matorrales para escapar del viento frío. Mirando al mar podía ver las Islas Willis, observaba las nubes y las nevadas acercándose desde el mar. A la izquierda, una colonia de albatros de cabeza gris se estaba llenando lentamente con adultos que coqueteaban entre sí y reconstruían sus nidos. A la derecha “Big Mac”, una colonia de pingüinos macaroni con 40.000 que llegaban a reproducirse de manera constante durante el verano.

The night sky at Bird Island
El cielo de la Isla Pájaro (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
¿Cuáles fueron sus plantas y animales favoritos en las islas?

Mi pájaro favorito tiene que ser un Petrel Gigante. Son depredadores impresionantes y pueden rasgar fácilmente el cadáver de una foca o un pingüino. Al mismo tiempo se pueden mostrar increíblemente tiernos con el mismo pico. También se han acostumbrado bastante a ser monitoreados y no tienen miedo de la gente, esto significaba que a menudo vienen muy cerca de ti e incluso tratan de acicalarse en tu brazo, o echan un vistazo por la manga de su abrigo.

me with a giant petrel
Un petrel gigante y yo (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Southern Giant Petrel and chick on Bird Island
Petrel austral gigante y su cría en la Isla Pájaro (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Giant Petrel and a seal carcass
Petrel gigante y el cadáver de una foca (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
En su opinión, ¿qué hace a las Islas Georgias del Sur un lugar único en el mundo? ¿Qué se puede ver allá que no puede encontrarse en ningún otro lugar del planeta?

La Isla Pájaro es un lugar muy importante para el estudio de las aves marinas. Se están realizando seguimientos de los albatros en la isla desde la década de 1950. El número de animales silvestres que se reproducen aquí es inigualable en cualquier otro lugar en el mundo. 50.000 parejas de pingüinos, 65.000 de lobos marinos, 14.000 de albatros y alrededor de 700.000, sí, setecientos mil, pequeños pájaros de madriguera como petreles y priones.

Snowy Sheathbill
Paloma Antártica (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Grey-headed Albatross
Albatros de cabeza gris (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Macaroni Penguin colony on Bird Island
Colonia de pingüinos macaronis en la Isla Pájaro (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Macaroni Penguins and chick
Pingüinos macaronis (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Leopard Seal and Fur Seal pup on Bird Island
Foca leopardo y lobo marino en la Isla Pájaro (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
Gentoo Penguin moulting
Pingüino Juanito (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
South Georgia Pipit on Bird Island
Cachirla Subantártica en la Isla Pájaro (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
¿Podría compartir con nosotros algunos de los hallazgos de su investigación en la isla?

El seguimiento a largo plazo de las poblaciones de pingüinos en las islas subantárticas revela un cuadro complejo. En los últimos 30 años, las poblaciones de pingüinos adelaida en las Islas Orcadas del Sur han fluctuado y actualmente se encuentran en declive, mientras que las poblaciones de pingüino barbijo han disminuido significativamente y los números de pingüinos juanitos se han incrementado. En las Georgias del Sur, la población de pingüinos macaroni ha disminuido de 2,5 millones de parejas reproductoras en la década de 1970 a casi 1 millón en la actualidad. Los pingüinos rey han aumentado de unos pocos cientos en la década de 1920 a más de 450.000 en la actualidad. Más al sur, los pingüinos emperador, que se reproducen en el hielo marino que rodea la Antártida continental, también han experimentado un descenso en número durante las últimas décadas – hasta un 50% en algunas partes y una de las colonias de pingüino emperador más al norte en una pequeña isla en alta mar cerca de la Península Antártica se cree que ha desaparecido por completo (Fuente).

¿Cree que los turistas regulares deben ser permitidos en las islas? ¿Por qué?

El turismo es muy importante para las Islas Georgias del Sur. Genera un ingreso para el gobierno, y educación para las personas que las visitan. El Gobierno de las Islas Georgias del Sur y las Islas Sandwich del Sur ha sido muy cuidadoso en permitir visitantes sólo en ciertas áreas para proteger el hábitat de la vida silvestre delicada y vulnerable. Existen normas estrictas que los turistas tienen que cumplir para que no afectar a la fauna y medidas de bioseguridad para evitar la introducción de especies invasoras. El objetivo es que al ver la increíble vida salvaje y el paisaje, los visitantes a las Georgias del Sur entiendan mejor por qué es importante proteger el medio ambiente y hacer todo lo posible para salvaguardarlo para el futuro.

The view from Bird Island to the mainland of South Georgia
Isla Georgia del Sur vista desde la Isla Pájaro (Cortesía de: Alastair Wilson, British Antarctic Survey)
¿Hay alguna información adicional que quiera compartir con nosotros?

El British Antarctic Survey tiene un excelente sitio web donde se puede encontrar una gran cantidad de información acerca de las diferentes bases antárticas y subantárticas británicas y sobre el trabajo que se lleva a cabo allí.


Y hasta aquí llegamos con Alastair y su viaje por las Georgias del Sur. Espero que lo hayan disfrutado y, antes de irse, pásense por las entrevistas anteriores si no lo han hecho:

Y claro, pendientes porque pronto llega la siguiente desde otra isla remota de nuestro planeta… Les dejo un dato: estoy dejando las más remotas y las más extrañas para el final. Estoy seguro que les van a encantar. Nos vemos en una próxima oportunidad y, como siempre, ¡adiós pues!

PD: Si les gustó la entrada, péguele una meneadita aquí 🤓